10 jun. 2014

A Volkswagen le va tan bien en el WRC que ya piensa a largo plazo


Volkswagen compromete su futuro a los rallyes. La Junta Directiva de Volkswagen ha decidido que la marca cuente con un programa a largo plazo en el Campeonato del Mundo de Rallyes de la FIA (WRC) y ha dado luz verde para continuar con su compromiso con el certamen hasta 2019. Volkswagen debutó en la máxima categoría de los rallyes con el Polo R WRC en 2013 y a las primeras de cambio se hizo con los tres títulos, Pilotos, Copilotos y Marcas, en su primer intento. Esta temporada, el equipo oficial sigue invicto y lidera el Campeonato del Mundo con sus pilotos y copilotos, Sébastien Ogier / Julien Ingrassia (FRA / FRA) y Jari-Matti Latvala / Miikka Anttila (FIN / FIN). Andreas Mikkelsen (N), junto a su copiloto Ola Fløene (N), es cuarto.

"El Campeonato del Mundo de Rallyes de la FIA es una plataforma muy buena para Volkswagen para demostrar la eficiencia, dinamismo y fiabilidad de sus coches a un público global", comenta el Dr. Heinz-Jakob Neusser, Miembro de la Junta para el Desarrollo Técnico de Volkswagen y responsable de los programas en las competiciones de motor de la marca. "El certamen está más orientado a la tecnología utilizada en los coches de serie que cualquier otro Campeonato del Mundo, y se basa en el tipo de condiciones reales que nuestros clientes de todo el mundo experimentan a diario. Además, millones de personas son seguidoras de esta espectacular disciplina. La estrecha interacción entre los departamentos de producción y desarrollo de competición de Volkswagen, la competencia deportiva con nuestros rivales directos en los diferentes mercados y el enorme potencial para su comercialización en los medios de comunicación, nos ha llevado a tomar la decisión de comprometernos con un programa a largo plazo en el Campeonato del Mundo de Rallyes".




El programa fue planeado originalmente para tres años, de 2013 a 2015. Con la decisión de la Junta Directiva, este compromiso se ve prorrogado por otros cuatro años. "La decisión de la Junta Directiva de Volkswagen a comprometerse con el Campeonato del Mundo de Rallyes de la FIA hasta 2019 nos llena de orgullo. Volkswagen nunca ha tenido antes un programa de competición a largo plazo a esta escala", explica el Director de Volkswagen Motorsport, Jost Capito. "Esta fe es una gran motivación para todo el equipo para no dormirnos en los laureles ni un solo segundo, tenemos que continuar demostrando el mismo grado de pasión, determinación y compromiso para asegurarnos seguir teniendo éxito en el Campeonato del Mundo de Rallyes. Un requisito previo para el desarrollo del certamen en sí es optimizar su formato para la televisión, con el fin de hacer los rallyes todavía más atractivos para el público en general. Hacemos una llamada a los promotores para trabajar juntos con las marcas para aumentar significativamente la cobertura del campeonato".

Junto con la Fórmula 1, el Campeonato del Mundo de Rallyes es el certamen de competición automovilística más emblemático del mundo. Se ha mantenido en la cúspide de los rallyes desde 1973 y consta de trece pruebas puntuables que se celebran en cuatro continentes sobre asfalto, tierra, nieve o hielo. Los World Rally Cars se basan en coches de serie con un motor turbo de cuatro cilindros y 1.6 litros que genera aproximadamente 315 caballos de potencia y tracción a las cuatro ruedas. Después de tres victorias consecutivas en el Rallye Dakar con el Race Touareg con motor diesel entre 2009 y 2011, la marca con sede en Wolfsburg buscó un nuevo desafío y entró en el Campeonato del Mundo de Rallyes de la FIA con el Polo R WRC en 2013. Con diez triunfos en trece pruebas, el equipo oficial se adjudicó el Campeonato de Pilotos y Copilotos con Sébastien Ogier / Julien Ingrassia, mientras que Volkswagen también se alzó con el Campeonato de Marcas. Esta temporada, el Volkswagen Polo R WRC ha ganado los seis rallyes disputados hasta el momento.

| Fuente: Volkswagen