29 may. 2014

Cuarenta años de los Skoda RS


Los aficionados de Skoda asocian las iniciales RS (Rally Sport) con coches deportivos, llamativos, competitivos, dinámicos y con clase, según afirman los historiadores de Skoda. La historia de los Skoda RS comenzó en 1974 con los modelos Skoda 180 RS y Skoda 200 RS. Por su parte, el legendario Skoda 130 RS fue durante los años 70 y 80 uno de los coches deportivos más exitosos de la época. El fabricante de automóviles lanzó el Skoda Octavia RS en el año 2000, convirtiéndose en el primer modelo RS de la nueva era. Luego vino el Skoda Fabia RS en 2003, y el nuevo Skoda Octavia RS se ha convertido en el Octavia más rápido y potente de todos los tiempos.

"Nuestros modelos RS son las máquinas deportivas más potentes de la marca Skoda", afirma Winfried Vahland, Presidente del Consejo de Dirección de Skoda. "Esto es tan cierto como lo fue hace 40 años. Las iniciales RS denotan los éxitos de Skoda en las competiciones de motor, así como su alto rendimiento y su pasión, representados a través de modelos de producción exclusivos. Todos ellos son una muestra de nuestra excelente tradición automovilística", explica Vahland.




1974: Skoda 180 RS y 200 RS. Coches de carreras espectaculares
Skoda utilizó las siglas RS por primera vez para designar un modelo en 1974. Los Skoda 180 RS y 200 RS son considerados los coches RS originales. La razón para su desarrollo fue el deseo de competir en las carreras más prestigiosas, así como desafiar a las grandes marcas internacionales en las pistas de carreras.

Después de solo medio año de preparación, en la primavera de 1974, Skoda lanzó tres modelos súper deportivos (un 180 RS, y dos 200 RS), que compitieron de forma oficial por primera vez en junio del mismo año en el por aquel entonces conocido como Rally Skoda. "Los modelos Skoda 180 RS y 200 RS representaron la entrada de la marca en la competición de primer nivel", afirma Michal Velebný, Responsable del Taller de Restauración del Museo Skoda.

Estos bólidos escondían una potencia de 160 CV gracias a un motor de dos litros con un árbol de levas. La velocidad máxima del Skoda 200 RS era de 210 km/h, y también impresionó por su potencia de aceleración y su manejo excepcional, facilitado por un eje trasero de nuevo desarrollo. La transmisión era de Porsche.


Skoda 130 RS. Nace una leyenda de las carreras
Las experiencias positivas con el 200 RS rápidamente hicieron que la marca decidiera fabricar un vehículo para el motor de competición en general. Justo un año después, el Skoda 130 RS saltó a la fama internacional preparado para afrontar la temporada de 1975. Este fue el comienzo de seis grandes años de carreras.

El Skoda 130 RS se convirtió en uno de los coches de carreras más exitosos de su época, y fue un potente competidor en rallyes y carreras hasta principios de los 80. Muchos fans de los deportes de motor están familiarizados con el 130 RS, e incluso se refieren a él como el "Porsche del Este". Los éxitos del 130 RS han dado forma a la reputación de Skoda dentro de los deportes de motor.

El 130 RS tuvo entre sus grandes triunfos una doble victoria en el Rally de Monte Carlo de 1977, dentro de la categoría 1.300 cm3, y una victoria en el Campeonato de Europa de Turismos de 1981. Incluso en las grandes, como el Rally Barum, el Rally de Bohemia o el Rally Sumava, el vehículo consiguió numerosas victorias.

Este coche de carreras con tracción trasera estaba impulsado por un motor de cuatro cilindros, una capacidad de 1.3 litros y una potencia de 140 CV. La configuración del modelo fue todo un éxito, entre otras cosas debido a los carburadores Weber para la mezcla de combustible y aire, una culata de ocho puertos y la lubricación por cárter seco. El vehículo, con cerca de 4 metros de largo, 1,72 metros de ancho y sólo 1,34 metros de altura, alcanzaba una velocidad máxima de 220 km/h.


