8 jul. 2014

Nueva normativa para los discos y tambores de frenos en Europa


TRW Automotive Aftermarket, pionero en el frenado y experto líder mundial en seguridad, ha elogiado la futura normativa ECE R90 para los discos y tambores de freno, ya que la considera un importante paso hacia delante en términos de seguridad mundial para el sector del automóvil.

Richard Adgey, director de grupo de productos global de recambios y servicio global, comenta lo siguiente: "Como líderes mundiales en el diseño, producción y suministro de componentes, sistemas y tecnologías de frenado, estamos comprometidos con la mejora de la seguridad en la carretera".




"En TRW, consideramos la introducción de cualquier normativa que exija el respeto de la estandarización de las piezas clave para la seguridad como un importante avance para el sector. Puesto que deben cumplirse y respetarse a escala mundial, este tipo de normativas hará mucho más difícil que productos de calidad inferior y falsificados puedan llegar al mercado y poner gravemente en riesgo la seguridad de los conductores".

Desde noviembre de 2014, todos los discos y tambores de freno de los vehículos comerciales pesados (HCV, por sus siglas en inglés), incluidos los destinados a los autobuses y remolques, fabricados y vendidos en toda Europa deberán cumplir los estándares mínimos recogidos en la ECE R90. A partir de noviembre de 2016, estas normas serán también de aplicación a los turismos y vehículos comerciales ligeros (LCV, por sus siglas en inglés). Para cumplir dichos estándares, las piezas deberán superar una serie de pruebas y alcanzar unos niveles de rendimiento similares a los de las piezas de equipamiento originales.

Richard prosigue: "Como miembro activo del grupo de trabajo oficial que está detrás de la nueva normativa, y como firmes defensores de la transmisión masiva del mensaje de la seguridad a través de nuestras propias campañas corporativas, TRW lleva un tiempo apoyando este proceso de calidad. La especificación interna de TRW supera ya en estos momentos la legislación, por lo que estamos preparados para los cambios, que acogemos muy favorablemente. Prueba de ello es la introducción, en 1999, de las normas ECE R90 para las pastillas de freno".

"Nos tomamos muy en serio nuestra responsabilidad, y la seguridad de las piezas que fabricamos es crucial. Sin embargo, creemos que, como sector, todos tenemos un papel que desempeñar para mejorar la seguridad de los vehículos y promovemos activamente la introducción de legislación que mejore los estándares", concluye.

TRW es uno de los pocos fabricantes posventa que posee sus propios dinamómetros, lo que le permite ejercer un control de primera mano en lugar de tener que confiar en instalaciones de pruebas de terceros.

| Fuente: TRW