23 sept. 2014

Opel recuerda los 40 años del Concept Kadett OSV 40


Hace exactamente 40 años, Opel mostró su idea de un coche compacto seguro en la II Conferencia Técnica Internacional sobre la Seguridad Mejorada de Vehículos, celebrada en Londres. Los ingenieros disponían de un Kadett C, presentado el año anterior, y pudieron dejar volar su imaginación en lo que a materia de seguridad se trataba. Los técnicos tuvieron libertad para elegir su nombre y escogieron OSV (Opel Safety Vehicle - Vehículo de Seguridad Opel) y el número 40 coincidía con la velocidad en millas por hora a la que el vehículo estaba diseñado para resistir un impacto frontal. A pesar de todas las medidas de seguridad con las que contaba, el coche no pesaba más de 1.000 kilos.

"No arranques sin el cinturón de seguridad", fue el eslogan de una campaña realizada en 1974 en Alemania para persuadir a los conductores del uso del cinturón de seguridad. Dos años después, el uso del cinturón de seguridad se convirtió en obligatorio y en 1984 ya se prescribían multas por no usarlo. Opel, incluyó cinturones de seguridad de serie en sus vehículos desde el año 1973, y al año siguiente dio una visión adelantada en lo que a tecnología de seguridad se basaba, a través de un concepto muy próximo al Opel Kadett C de producción, que superó un impacto frontal a unos 65 km/h (40 mph) y allanó el camino para el desarrollo de nuevas soluciones de seguridad. La velocidad de impacto expresada en millas, también formó parte del nombre de este Opel Kadett: OSV 40. El Opel Astra actual demuestra la evolución desde aquellos días, cosechando los logros de 40 años de desarrollo para convertirse en un referente de la seguridad para sus pasajeros y de su equipamiento ultra-moderno de sistemas de asistencia.




Energía de impacto absorbida por espuma de poliuretano
Lo primero que llama la atención son los voluminosos pasos de rueda del OSV 40 respecto a un coche moderno, y es que los guardabarros estaban rellenos de espuma de poliuretano que proporcionaban gran capacidad de absorción de energía de impacto. En el frontal, fueron utilizadas piezas rellenas de esta espuma que por encima de ocho kilómetros por hora permitían una rotura de forma controlada. La espuma de poliuretano absorbe tanta energía que impactos por debajo de esa velocidad solamente tenían como resultado pequeñas deformaciones y así se creó el guardabarros que se "auto reparaba".

Los ingenieros también llenaron las cavidades de los marcos de las puertas con espuma de poliuretano con el fin de crear un aumento en la seguridad tras un impacto lateral. Se realizó un blindaje en partes clave del techo, y los respaldos de los asientos se fijaron al techo mediante un sistema de cinturones que aun permitía el reglaje común de los asientos. Estas medidas incrementaron considerablemente la estabilidad y robustez del habitáculo. El parabrisas, de cristal laminado, también era pegado y sellado a la carrocería, también con el fin de incrementar la rigidez e integridad del coche.

El interior también reflejaba un acercamiento a la seguridad
En el interior del coche, todas las superficies que pudieran colisionar con los ocupantes en caso de accidente estaban cubiertas por dos centímetros de espuma de poliuretano. La columna de dirección estaba construida con un ángulo adicional para mayor protección.

La seguridad también estaba presente en el habitáculo del OSV 40. La consola central contaba con un sistema de alertas desarrollado por Hella que controlaba 11 funciones y mostraba diversos posibles errores asociados al sistema de iluminación del vehículo. Cuatro luces situadas en la parte trasera del coche indicaban una frenada de emergencia, y también se duplicaron como luces de peligro. Dada su elevada altura, eran fáciles de ver por los conductores que circulaban detrás. El espejo retrovisor dividido permitía una excelente visión permitiendo reducir la zona de ángulo muerto al mínimo.

Los asientos delanteros fueron ampliados de tal forma que construyeran una frontera respecto al compartimiento trasero. Los soportes laterales de los asientos, especialmente colocados a la altura de los hombros, prevenían que los ocupantes colisionaran entre sí en caso de impacto. Los reposacabezas delanteros de estilo minimalista aseguraban que el conductor tuviera una buena visión posterior, así como el sistema de cinturones de retención en la parte trasera del coche. Los cuatro asientos del OSV 40 disponían de cinturones de 3 puntos, incluso los delanteros ya disponían de un sistema automático de retención.

