11 jun. 2014

Compartir coche para obtener unos ingresos, una solución cada vez más difundida


En plena jornada de huelga europea de taxis (Barcelona, Madrid, Berlín, Francfort, Hamburgo, Lisboa, Londres, Milán, París, Roma…) en protesta por la irrupción de aplicaciones de móviles que ofertan servicios de transporte urbano a cambio de una contraprestación económica, un reciente estudio de la consultora Nielsen hace público que un 17% de los ciudadanos españoles estaría dispuesto a compartir o alquilar su coche si por ello pueden sacarse un dinero.

Aunque el informe de Nielsen "Compartir en sociedad" no especifica si la intención del ciudadano es profesional o no, lo que es evidente es que cada día un mayor número de personas se replantea su relación con la movilidad debido a la crisis económica que ha dibujado una nueva realidad social en nuestro país.




El informe pone de manifiesto cómo compartir bienes no es un hecho exclusivo de España o de los países más azotados por la crisis económica, sino que tiene un impacto similar en nuestro entorno. De hecho, la media europea de ciudadanos favorables a compartir su coche a cambio de dinero es del 14%. Pero estados como Alemania o Italia, cuyas condiciones económicas y manera de afrontar las dificultades financieras han sido radicalmente distintas, registran, al igual que España, un 17% de personas dispuestas a ceder un espacio tan personal como el vehículo propio por un beneficio contante y sonante.

Según el director general de Nielsen para España y Portugal, Gustavo Núñez, "las nuevas realidades económicas y sociales invitan a la ciudadanía a mirar con otros ojos su relación con la movilidad, sobre todo en las ciudades, ya que un 65% de la población española es urbana y un 14% suburbana. Queda un largo camino por recorrer hasta que la sociedad se adapte y normalice este tipo de conductas, pero lo que es evidente es que algo ya está cambiando en la mentalidad colectiva".

También las dos ruedas
La necesidad o voluntad de compartir no se circunscribe únicamente al automóvil, ya que las dos ruedas, bien sea la bicicleta o la moto, son otros de los medios de transporte susceptibles de ser alquilados para obtener un rédito. En concreto, un 18% de los españoles estaría dispuesto a compartir su bici a cambio de algo de dinero, al igual que alemanes e italianos, mientras que la media europea se sitúa en el 16%. Como dato destacado en el informe de Nielsen figura el Reino Unido, ya que sólo el 7% de los encuestados de ese país apuesta por compartir su velocípedo.

Peores ratios registra la intención de compartir o alquilar la motocicleta. En España sólo el 5% de los ciudadanos se declara dispuesto, en línea con la media europea, siendo italianos y portugueses los que más proclives se muestran con un 7%. Por el contrario, sólo un 1% de los franceses y el 3% de los británicos se plantea esta posibilidad.


No sólo medios de transporte
El informe de Nielsen "Compartir en Sociedad" también destaca que más de la mitad de los españoles (53%) estaría dispuesto a compartir o alquilar bienes personales, por lo que no se circunscribe sólo a intercambiar medios de transporte, sino que el domicilio, tecnología, conocimiento o incluso la mascota serían susceptibles de ofrecerse a cambio de dinero en un contexto de economía compartida. Esta cifra supera en nueve puntos a la media europea registrada en el 44% y es un fiel reflejo de la situación financiera que atraviesan muchos ciudadanos o, visto de otro modo, de cómo la crisis ha acentuado la supervivencia hasta cotas insospechadas.

Sobre el informe
El informe de Nielsen "Compartir en Sociedad" se realizó del 14 de agosto al 6 de septiembre de 2013 con la participación de 30.000 consumidores online en 60 países de Asia-Pacífico, Europa, América Latina, Oriente Medio, África y América del Norte. La muestra está segmentada en cada país por edad y sexo en función de sus usuarios de Internet y tiene un margen de error máximo de ± 0.6%. Este informe de Nielsen se basa en el comportamiento de los consumidores con acceso a Internet. Las tasas de penetración de Internet varían según el país. Nielsen utiliza un baremo mínimo de penetración de Internet del 60% o de 10 millones de usuarios para su inclusión en la encuesta.

| Fuente: Nielsen