31 may. 2014

Previo de Citroen para el Rally de Cerdeña


Organizado en las rutas de San Remo desde 1970 y después en Cerdeña a partir de 2004, el Rally de Italia ha visto la victoria del equipo Citroën en seis ocasiones. El primer éxito del equipo sobre el asfalto italiano fue conquistado por Sébastien Loeb y Daniel Elena, en su camino hacia su primer título de Campeón del Mundo de Constructores en 2003.

Desde la llegada de la prueba del WRC a tierras sardas, Citroën Racing ha vencido en cinco de las nueve ediciones. Sébastien Loeb y Daniel Elena inscribieron sus nombres en el palmarés en 2005, 2006 (Xsara WRC), 2008 (C4 WRC) y 2011 (DS3 WRC), antes de que Mikko Hirvonen y Jarmo Lehtinen les sucedieran en 2012, también al volante del Citroën DS3 WRC.




Explotar el potencial al máximo
Con la llegada de dos nuevos equipos para disputar el Campeonato del Mundo de 2014, el Citroën Total Abu Dhabi World Rally Team se había preparado para un periodo de adaptación al comienzo de la temporada. Gracias a cuatro podios conquistados en cinco rallys, el equipo ha mantenido un alto nivel de rendimiento que le permite ocupar la segunda posición de la clasificación de constructores, mientras Mads Ostberg es actualmente tercero en la clasificación de pilotos.

"Buscamos explotar al máximo el potencial del que disponemos," recuerda Marek Nawarecki, subdirector del equipo. "Este objetivo sigue siendo el mismo en Cerdeña. El trabajo realizado en el desarrollo del Citroën DS3 WRC permite responder a las demandas de nuestros pilotos. Mads tiene mucha experiencia en Cerdeña, mientras Kris conoce mejor este rally que los anteriores. Debemos aprovecharnos de ello".

En torno a Alguer, une base nueva, los equipos se enfrentarán a un desafío renovado. "Es una prueba difícil, pero ese es el caso en todas las citas del Campeonato del Mundo. Para prepararnos mejor, hemos realizado una sesión de entrenamientos en la isla, por rutas muy parecidas a las del rally," prosigue Marek Nawarecki. "Combinando nuestra experiencia y las sensaciones de Mads y Kris, hemos podido evolucionar los reglajes del Citroën DS3 WRC. Nuestros dos pilotos parecen muy satisfechos por el comportamiento y la estabilidad de sus coches. Ese es nuestro objetivo: darles la posibilidad de dar el máximo en las especiales".

Mads Ostberg apunta alto
Tercero en el WRC, Mads Ostberg posee una sólida experiencia en Cerdeña. Desde 2007, el noruego no ha faltado a ninguna edición organizada dentro del Campeonato del Mundo.

"Es una prueba que me ha ido bastante bien", destaca Mads. "Tengo buenos recuerdos. Es un recorrido muy técnico con niveles de adherencia distintos según las pasadas. La toma de notas es especialmente importante. Hay que tener la capacidad de cambiar el ritmo a medida que evoluciona la naturaleza de las especiales".

Durante los últimos tests en Cerdeña, el noruego ha podido trabajar en los reglajes de su Citroën DS3 WRC: "Hemos encontrado soluciones que nos permitirán ser aún más competitivos en este tipo de terreno. Sé que podemos tener una buena actuación en Cerdeña y tengo experiencia en la prueba. Por tanto, voy a atacar un poco más desde el principio para intentar luchar en cabeza. El objetivo sigue siendo estar en el podio al llegar a la meta, pero espero enfrentarme a los líderes".

Kris Meeke intenta reunir confianza
Tras una serie de tres pruebas totalmente nuevas para él, Kris Meeke ha demostrado que la mínima experiencia puede ser una ventaja. Unos años después de su única participación en Argentina, colocaba su Citroën DS3 WRC en tercera posición en Carlos Paz. En Cerdeña, el británico podrá aprovechar sus cuatro salidas entre 2004 y 2011.

En Junior WRC - con un podio en la categoría con el Citroën C2 Super 1600 - en IRC y en WRC, Kris lo ha conocido todo de la isla italiana: "Es una prueba mediterránea típica. ¡Las rutas son a la vez estrechas, rápidas, resbaladizas y rodeadas de grandes piedras! Tendremos que asimilar lo que nos reservan las secciones inéditas. Para nosotros, será como un rally nuevo y saldremos abriendo una nueva página en los reconocimientos".

"Llevamos un buen ritmo desde el primer día en Argentina," añade el británico. "Espero tener la misma velocidad en Cerdeña. Tengo que mantener esta tendencia positiva hasta Polonia para abordar la segunda mitad de la temporada y las pruebas que conozco mejor ¡con toda confianza!"

Una prueba de resistencia para Khalid al Qassimi
Actualmente segundo en el Campeonato de Oriente Medio, Khalid Al Qassimi participará en la tercera de las cuatro pruebas del mundial que componen su programa esta temporada. Presente en la llegada en Suecia y Portugal, el piloto de Abu Dhabi espera un nuevo desafío en Cerdeña.

"No siempre he estado a gusto en este rally," recuerda Sheikh Khalid. "Hay que conseguir encontrar un buen equilibrio entre atacar y asegurar. Las especiales son rápidas y estrechas. No hay margen para el menor error, porque hay piedras y árboles al borde de la pista".

"El mayor reto será la especial de casi sesenta kilómetros durante la segunda jornada. Será una auténtica prueba de resistencia. Participaremos en los tests de esta semana con el Citroën DS3 WRC para encontrar buenos reglajes. ¡Estoy impaciente por llegar a la salida!"

De Cagliari a Alguer
Desde 2004, los italianos han abandonado San Remo y Liguria para acoger al Campeonato del Mundo en Cerdeña. Al principio instalada en Olbia, frente al mar Tirreno, la base del rally se ha trasladado este año a Alguer en la costa oeste de la isla.

Los reconocimientos empezarán el martes 3 de junio a partir de las 8h00. Dos días más tarde, el shakedown se realizará sobre un tramo de 3,380 kilómetros (Putifigari) situado a quince kilómetros del parque de asistencia.

La salida se dará doscientos kilómetros más al sur, en Cagliari, con una primera especial a lo largo del puerto que se retransmitirá en directo por televisión.

Durante la noche, los WRC volverán en camión hacia Alguer. El viernes se recorrerán cuatro especiales dos veces en Terranova Nord (20 km, 11h35 / 15h57), Terranova Sud (12,4 km, 12h13 / 16h35), Coiluna-Crastazza (20,29 km, 13h08 / 17h30) y Loelle (27,30 km, 13h44 / 18h06). A mediodía, una asistencia remota de quince minutos tendrá lugar en Buddusò. Regreso al parque cerrado de Alguer a partir de las 22h00.

El sábado, aunque el programa está compuesto por solo cuatro especiales, el kilometraje es equivalente al del día anterior. Tras empezar en Monte Olia (19,27 km, 9 h18 / 16h54), los pilotos se enfrentarán a la larga Monte Lerno (59,13 km, 10h23 / 17h59). En esta especial de casi sesenta kilómetros, se encuentra un espectacular salto que cada año promete algunas de las mejores imágenes de la temporada.

El domingo, Cala Cala Flumini (8,98 km, 7h39), Castelsardo (14 km, 9h20) y Tergu-Osilo (14,88 km, 10h02) precederán a la Power Stage, segunda pasada por Cala Flumini, que empezará a las 12h08. La llegada está prevista a Alguer a partir de las 13h45.

| Fuente: Citroen