15 jul. 2014

Los neumáticos de Hankook equipan de serie al nuevo Mercedes-Benz Clase C


Hankook continúa ampliando su compromiso como proveedor de Equipo Original con Daimler AG. A partir de ahora, el fabricante de neumáticos Premium también equipará el nuevo Mercedes-Benz Clase C con neumáticos de altas prestaciones de su línea Ventus, múltiples veces galardonada. Tras el Mercedes-Benz Clase S y Clase E, esta berlina de clase media es el tercer modelo de la prestigiosa marca de Stuttgart (Alemania) en ser equipado de fábrica con neumáticos Hankook y, además, el primero en el que se instalarán como equipo original los neumáticos con el sistema anti pinchazos de Hankook (HRS - Hankook Runflat System). El nuevo Mercedes-Benz Clase C también se equipará con los neumáticos de altas prestaciones Ventus S1 evo de Hankook en la medida 225/50 R 17 W, tanto en su versión estándard como runflat.

"El nuevo Clase C es el tercer modelo Premium de Mercedes-Benz en ser equipado con nuestros neumáticos de altas prestaciones en los últimos doce meses, demostrando así nuestro prestigioso y elevado rendimiento tanto en el desarrollo como en la producción", explica Ho-Youl Pae, Vicepresidente senior y Director de la compañía en Europa. "Estamos especialmente orgullosos de que el sistema runflat de Hankook producido en Europa también satisfaga las máximas exigencias de los ingenieros de Mercedes-Benz en cuanto a seguridad, conducción y confort. Por lo tanto, este compromiso de Equipo Original es otra prueba de las competencias tecnológicas mundiales de la marca Hankook".




Además de la versión Standard del Hankook Ventus S1 evo, el sistema runflat de Hankook (HRS) empleado por primera vez en el área de Equipo Original Premium también ha sido adaptado especialmente por los diseñadores de Hankook a los aspectos de seguridad y confort típicos de Mercedes, en especial del nuevo Mercedes-Benz Clase C. De este modo, las dos versiones que se utilizarán del Hankook Ventus S1 evo se caracterizaron ya durante la fase de prueba por una conducción segura y fiable, un rendimiento excelente de la frenada, una gran estabilidad durante la marcha en línea recta, un menor ruido y una resistencia a la rodadura claramente menor. La razón principal, entre otras cosas, es una significativa reducción del peso (menor masa sin suspensión) gracias al material de cordón de acero resistente a la par que extremadamente ligero empleado, por ejemplo, en la zona del cinturón del neumático de altas prestaciones de Hankook, una tecnología que también se emplea en los neumáticos de competición de Hankook en el DTM.

En el área de los compuestos de caucho también se emplea tecnología punta. Mediante la ampliación de los tiempos de mezcla a bajas temperaturas, en la zona de la banda de rodadura se ha conseguido un aumento significativo de la tasa de unión y un entrelazado claramente mayor entre el carbón y las moléculas de caucho. El resultado es una menor generación de calor durante la marcha, lo que se traduce al mismo tiempo en la dinámica de control y, en especial, en la resistencia a la rodadura y en el menor desgaste. Además, un polímero de estireno especialmente desarrollado ayuda a aumentar significativamente el grado de agarre del neumático, ofreciendo un excelente rendimiento de la frenada y de la tracción sobre mojado.

| Fuente: Hankook