4 nov. 2014

Los coches eléctricos empiezan a ganar clientes

Gracias al impulso de planes de ayuda como el Movele y el PIVE, las ventas de este tipo de coches continúan en aumento.


Las matriculaciones de coches eléctricos puros se situaron en 784 unidades hasta octubre, lo que supone un incremento del 4,9% en lo que llevamos de año, gracias al impulso de los incentivos a la compra puestos en marcha por la Administración Pública, según datos del Instituto de Estudios de Automoción (IEA) para la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (GANVAM).

En este sentido, Ganvam -que representa a 4.600 concesionarios/servicios oficiales y 3.000 compraventas- considera que la continuidad de iniciativas como el Movele o el recientemente agotado Plan PIVE son indispensables para que la tasa de crecimiento se mantenga en los próximos ejercicios y haga despegar definitivamente la llamada "movilidad sostenible".




Ciertamente, los datos ponen de manifiesto que la tecnología eléctrica representa todavía una demanda residual, abarcando únicamente el 0,1% de las matriculaciones totales; nada que ver con los híbridos no enchufables de gasolina que, con 8.982 unidades comercializadas hasta octubre (+16,9%), se afianzan como principal alternativa a las motorizaciones tradicionales.

De esta forma, los vendedores consideran que pese al innegable potencial de futuro del vehículo eléctrico por su bajo coste energético –apenas 1,5 euros por cada 100 kilómetros-, todavía deberá salvar varios obstáculos antes de convertirse en una opción de compra masiva.

Si bien es cierto que cada vez existe una variedad de modelos más amplia o una mayor autonomía, todavía hay que superar determiandas barreras como la escasez de postes públicos para alimentar la batería o la excesiva duración del tiempo de recarga, principal caballo de batalla para el 46% de las empresas, según datos del Observatorio del Vehículo de Empresa (CVO) de Arval.

En opinión de Ganvam, si se superan estas trabas, las grandes empresas y el sector público se fijarán en esta tecnología, actuando como verdaderos motores del despegue del coche eléctrico, ya que al impulsar su incorporación en el parque a través de sus flotas corporativas, actuarán como ejemplo a pie de calle para los particulares.

Según el presidente de Ganvam, Juan Antonio Sánchez Torres, "también hay que tener en cuenta que el todavía reciente lanzamiento de estos modelos impide conocer cuál será su futuro valor residual en el mercado de usados, lo que genera incertidumbre, lastrando las compras por parte de grandes empresas y operadores de renting que prefieren invertir sobre seguro en la renovación de sus flotas".

| Fuente: Ganvam | Alcance: España