15 abr. 2014

Si un taller ahorra en energía puede reducir sus gastos hasta un 30%


El coste de energía ha ido en aumento desde hace años y es poco probable que cambie en un futuro inmediato. Por lo tanto es buena idea pensar en cómo ahorrar energía en su propio taller. No se requieren grandes inversiones, y con cambios sencillos obtendrá un gran impacto en la factura eléctrica.

Kai vom Lehn, consultor de energía de Standox en Alemania, le ofrece algunos consejos útiles.


Consejo 1: Utilice el calor residual del compresor de aire.
Los compresores de aire son grandes consumidores de energía. Sólo transforman del 10 al 15% de la energía consumida en aire comprimido. El resto se pierde en forma de calor. Use este calor residual para calendar el taller o zonas comunes. También debe comprobar regularmente la presión del sistema y todas las herramientas de presión para detector fugas o daños. Incluso el más pequeño agujero en uno de los tubos puede costar dinero. Y siempre hay que apagar el compresor cuando vaya a casa.

Consejo 2: Sustituya las bombillas viejas.
Los ahorros potenciales que se pueden conseguir con la iluminación se subestiman con frecuencia. La iluminación fluorescente tradicional de 72 vatios que todavía siguen utilizando grandes talleres consume casi tanta energía como una televisión LCD de 40 pulgadas. Cambie a bombillas LED más económicas. Éstas sólo consumen 24 vatios y dan la misma cantidad de luz.

Consejo 3: Revise su cabina de pintura.
Las cabinas de pintura modernas son relativamente económicas, pero los modelos más antiguos a menudo representan una gran proporción de la factura de electricidad. Sin embargo, no siempre es rentable invertir en nuevos equipos. Una mejor solución podría ser la de mejorar las cabinas de pintura existentes mediante la instalación de un sistema de recuperación de calor. Entonces, el calor que se emite, sin uso, en una cabina convencional, puede ser reciclado para calentarla. Otra opción muy eficaz es instalar nuevos controles electrónicos. Las cabinas que sólo se pueden encender o apagar se calientan con frecuencia innecesariamente a temperaturas muy altas. Termostatos inteligentes para las distintas áreas de la cabina pueden ahorrar hasta un 40%. Si tiene una cabina antigua, busque el asesoramiento de un experto.

Consejo 4: Siga las recomendaciones de los fabricantes.
Utilice la función de ahorro de energía en las impresoras, ordenadores y fotocopiadoras, y no deje el equipo en stand-by por la noche, sino apáguelo. Cuando compre equipos electrónicos para la oficina, compruebe las calificaciones de eficiencia energética. Utilice bombillas de bajo consumo en la oficina y áreas de personal, y en la recepción del taller - que dará sus frutos si las luces están encendidas durante más de una hora al día. En las áreas como el almacén, los pasillos y en los vestuarios, vale la pena instalar iluminación activada por sensores de movimiento.

Consejo 5: Involucre a sus empleados.
La experiencia demuestra que el uso adecuado de energía puede ahorrar a un taller de 10 empleados una media de 1.500 € al año. Cree conciencia entre sus empleados. No cuesta nada, pero es muy eficaz.

Consejo 6: Reciba consejo de un experto.
Durante muchos años trabajando como consultor, he aprendido que los propietarios de los talleres suelen pasar por algo los defectos evidentes, fáciles de corregir o simplemente se acostumbran a los problemas. Es sólo con el apoyo de profesionales externos que se dan cuenta de los ahorros potenciales. Como consultor de energía de Standox en Alemania, no sólo establezco las áreas de posibles ahorros, sino también sugiero medidas específicas y calculo el período en el que se recuperará la inversión. Inversiones específicas pueden ayudar a los talleres a reducir sus costes anuales de energía en un promedio del 30%. Si usted desea obtener más información, consulte a su asesor local de Standox.

| Fuente: Standox