El RS entra en producción en serie. Skoda Octavia RS (2000-2005)
Al comienzo del nuevo milenio, Skoda se marca de nuevo un objetivo claro en términos de producción de coches deportivos, con una clara referencia a la era RS. En el año 2000, el fabricante lanzó el Skoda Octavia RS. Cuatro años antes había debutado el nuevo Octavia, el primer modelo de la marca que fue desarrollado desde cero tras la asociación de Volkswagen con el fabricante. El nuevo superventas de Skoda fue el primero en tener su propia versión RS, lo que supuso otro homenaje a la tradición de los Skoda 180/200 RS, y en particular a los éxitos de los Skoda 130 RS. El nuevo modelo de la era RS demostró inmediatamente ser un vehículo atractivo para el consumidor. Un motor más potente, un manejo excelente y su gran carisma deportivo, combinados con las ventajas de un coche familiar compacto, ofrecían un coctel irresistible.

El vehículo tenía un motor turbo de cuatro cilindros con una capacidad de 1,8 litros y 180 CV de potencia. El sistema de engranajes consistía en una transmisión manual de cinco velocidades. El Octavia RS era capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 7,9 segundos, y su velocidad punta era de 235 km/h. La primera generación de Octavia RS fue producida entre los años 2000 y 2005.

En 2001, un llamativo modelo Octavia RS atrajo mucha atención. Con motivo del primer centenario de Skoda Motorsport, la marca lanzó una edición limitada de 100 unidades del Skoda Octavia RS WRC Edition.

Partiendo del Skoda Octavia WRC, que había competido desde 1998 en el Campeonato Mundial de Rallyes (WRC), Skoda perfiló su Octavia RS WRC con algunas características de diseño deportivo. Entre otras cosas, incluía llantas de aluminio de 17 pulgadas y faros de xenón, además de ESC de serie.


La primera generación del Skoda Fabia RS (2003-2007)
En 2003, el fabricante amplió su gama RS con un segundo modelo y dio la orden de inicio para la construcción del pequeño deportivo Skoda Fabia RS.

El primer modelo deportivo de tres puertas de la marca estaba impulsado por un motor diesel con una capacidad de 1.9 litros y tenía una potencia de 130 CV y una transmisión de seis velocidades. El vehículo pasaba de 0 a 100 km/h en 9,6 segundos, y tenía una velocidad punta de 204 km/h. La primera generación del Skoda Fabia RS salió de la línea de producción entre 2003 y 2007.

La segunda generación del Skoda Octavia RS (2005-2013)
En 2005, un nuevo Skoda Octavia RS llegó con la segunda generación del Skoda Octavia. El vehículo deportivo de segunda generación fue fabricado hasta 2013, y esta versión RS estaba disponible tanto para la berlina como para el Skoda Octavia Combi.

Además, la marca equipó el nuevo Skoda Octavia RS con dos versiones de motor. El cliente tenía la posibilidad de elegir entre un propulsor turbo de gasolina de dos litros con 200 CV de potencia y un turbo diesel de dos litros con una potencia de 170 CV. Ambos motores se podían combinar con una transmisión manual de seis velocidades o, por primera vez, con cambio automático DSG de seis velocidades.

La segunda generación del Skoda Octavia RS era impresionante, nuevamente con mejoras significativas en sus valores de aceleración y velocidad. El motor de gasolina aceleraba de 0 a 100 km/h en sólo 7,2 segundos (que hasta entonces eran 7,9) y alcanzaba una velocidad máxima de 240 km/h.


La segunda generación del Skoda Fabia RS (desde 2010)
Durante el Salón del Automóvil de Ginebra en 2010, Skoda lanzó la nueva generación del Skoda Fabia RS. Un coche pequeño con un potente motor: el Fabia incorpora de serie una caja de cambios automática DSG de siete velocidades. Su motor bi-turbo 1.4 TSI de gasolina ofrece una potencia de 180 CV y una aceleración de 0 a 100 km/h en sólo 7,3 segundos. Su velocidad punta es de 224 km/h.

La generación actual de Skoda Octavia RS: el Octavia más rápido producido en serie
La tercera generación del Skoda Octavia RS continúa estableciendo nuevos estándares entre los coches adaptados para la conducción deportiva. Los clientes pueden elegir entre cualquiera de los dos estilos de carrocería (berlina o familiar), en combinación con un avanzado motor 2.0 TSI de gasolina con una potencia de 220 CV o un motor diesel TDI 2.0 turboalimentado de 184 CV, que utiliza tecnologías de última generación para conseguir una excelente combinación de consumo de combustible y rendimiento en carretera. La versión de gasolina del Skoda Octavia RS alcanza una velocidad punta de 248 km/h, que le da el merecido título de modelo de producción en serie más rápido de toda la gama Skoda Octavia.


| Fuente: Skoda