3 jul. 2014

En un cuarto de siglo ya no habrá coches a gasolina en las competiciones del motor


Dunlop, la marca líder de neumáticos, ha llevado a cabo una encuesta para descubrir qué opina la gente sobre el combustible que utilizarán los coches de carreras del futuro. La encuesta animaba a los participantes a compartir sus ideas sobre el futuro de los sistemas de transmisión en los próximos 25, 50 y 125 años como parte del proyecto Dunlop Future Race Car Challenge.

Los participantes de diferentes orígenes y nacionalidades están de acuerdo: una gran mayoría (79%) piensa que el uso de la gasolina y el diesel será una cosa del pasado en sólo 25 años. Además, la mitad de ellos (48,8%) piensa que los coches funcionarán exclusivamente con electricidad dentro de este plazo.




Si nos vamos a la predicción para dentro de 50 años, casi la mitad de los participantes (45,5%) esperan que la electricidad se vea superada por el uso de hidrógeno como fuente de energía. Y posteriormente, en 125 años, la mayoría de los encuestados (53%) creen que el agua, aire y otras sustancias actualmente desconocidas harán que funcionen los coches.

A pesar de este sentir unánime, una mirada cercana de los datos demuestra ligeras diferencias entre países. Por ejemplo, los daneses son los más unidos a la gasolina/diesel y son la única nación que cree que esto seguirá siendo nuestro principal combustible en 25 años (66%); asimismo, tanto daneses como alemanes (83% y 62% respectivamente) no creen que los coches propulsados ??por hidrógeno se hagan populares alguna vez y piensan que pasaremos directamente desde la electricidad a otras fuentes de energía todavía desconocidas.

La mayoría de los países (incluyendo España, Polonia, Italia y Reino Unido) creen que en 50 años nos moveremos por hidrógeno y en 125 años tendremos una combinación de hidrógeno y otros combustibles. Sin embargo, los portugueses opinan que utilizaremos coches eléctricos durante mucho más tiempo (46%), cambiando al hidrógeno sólo en 125 años y dejando "otros carburantes" para un futuro aún más lejano (51%).


Por otro lado, los franceses creen firmemente que en 125 años utilizaremos principalmente "otros carburantes" para que funcionen nuestros coches (57%), y son los más creativos a la hora de sugerir qué alternativas podrían ser: desde las sugerencias más populares como el agua, energía solar y nuclear, hasta las menos como el aire, los campos magnéticos, basura reciclada e incluso aceite vegetal.

Al comentar los resultados de las encuestas, James Bailey, Director de Comunicación y Relaciones Públicas de Dunlop Motorsport para EMEA, dijo: "Estamos viendo que los participantes sugieren que los combustibles sirvan tanto para coches de competición como para los de calle de hoy en día, incluyendo electricidad e hidrógeno".

Además, Bailey añadió: "El Dunlop Future Car Challenge ha brindado a los fans del motor y a los expertos un foro para compartir opiniones e ideas sobre la evolución de las carreras. Hemos vistos muchos cambios desde que Dunlop ganó su primera carrera hace 125 años, pero muy pocas veces hemos tenido la oportunidad para focalizarnos en un futuro tan lejano, por eso cuando tenemos la oportunidad de hacerlo, resulta realmente emocionante".

El Dunlop Future Race Car Challenge es una reflexión; un proyecto de diseño colectivo que explora el futuro de los coches de carreras, mostrando algunas de las innovaciones que Dunlop ha visto en sus 125 años de historia, desde que transformó los deportes de motor al inventar el neumático con cámara.

Con la colaboración de GreenGT, BAE Systems, Imperial College London y Flybrid Automotive (parte del Grupo Torotrak), Dunlop trae una oportunidad única y emocionante para los aficionados y amantes de compartir sus pensamientos e ideas de diseño de la aerodinámica futurista, transmisiones, frenos y neumáticos.

Un conocido diseñador de coches, que se anunciará el 10 de julio, combinará las mejores sugerencias y bocetos en un diseño innovador que dará vida al "coche de carreras del futuro". El diseño final se comunicará el 31 de julio.

| Fuente: Dunlop