15 sept. 2014

Los BMW M235i Racing estrenan nueva caja de cambios


Una caja de cambio automática que pudiese cumplir al mismo tiempo con las elevadas exigencias de las carreras de resistencia y con los grandes requerimientos de prestaciones de los pilotos, hasta ahora había sido solo un sueño. Lo hasta hoy se trataba de un imposible, ahora ha sido logrado por ZF para el BMW M235i Racing. Este coche de competición -especialmente desarrollado para equipos privados además de para los Equipos Junior de la BMW Motorsport- lleva esta caja de cambio automática ZF 8HP en todas sus versiones. Esta nueva transmisión automática se basa en su homóloga de serie, que se ofrece en distintos modelos como el BMW Serie 2, modificada ligeramente para su uso en el deporte automovilístico. Una de las pruebas más exigentes, la carrera de las 24 Horas del Nürburgring, ya fue todo un éxito para la caja de cambio de ZF.

Para su fiel cliente BMW, ZF tomó un camino único con el fin de lograr una transmisión dinámica y segura a través de las levas del volante del coche de carreras para jóvenes pilotos. En vez de desarrollar una caja de cambio especial de carreras, ZF optó por utilizar su caja de cambios automática ZF 8HP para el nuevo BMW M235i Racing. "Con sus tiempos de reacción por debajo del umbral de la concepción y su elevado grado de resistencia, esta caja de cambio destaca ya en su versión de serie. Entre los expertos marca el camino de una caja de cambio automática moderna", relata Robert Schmelzer, ingeniero de aplicaciones de ZF y experto en los vehículos de competición. "Esta caja de cambio ya tiene una base muy resistente y dinámica, por lo tanto no requiere grandes modificaciones para obtener una transmisión automática adecuada a la competición", añade. Los ingenieros solo han tardado medio año en su perfeccionamiento final.




Cambiar a una marcha inferior hasta casi los 6.000 rpm
Tras muchas simulaciones en el ordenador y realizaciones de pruebas reales, los técnicos se dieron cuenta de que no hacía falta cambiar el hardware de la transmisión. Se podía confirmar que la mecánica, la hidráulica y la electrónica de la caja automática, soportaban a la perfección las elevadas fuerzas de aceleración bajo las duras condiciones de la competición. Solo se tuvo que cambiar el mando de la caja de cambio.

Los ingenieros de ZF se concentraron pues en el criterio de la dinámica, programando el software de tal manera que cada cambio se realice en microsegundos. La opción de apostar por un cambio más confortable o para reducir el consumo ya no existe. Además la caja automática de competición solo cambia si recibe la orden del piloto a través de las levas en el volante. "Los pilotos aún pueden cambiar a una marcha inferior a algo menos de 5.800 rpm", explica Schmelzer.

La caja de cambio automática ofrece una serie de ventajas de seguridad frente a las cajas manuales de competición. Sobre todo evita un cambio erróneo, es decir, cambiar a una marcha que podría destruir la caja o bloquear las ruedas de tracción. Si se pretendiera alcanzar la misma rapidez de cambio de marcha de la caja automática en una caja manual, se cargaría la robustez de la manual. Entre las muchas situaciones extremas en las carreras, y en la búsqueda de los mejores tiempos en los circuitos, el piloto se puede concentrar de pleno en la conducción en vez de tener que controlar el embrague y los cambios de marcha. "Esto es muy importante, sobre todo porque los coches en estas categorías muchas veces no están pilotados por profesionales, y además en las carreras de resistencia la concentración se tiene que mantener por lo menos durante cuatro horas", dice Schmelzer.

Con el BMW M235i Racing Cup, BMW ha establecido una serie de carreras para equipos privados. También existe el Programa Junior de BMW Motorsport, que pretende fomentar jóvenes pilotos con potencial. Un equipo de cuatro pilotos nóveles suele realizar en el 235i Racing -entre otras carreras- dos carreras de resistencia y la de 24 Horas del Nürburgring. La nueva caja de cambio automática ZF 8HP demostró en esta carrera de 24 horas su gran potencial. "Durante los 3.800 kilómetros bajo las más extremas condiciones, no tuvimos ni el más mínimo problema con la caja", recalca Dirk Adorf, piloto oficial de BMW. También el joven piloto Jesse Krohnweiss solo puede decir algo positivo tras su exigente carrera de resistencia. "La caja automática 8HP da más seguridad, y sobre todo el coche es más rápido".

ZF pretende mejorar continuamente esta caja de cambio automática para la competición, lo que favorecerá su uso en otras aplicaciones y sectores. "Planeamos preparar nuestra 8HP para coches deportivos muy exclusivos de serie limitada además de para otros campos de competición de coches, tanto para carreras masivas como para la competición de equipos privados", dice Peter Leipold, ingeniero de desarrollo de ZF Race Engineering. "Ya que la demanda por una caja de cambio automática que combina a la perfección las prestaciones con la robustez, tiene un gran potencial a nivel mundial".

| Fuente: ZF