8 mar. 2016

Más de 70.000 conductores no sabe qué tipo de combustible usa su coche, si gasolina o gas-oil


Cada año, en nuestro país, más de 72.700 conductores se equivocan al echar el combustible correcto en su coche. Para ello, el RACE ha analizado más de 1.100.000 asistencias realizadas durante el año 2015, trasladando este cálculo a la totalidad del parque de turismos, motos y furgonetas de España (excluyendo camiones y otros coches con una casuística muy baja). Entre las consecuencias derivadas de estos errores se encontrarían las averías mecánicas en el coche, sobre todo daños graves en el sistema de alimentación, bombas y filtros, así como el problema medioambiental que supone no tratar de forma correcta el combustible desechado si no se trata de acuerdo con las normas de reciclaje correctas. ¿Qué se puede hacer?

El RACE ofrece su cobertura a más de 7,3 millones de coches en España, con distintos niveles de asistencia según modalidades de socio o cliente. Uno de los que el Club pone a disposición de los conductores es la ayuda en el caso de equivocación al repostar nuestro coche, al confundir el tipo de combustible que necesita nuestro coche. Mediante el cálculo de los casos atendidos por el Club de Automovilistas, y en relación al parque de turismos, motos y furgonetas que circulan por España, se calcula que cada año más de 72.700 conductores se habrían confundido en la estación de servicio al repostar.



¿Qué puede suceder si nos equivocamos? Si nos damos cuenta del error en la propia estación de servicio, podemos minimizar sus consecuencias, ya que se puede actuar de forma rápida (consulta los consejos que encontrarás al final de esta nota). El problema lo tenemos si circulamos con el combustible equivocado, lo que puede provocar daños de importancia en el coche, según el tiempo o los kilómetros recorridos. Pero no es el único problema. Muchas veces, en un intento de vaciar el depósito sin la técnica adecuada, podemos dañar manguitos, filtros o componentes del sistema de alimentación. Y lo que es peor, corremos el riesgo de sufrir un incidente grave o una explosión, ya que no se controlan los gases que emanan del combustible al aire, ni se realiza teniendo en cuenta la electricidad estática o el equipo de protección personal adecuado.

Un error cada vez más frecuente
Si tenemos en cuenta los datos manejados por el RACE, y para el mismo perfil de cliente analizado, durante el año 2015 aumentaron al menos un 15% los casos de conductores que llamaron al Club de automovilistas para avisarnos de un error en el repostaje. Una cifra que no tiene en cuenta, por falta de datos, a todos los conductores que no llaman a su asistencia e intentan extraer manualmente el combustible, con los problemas antes comentados.

En la mayoría de los casos, la asistencia en carretera de nuestro aseguro nos ofrecerá llevarnos nuestro coche a un taller profesional, lo que, además de dejarnos sin coche durante un tiempo, con la necesidad de buscar un medio de desplazamiento alternativo, procederán a desmontar el depósito, bombear la gasolina equivocada y sacar el filtro principal, que es lo que en el mejor de los casos supondría la reparación, implicando un importante gasto. ¿Existe otra opción?

Si te equivocas de combustible, el RACE te ayuda
Ahora, si un conductor se equivoca de carburante puede solicitar el nuevo servicio de "Asistencia para extracción de combustible" del RACE: con solo una llamada, resolveremos el problema en 50 minutos. De momento, y por implantación de los equipos, está disponible en Madrid, Barcelona, Sevilla, Murcia, Valencia y Bilbao, y próximamente, en toda España.

¿Qué haremos para ayudarle?
- Con nuestro coche multi-prestación RACE 10 se extraerá el combustible del depósito, así como posibles restos en el motor.
- Una vez comprobado el vaciado del depósito, rellenaremos con 5 litros del combustible correcto para limpiar el motor hasta el llenado completo del depósito, que se debe hacer lo antes posible.
- Posteriormente, una vez consumida la cuarta parte del combustible del depósito, se recomienda que se rellene nuevamente hasta completar la capacidad del mismo.

Qué puede pasar a nuestro coche si nos equivocamos en el combustible y circulamos:

- Si echamos gasóleo en un motor gasolina: Es más difícil, porque las mangueras de gasóleo son más anchas que las de gasolina. Pero si nos equivocamos, y el repostaje de gasóleo supera el 5%, el motor comenzará a tener síntomas y puede resentirse. Hay que vaciarlo y limpiar con minucioso detalle el depósito.
- Si repostamos gasolina en lugar de gasóleo: Se verían afectados gravemente sistemas como el filtro o la bomba de inyección del motor Diésel, que en el caso de verse dañada por circular con el combustible incorrecto, habría que sustituirla. Lo mejor es avisar a la asistencia para que nos revisen el coche en un taller, donde los técnicos comprobarán el daño de la bomba y vaciarán el depósito.

Consejos
- Si ha detectado el problema en el propio surtidor, NO MOVER EL COCHE, ni siquiera introduzca la llave en el contacto, para evitar que entre el combustible equivocado en el circuito y la bomba.
- Informa de la situación a los responsables de la estación de servicio, para que cierren la zona y avisen al resto de conductores que esperan para repostar.
- Fuera de la zona de los surtidores, en un espacio seguro, avisar a la asistencia en carretera del problema, para que envíen la ayuda. Sigue sus instrucciones.
- Informar del error, aportar todos los datos de localización y de modelo de coche.

Si se produce en carretera
- El coche empezará a dar problemas (tirones, pérdida de potencia…). En este caso, el riesgo de que se produzcan daños graves en el coche es muy alto.
- Parar en un lugar seguro, y si tiene que salir del coche, ponerse el chaleco, señalizar la zona, y llamar a la asistencia.

Lo que nunca se debe hacer
- No intentar hacerlo utilizando medios poco seguros (mediante una pera o aspirando un tubo de goma). Sacar el combustible de un coche es una situación que supone un riesgo. Para ello se requieren una medidas de seguridad, que incluyen una ropa especial y el seguimiento de un estricto protocolo, como balizar la zona y buscar tomas de tierra.
- Si deja que una persona sin cualificación técnica intente solucionar el problema, como abrir un manguito cerca del filtro de combustible, puede generar más problemas.
- Intentar sacar el combustible sin los medios adecuados puede provocar un derrame, con el alto riesgo de incendio o explosión (sobre todo en una estación de servicio).
- Nunca permita que tiren el combustible a una alcantarilla, ya que podría estar incurriendo en un posible delito medioambiental.

Datos y porcentaje de casos de error en el repostaje. Diferencia 2015 / 2014:

Grupo por percance Asistencias 2015 % sobre el total fallos Dif. 2015 / 2014
Gasolina por gasoil 5.539 57,3 % 13,8 %
Gasoil por gasolina 4.127 42,7 % 16,9 %
Total casos 9.666 100 % 15,1 %
Total vehículos cubiertos con asistencia en combustible 2015 Total de vehículos cubiertos por el RACE en España 2015
3.620.268 7.261.000


| Fuente: RACE | Alcance: España

Accede a nuestro foro: