26 feb. 2010

Los motores con tecnología TCe de Renault


Conocidos con la sigla TCe (Turbo Control efficiency), estos motores de gasolina turbo con carácter tónico, ofrecen una vivacidad desde los regímenes más bajos y un aumento de la potencia franca y fácil. Se han optimizado para dar potencia desde los regímenes más bajos. Económicos, ofrecen un coste de uso y de mantenimiento situado entre los mejores del mercado. La gama TCe consta de tres
motores: TCe 100, TCe 130 y TCe 180.

El más reciente de los motores de gasolina de Renault, el TCe 130, se ofrece desde la primavera de 2009. Desarrollado en el marco de la Alianza Renault-Nissan, muestra a la perfección la experiencia adquirida en el área del downsizing. Con la potencia de un motor 1.8 l (130 CV), el par de un motor 2.0 l (190 Nm) y unas emisiones de CO2 inferiores al motor 1.6 l, este nuevo bloque con una cilindrada de 1.397 cm3 se muestra particularmente sobrio y respetuoso con el medio ambiente.
Según las versiones, estos motores se podrán acoplar a una caja de velocidades manual o automática de cinco o seis marchas y compatibles con los biocarburantes, tanto para el bioetanol como para el biodiesel.



TCe 100
Renault ha comercializado a primeros de 2007 el motor gasolina TCe 100 (74 kW), destinados a los vehículos de los segmentos A y B de la marca (Twingo, Clio y Modus). Dedicado al placer de conducción, este bloque de 1.149 cm3 presenta un consumo de una motorización de su cilindrada con la potencia de un motor 1.4 l y el par de un 1.6 l.

Incorpora un turbo de baja inercia y ha sido desarrollado para convertirse en referencia en cuanto a prestaciones y consumo dentro de su categoría. Con solamente 5,7 l/100 km y unas emisiones limitadas a 138 g/km de CO2, en el Renault Clio III, se presentaparticularmente sobrio y respetuoso con el medio ambiente. El motor TCe 100 anticipa una potencial renovación del interés por las motorizaciones de gasolina al pasar a la norma Euro 5. Está asociado a una caja de cambios manual de 5 marchas (JH3) y se fabrica en la factoría de Douvrin, en Francia.


TCe 130
El TCe 130 (H4Jt), es la muestra perfecta de la experiencia adquirida por el constructor en el apartado del downsizing. Con la potencia de un motor 1.8 l (130 CV – 96 kW) y el par de motor 2.0 l (190 Nm), este nuevo bloque de 1.397 cm3 se muestra particularmente sobrio y respetuoso con el medio ambiente.

Desarrollado en el marco de la Alianza Renault-Nissan, el TCe 130 es el fruto de las sinergias entre los dos constructores: la experiencia de Nissan en el desarrollo de motores de gasolina y la experiencia adquirida por Renault en materia de combustión y de sobrealimentación. Derivado de los motores atmosféricos HR15 y HR16, bloques de 1.5 l y 1.6 l, disponibles en la gama Nissan, este nuevo motor TCe 130 posee un cárter de aluminio y un turbocompresor de tipo "flujo simple". El perfil de los conductos de admisión se ha modificado respecto al motor atmosférico. Con este nuevo conducto, el flujo de aire crea un torbellino en la cámara de combustión, lo que mejora la homogeneidad de la mezcla para una mejor combustión. Este movimiento de aire, denominado «tumble», favorece la propagación de la llama y optimiza así el par a bajo régimen, sin perjudicar las prestaciones a alto régimen. Un decalador del árbol de levas de variación continua en la admisión mejora el rendimiento en todas las franjas de utilización y contribuye a reducir el consumo. Los pistones son enfriados mediante surtidores de aceite, para evacuar las calorías debidas a las solicitaciones termomecánicas inherentes al aumento de la prestación y a la presión de combustión.

El motor Renault TCe 130 está situado en el mejor nivel de su categoría en lo relativo a coste de utilización y de mantenimiento. Su cadena de distribución favorece el confort acústico a la vez que da preferencia a la fiabilidad y la duración con una garantía llevada a 300.000 km. Los intervalos del cambio de aceite son cada 30.000 km (o cada dos años). El filtro de aceite se sustituye cada 30.000 km (o cada dos años), el filtro de aire y las bujías cada 60.000 km (o cada cuatro años) y la correa de accesorios, cada 150.000 km (o cada seis años).


- Un motor comprometido con el Medio Ambiente
El nuevo producto es fruto del denominado "downsizing" que tiene como objetivo conseguir una mayor potencia a baja cilindrada y con menor consumo. En este caso, con 130 caballos y un par de 190 Nm, el TCe130 emite 153 gramos de CO2/Km. Se trata de un motor que ofrece un gran dinamismo, caracterizado por una aceleración firme y continua desde los regímenes más bajos, gracias a la asociación entre una baja cilindrada y un turbo de inercia reducida que proporciona una mayor potencia y un menor consumo.

- Bajo coste de mantenimiento
Lo más novedoso en el TCe130 es el efecto "tumble" de su cámara de combustión, que asegura una mayor homogeneidad en la mezcla de carburante y una mejor combustión. Este motor lleva incorporadas una serie de mejoras, que reducen significativamente el coste de mantenimiento: Como la distribución por cadena, en lugar de por correa, lo que evita su necesidad de sustitución, con el consiguiente ahorro para el consumidor.

Este motor está asociado a una caja de cambios manual de 6 marchas (TL4). Se fabrica en la factoría de Valladolid, España.


TCe 180
El motor TCe 180 (132 kW) de Renault es una nueva evolución del bloque con 1.998 cm3 gasolina turbo (motor F4Rt) que ofrece un placer de conducción sin igual. Dotado de un par de 300 Nm a 2.250 r.p.m., muestra una reactividad excepcional y una gran flexibilidad a bajo régimen, gracias al turbo twin scroll asociado a un decalador en la admisión que optimiza el llenado de aire del motor y permite tomar velocidad a la turbina. El turbo reacciona inmediatamente a la menor solicitación del acelerador, y esto desde las 1.200 r.p.m. Responde a la norma Euro 5.

Este motor está asociado a una caja de cambios manual de 6 marchas (PK4). Se fabrica en la factoría de Cléon, Francia.


OCS (Oil Control System): para un mejor coste de utilización
Tras haber sido introducido en la gama dCi, el OCS (Oil Control System) se encuentra disponible en los motores TCe 100 y TCe 130. Este dispositivo gestiona, a través del calculador de control del motor, las periodicidades de mantenimiento. Según la utilización del vehículo, y en caso de condiciones intensivas (circulación exclusivamente urbana de tipo «puerta a puerta»), una alerta en el cuadro de instrumentos invita al automovilista a proceder al cambio de aceite anticipado. El OCS permite mostrar un intervalo de cambio de aceite competitivo que protege a los automovilistas que no se ajusten a utilización clásica. El OCS es un algoritmo que tiene en cuenta sobre todo la velocidad del vehículo y el número de vueltas del motor. El OCS se generalizará a todas las mecánicas TCe y dCi de la gama Renault.

Fuente: Renault / Revista Coche