12 nov. 2014

A la hora de buscar autoescuela lo único que se suele tener en cuenta es la proximidad

La mayor preocupación de los padres es que sus hijos aprendan a conducir en situaciones adversas.


De acuerdo con el nuevo estudio llevado a cabo por Goodyear para Europa, Oriente Medio y África, casi la mitad de los padres de los conductores jóvenes españoles (48%) considera que es difícil tomar una decisión informada sobre la calidad de las autoescuelas, lo que lleva a un 62% de ellos a elegir la autoescuela sólo por razones de proximidad. Estas cifras son similares a las que el nuevo estudio realizado por Goodyear ha recogido del conjunto de los padres europeos.

De acuerdo con la investigación de Goodyear, la tendencia de elegir la autoescuela por criterios de proximidad es particularmente fuerte en Austria (71%), Alemania (72%) y Francia (69%).



Fatima Pereira Da Silva, consultora de Traffic Psychology International piensa que Europa debería establecer unos estándares mínimos para las autoescuelas que fueran adoptados por todos los países. Pereira señala: "Ya que los padres eligen la autoescuela básicamente por razones de distancia desde sus hogares y no por razones de calidad, cada autoescuela debería responder a un cierto nivel. Establecer este estándar de calidad debería ser una labor a realizar a nivel europeo".

Las otras razones de los padres españoles para elegir autoescuela son, por este orden, recomendación personal (41%), precio (40%), cualificación de los profesores (25%), y otras razones como disponibilidad de profesores, recomendación online o anuncios que suman un 20%.

Con respecto precisamente al tema del precio, que es el tercer criterio a considerar, la mayoría de los padres europeos (80%) están de acuerdo con que las autoescuelas son caras, una cifra similar a la de padres españoles que piensan lo mismo (82%).

John Lepine, Presidente de la Federación Europea de Autoescuelas (EFA) comenta: "Algunos padres creen que las clases de conducir son caras. Recomendaría a los padres que no pensaran en el coste de clases particulares sino que se concentraran en el valor de su inversión al dar a sus hijos una cualificación de por vida. Desde la EFA se está trabajando duro para asegurar que se establecen unos estándares mínimos de calidad para autoescuelas y profesores. Entre padres y profesores, hay muchos puntos en común con respecto a la forma de aprender a conducir y nosotros tratamos de trabajar sobre esas áreas".

Como curiosidades, los padres checos son los que más eligen basándose en las recomendaciones personales (58%), mientras que en Turquía es la publicidad la que determina la elección en un 44% de los casos, algo que también sucede en Rusia (33%).

Goodyear ha llevado a cabo una amplia encuesta entre más de 6.800 padres de conductores nóveles europeos (entre 16 y 25 años) de 19 países diferentes a fin de entender mejor la actitud de los padres hacia la seguridad vial, tanto a la hora de dar ejemplo al volante, como de ayudar a sus hijos cuando aprenden a conducir. Esta investigación es la base de la nueva edición del Libro Blanco de Goodyear "La seguridad vial es lo primero: Mejorar la seguridad vial para conductores jóvenes".

La importancia de los contenidos referentes a la conducción con climatología adversa
Cuando Goodyear preguntó sobre si a los padres les parecían apropiados los contenidos abordados durante las clases de conducción, encontró que a una mayoría destacada de padres españoles les gustaría introducir como parte de la formación de sus hijos, más clases en condiciones climatológicas adversas (72%) y de resolución de emergencias (70%). Los propios padres de los conductores noveles muestran una falta de confianza al conducir en estas condiciones de clima adversas y sólo el 18% de padres españoles manifiesta que se siente tranquilo o muy tranquilo conduciendo con mal tiempo.

Las opiniones de los padres sobre conducir con mal tiempo tienen eco también en los conductores jóvenes. En 2012, cuando Goodyear realizó la encuesta entre los conductores jóvenes, el 42% manifestaba que su formación no era suficiente para afrontar la conducción en situaciones de lluvia intensa cuando existe un riego real de aquaplaning.

La mayoría de los profesores también están de acuerdo (63%) en que las clases en situaciones de tiempo adverso son importantes. Sin embargo, sólo uno de cada dos (51%) ha enseñado a sus alumnos a mantener su coche seguro en condiciones climatológicas contrarias.

Olivier Rousseau, Vicepresidente de Neumáticos de Turismo de Goodyear para Europa, Oriente Medio y África, señaló: "La habilidad para conducir de forma segura en condiciones climatológicas extremas tales como con fuertes lluvias, aquaplaning, nieve, hielo, aguanieve y niebla, es un prerrequisito muy importante para lograr una futura conducción segura. La tecnología de los vehículos modernos tales como ESP, ABS y los neumáticos Premium de invierno y verano, contribuyen significativamente a la seguridad de los conductores, lo que junto a la formación de los mismos impacta de forma decisiva en la seguridad vial".

Goodyear ha contado con varios colaboradores en este estudio. Los psicólogos de Traffic Psychology International han ayudado con el desarrollo del cuestionario y sus comentarios expertos sobre la investigación. La Asociación Europea de Padres también ha contribuido con su experiencia.

Cuando ha sido necesario, los principales hallazgos se han apoyado en comentarios de colaboradores expertos de Goodyear en materia de seguridad vial, así como en otras estadísticas que respaldan el análisis.

Este estudio sobre la opinión de los padres de conductores noveles se basa en estudios previos relativos a jóvenes conductores y seguridad vial. En 2012, Goodyear encargó una encuesta que se realizó en toda Europa a más de 6.400 conductores jóvenes para estudiar su comportamiento hacia la seguridad vial. En 2013, la compañía volvió a encargar un estudio, esta vez sobre las opiniones de los profesores de autoescuela.

| Fuente: Goodyear