29 sept. 2014

El Audi RS5 DTM logra la victoria en Zandvoort

Miguel Molina, obligado a esperar una vuelta más para entrar en el box, no logra un gran resultado.


Audi ha conseguido la victoria en la carrera del DTM celebrada en el circuito holandés de Zandvoort, novena prueba del certamen. Tras alcanzar la pole con Mike Rockenfeller, ha sido Mattias Ekström quien consiguió finalmente la victoria tras una accidentada carrera en la que Miguel Molina ha estado luchando por las posiciones de cabeza, hasta que se ha visto retrasado por un incidente de carrera.

A pesar de su pole position, Mike Rockenfeller ha necesitado 16 vueltas para tomar el mando de la carrera, que ha podido mantener hasta la vuelta 31. Sin embargo, la aparición del coche de seguridad cuando aún no había cambiado los neumáticos le hizo perder toda su ventaja.




A partir de ese momento los pilotos Audi han realizado una gran labor de equipo, y tanto Rockenfeller como Miguel Molina lucharon con Marco Wittmann para permitir a Mattias Ekström recuperar terreno, ya que era el piloto con los neumáticos más nuevos. En la vuelta 33, a diez del final, el piloto sueco de Audi ha superado al alemán y ha mantenido el liderato hasta el final.

Ekström valoraba así su actuación: "La suerte también tiene mucha importancia en las carreras, y el coche se seguridad ayudó. Pero en mis 14 años compitiendo en el DTM he aprendido que la fortuna por sí sola no es suficiente. Hay que ser rápido, la estrategia debe ser la adecuada, y el trabajo en boxes tiene que ser perfecto. Hoy lo hemos conseguido todo, un día redondo en la vida de un piloto".

El piloto español, Miguel Molina ha rodado constantemente en compañía de Ekström hasta el momento de la parada a cambiar neumáticos. Ambos comparten box y, por lo tanto, han tenido que hacer sus respectivas paradas en vueltas sucesivas, lo que ha provocado que Miguel perdiera unos segundos decisivos en su vuelta extra, que le han hecho caer en el centro del grupo perseguidor. Después, un incidente de carrera le ha forzado al abandono.

El piloto español de Audi explicaba así lo ocurrido: "todo iba perfecto, pero al compartir box con Mattias he tenido que esperar una vuelta más para realizar mi parada. Con neumáticos gastados esa vuelta son dos segundos largos más lenta, lo que me ha hecho caer en el grupo que venía detrás, y al que ya habíamos superado. Intentaremos cerrar la temporada con un buen resultado en Hockenheim".

Por su parte, Dieter Gass, director de Audi para el DTM, comenta el triunfo en Zandvoort: "estamos felices por haber conseguido la primera victoria de la temporada. Este año hemos estado cerca muchas veces, pero siempre pasaba algo. Hoy Mattias tenía la estrategia correcta para esta loca carrera, y ha rodado muy fuerte con los neumáticos de compuesto blando".

Tras esta carrera el DTM cerrará su temporada el 19 de Octubre en el mismo circuito donde empezó el campeonato, Hockenheim.

| Fuente: Audi