30 mar. 2016

Tras el varapalo de sus motores en Europa, Volkswagen apuesta por China


Skoda reforzará su presencia en el mercado automovilístico chino en colaboración con su longevo socio chino de joint partner, SAIC Volkswagen Automotive Company Limited. Ello conllevará la ampliación de la gama de modelos y la inversión en tecnologías automovilísticas pioneras. Durante la visita de estado del presidente de China, Xi Jinping, a República Checa los días 29 y 30 de marzo de 2016, se ha firmado un memorando entre Volkswagen, SAIC y Skoda ante la presencia de los presidentes de China y República Checa.

Según el acuerdo, la joint venture SAIC Volkswagen Automotive Company Limited prevé invertir cerca de 2.000 millones de euros en los próximos cinco años para el desarrollo de la gama de modelos de Skoda en China. Dicha cantidad también incluye inversiones en conceptos pioneros de propulsión eléctrica, la conectividad de los coches Skoda a Internet y la digitalización de la movilidad individual. Además, las compañías Volkswagen, SAIC y Skoda AUTO también fijaron que, sujeto a la aprobación del las autoridades chinas, Skoda asumirá una participación de capital en la joint venture SAIC Volkswagen Automotive Company Limited.




"Desde que entró en el mercado hace nueve años, Skoda AUTO ha evolucionado de forma muy positiva en el mercado automovilístico chino, que se ha convertido en nuestro mercado individual de más volumen", afirma el Consejero Delegado de Skoda, Bernhard Maier. Lo hemos conseguido gracias a nuestra atractiva gama de modelos y también gracias a la amistosa y muy fructífera colaboración con nuestro consolidado socio chino SAIC Volkswagen Automotive Company Limited", dijo Maier. "Con el acuerdo de hoy, vamos a reforzar la presencia de nuestra marca en el mercado chino. En los próximos años, ampliaremos rápidamente la oferta de Skoda para incluir prototipos de futuro y modernas tecnologías. Nuestro objetivo es duplicar las entregas de Skoda en China en 2020. Para ello, estamos sentando las bases junto con SAIC Volkswagen".

El foco recaerá en la ampliación de la gama de modelos de Skoda y la inversión en tecnologías pioneras de automoción. Hace poco, el prototipo VisionS dio el pistoletazo de salida a la campaña SUV, así como a innovadores sistemas de propulsión eléctrica en el mercado chino. En relación a la participación de Skoda en el capital de la joint venture china, Maier expuso: "Estamos encantados de poder reforzar significativamente la presencia de nuestra marca en el mercado chino mediante esta participación en la joint venture SAIC Volkswagen Automotive Company Limited. La participación accionarial en la compañía es fundamental para el posicionamiento independiente de los vehículos Skoda y, por consiguiente, de la imagen de marca de Skoda en China.

Actualmente, Skoda está preparando una completa campaña SUV para el mercado chino junto con su socio de la joint venture. En relación a ello, el prototipo Skoda VisionS será presentado al público chino por primera vez a finales de abril en el Salón del Automóvil de Pekín. El VisionS ofrece un primer vistazo al nuevo modelo SUV grande de Skoda, cuyo lanzamiento en China está previsto para la primera mitad de 2017. Como parte de la campaña, ya se está desarrollando otra variante de este SUV grande de Skoda. Por otra parte, la marca pretende lanzar un Vehículo Utilitario Crossover (CUV) en China.


El interés de los clientes chinos en SUVs modernos ha quedado demostrado con las ventas del Skoda Yeti, que en los dos primeros meses de 2016 han crecido más de un 300% en comparación con el mismo período del pasado año. El modelo se produce en la planta de Anting, y tiene una distancia entre ejes seis centímetros más larga que la versión europea.

"Con su firme compromiso con China, Skoda y la joint venture SAIC Volkswagen Automotive Company Limited juegan un importante rol en la estrategia del grupo", afirma el Profesor Dr. Jochem Heizmann, Presidente y Consejero Delegado del Grupo Volkswagen China y Miembro del Comité Ejecutivo del Grupo Volkswagen. "La inversión de cerca de 2.000 millones de euros es un importante paso para la investigación futura y el desarrollo de nuevos prototipos y tecnologías sostenibles en China. El acuerdo entre los dos socios es un importante paso hacia el futuro".

Skoda fue uno de los pioneros automovilísticos en el mercado chino. Ya en 1936, la marca contaba con cinco agencias comerciales en China. En los últimos años, Skoda AUTO relanzó la producción de vehículos en China, concretamente con el Skoda Octavia, el 'corazón de la marca', a mediados de 2007. El año siguiente, en estrecha colaboración con su socio SAIC Volkswagen Automotive Company Limited, se inició la producción del pequeño Fabia en la planta de Anting, cerca de Shanghai. En julio de 2013, Skoda alcanzó el millón de vehículos producidos en China. Hoy, los modelos del fabricante automóvilístico checo se producen en las plantas chinas de SAIC Volkswagen en Nanjing, Yizheng y Ningbo. Hasta la fecha, la compañía ha vendido más de 1,7 millones de vehículos en China. Asumiendo una participación en el capital de SAIC Volkswagen Automotive Company Limited, Skoda refuerza de nuevo su posición en China.

Entre 2007 y 2015, las entregas a clientes de Skoda en China han aumentado de 27.300 a 281.700 vehículos. Actualmente, esta cifra corresponde a aproximadamente una cuarta parte de las ventas totales de la marca. China ha sido el mercado individual más importante para Skoda a nivel mundial desde 2010. En 2012, el fabricante checo contaba con tres gamas de modelo en el mercado chino; ahora, la marca tiene seis gamas de modelo distintas, desde el Skoda Fabia hasta el nuevo Skoda Superb.

| Fuente: Volkswagen | Alcance: China