22 ago. 2014

ZF empieza a fabricar las nuevas cajas de cambio de los BMW Serie 5


Las grandes ventajas de la caja de cambio automática ZF 8HP, cuya producción se inició en 2009, son ya muy conocidas: una reducción del consumo y de las emisiones de CO2 combinado con un mayor confort y una conducción más dinámica. La segunda generación de esta transmisión, disponible desde julio de 2014 en el BMW 520d, ha mejorado aún más estos conceptos. Esta nueva evolución ofrece numerosos avances, una aún mayor reducción del par de arrastre y de las vibraciones y un mayor salto entre las marchas. Esta nueva caja de cambio automática ZF 8HP entrará sucesivamente en otros modelos y va a ser utilizada por otros fabricantes de automóviles de todo el mundo.

"Nuestro cliente BMW demuestra cómo lograr automóviles más eficientes y dinámicos a la vez", dijó Jürgen Greiner, director del departamento de "Desarrollo de Caja de Cambio para Turismos" de la ZF Friedrichshafen. "Nos alegramos mucho de que este fabricante premium sea el primero en emplear la nueva generación de nuestra caja de cambios en un modelo de serie. Con nuestros numerosos avances hemos logrado que esta caja de cambio sea aún más eficiente que la anterior, en total se ahorra de nuevo un 3% de combustible".




La nueva generación de la caja de cambio automática 8 HP tuvo su lanzamiento en el BMW 520d en julio de este año. Se trata del modelo 8HP50, preparado para motores con un par de hasta 500 Nm. Para motores aún más potentes, de hasta 750 Nm, ZF ofrece la variante 8HP75.

Óptimo para "downsizing" y "downspeeding"
La nueva generación de la caja de cambio automática 8HP reúne muchos avances tecnológicos: para cumplir con las crecientes exigencias y adaptarse a la más sofisticada tecnología de los motores, ZF ha optimizado su caja de cambio. Para los motores de combustión hay dos caminos a seguir para lograr cumplir con las cada vez más exigentes reducciones de emisión de CO2 sin reducir el par motor y la potencia: el "downsizing", motores con menos cilindros y menor cilindrada, pero turboalimentados, y el "downspeeding", es decir, la reducción de las revoluciones del motor, alcanzando el par máximo a revoluciones más bajas.

La reducción de las revoluciones del motor exige unas cajas de cambio con mayores saltos entre marchas, por lo que ZF, en su nueva 8HP, ha aumentado los saltos de 7,0 a 7,8 a través de nuevos juegos de engranaje optimizados.

"Ya solo este concepto reduce las revoluciones en unas 50 por minuto en cada una de las marchas, e incluso baja el consumo en un 1%", explica Jürgen Greiner. Además, los expertos de ZF lograron disminuir aún más las pérdidas internas de la transmisión a través de una diferente separación de las láminas: los muelles integrados en las láminas de los elementos de cambio garantizan que los componentes de cambio se abren completamente y de esta manera reducen el par de arrastre. "En la nueva generación hemos reducido las pérdidas en dos terceras partes", recalca Greiner.

Una nueva función minimiza los momentos de marchas lentas: en la reducción de velocidad, y cuando el vehículo está totalmente parado, se abre completamente uno de los embragues. Además, se ha reducido la presión de la bomba de aceite de la caja de cambio automática desde 5 hasta solamente 3,5 bares, por lo tanto requiere menos energía.

Los nuevos motores "downsizing", más eficientes y al mismo tiempo más potentes, precisan adaptaciones para reducir sus diferentes vibraciones. Por esta razón ZF emplea, en todas sus cajas de cambio automáticas 8HP, amortiguadores de torsion especialmente modernos que eliminan de forma muy efectiva las vibraciones procedentes del motor para que no se transmitan a la tracción y a la carrocería. Para cumplir con el "downspeeding", el nuevo convertidor de par ayuda a la tracción hidrodinámica, permitiendo una conducción con el embrague del puenteo cerrado a muy bajas revoluciones.

El desacoplamiento de la transmisión y temporalmente del motor se puede realizar ahora hasta una velocidad de 160 km/h, una fórmula que ayuda mucho a reducir el consumo. ZF también ha mejorado el sistema de parada/arranque (stop-go) de la caja: cuando el vehículo se detiene completamente, el motor se desconecta de inmediato - no como antes tras 1,5 segundos.

Lo que no se reduce es la dinámica de conducción a pesar de la reducción del consumo: el nuevo mando electrónico de la transmisión permite reducciones múltiples intercaladas, con lo que la caja de cambio 8HP reacciona aún de manera más espontánea y dinámica.

| Fuente: ZF