Todas las pruebas de choque pasadas con gran éxito
El OSV 40 consiguió todos los objetivos durante los crash tests: Las cuatro puertas todavía abrían sin necesidad de herramientas especiales tras un impacto a 65 km/h (40 mph) contra una superficie sólida. La parte delantera absorbía tan bien la energía que tras el impacto se redujo en 50 centímetros. El OSV 40 era igualmente impresionante durante una colisión frontal con un poste a 50 km/h, un impacto trasero, un impacto lateral y durante el ensayo de vuelco a 48 km/h.

Opel Astra: Sistemas de seguridad innovadores
El compacto de referencia de Opel muestra cómo de dinámico ha sido el desarrollo comenzado en 1974. Además de la resistencia estructural que se espera, el Opel Astra ofrece muy amplias características de seguridad pasiva y una serie de sistemas de asistencia al conductor ultra-modernas que aumentan la seguridad y comodidad para los conductores y pasajeros de manera decisiva.

La segunda generación de la cámara frontal Opel Eye es la base para los sistemas de asistencia al conductor. Los ingenieros optimizaron la Alerta por Cambio de Carril (LDW) y el sistema de reconocimiento de señales de tráfico (TSA). La cámara es capaz de procesar numerosos niveles de luminosidad y puede reconocer señales dinámicas tipo LED. Una asistencia adicional en combinación con la cámara frontal Opel Eye es el indicador de distancia de seguridad (FDI), que nos enseña en segundos a que distancia tenemos el vehículo de delante.

El Control de Crucero Adaptativo mantiene la distancia de seguridad con el vehículo de delante
Incluso más seguro y cómodo: El Control de Crucero Adaptativo basado en un sistema de radar, ayuda al conductor a mantener la velocidad seleccionada y una distancia de seguridad – previamente configurada en cerca, media y lejos - con el vehículo que circula por delante. Cuando el Control Crucero Adaptativo es seleccionado, el radar comprueba la presencia de vehículos en un rango de hasta 150 metros en la parte delantera, y la distancia que existe con el vehículo precedente es mostrada en la pantalla central del cuadro de mandos.

En caso de que el conductor no reacciona a las advertencias audibles y visuales de frenado en una situación crítica y el sistema calcula un impacto potencial, puede frenar el coche de forma automática en un caso extremo. El Opel Astra es frenado con la ayuda de un sistema de frenos que cuenta con las ventajas de la última generación en sistema antibloqueo (ABS) y el extendido programa electrónico de estabilidad (ESP Plus).


Faros delanteros adaptativos: una visión perfecta para cualquier condición
La última generación del sistema de iluminación adaptativa (AFL+) con faros bi-xenon incluye un conjunto de inteligentes soluciones como: asistente de luces largas, iluminación dinámica en curvas, iluminación estática de giro e iluminación adaptativa para cualquier situación de conducción, en cualquier vía y en cualquier condición climatológica mejorando la visibilidad. El diseño en forma de ala de las luces diurnas tipo LED, que están equipadas de serie, ofrecen al Astra de una apariencia distintiva.

Extensivo equipamiento en seguridad pasiva
Incluso si todos los sistemas de seguridad activa alcanzan sus límites, los conductores del Astra pueden confiar en un amplio paquete de seguridad pasiva. Un total de seis airbags se instalan de serie. Si se produce una situación en la que se ha activado un airbag o los tensores de los cinturones de seguridad, las luces de emergencia se activarán de forma automática, así como el desbloqueo de las puertas. Obviamente, el Astra equipa el sistema de liberación de pedales (PRS) patentado por Opel, que desacopla los pedales de forma automática en caso de colisión, reduciendo considerablemente el riesgo de lesión en pies y la parte inferior de las piernas.

Opel OSV 40. Ficha Técnica
- Longitud en mm 4,318
- Ancho en mm 1,580
- Altura en mm 1,370
- Vía delantera en mm 1,330
- Vía trasera en mm 1,301
- Peso en kg 965
- Cilindrada en cm3 1,196
- Potencia máxima en kW (cv) / a rpm 44 (65) / 5,600
- Par máximo en Nm / a rpm 95 / 3,400

Resumen
- El concepto del Kadett C, llamado OSV 40, contaba en 1974 con protección por impacto, sistemas de alerta interior, asientos de seguridad y superaba pruebas de impacto a 65 km/h.
- El primer Opel Safety Vehicle (OSV) supuso un hito en la investigación y desarrollo de la seguridad aplicada al motor.
- Esta responsabilidad ha llegado a nuestros días: el Opel Astra actual equipa sistemas de asistencia ultra-modernos, con cámara, radares y sensores, por ejemplo.

| Fuente: Opel