20 oct. 2015

Ford quiere que sus pegamentos sean tan eficientes como un geco


Durante años, los investigadores de Ford han buscado maneras de que la fabricación de automóviles sea más sostenible. Un reto clave es que el adhesivo utilizado para adherir espumas a plásticos y metales puede hacer que separar las piezas para su reciclaje resulte casi imposible.

Y ahí entra en escena el geco.



Las almohadillas de los dedos de este lagarto le permite adherirse a la mayoría de superficies sin necesidad de líquidos o tensión de superficie. El reptil puede liberarse fácilmente sin dejar residuo. Un geco maduro pesa de media 70 gramos y es capaz de aguantar 132 kilos.

El geco podría inspirar toda una variedad de innovaciones en materia de adhesivos para aplicaciones globales en Ford, afirma Debbie Mielewski, líder técnico de Ford en investigación de plástico y sostenibilidad.

"Resolver este problema podría suponer el ahorro de costes de producción y beneficios medioambientales", afirma Mielewski. "Eso quiere decir que podríamos incrementar el reciclaje de más espumas y plásticos, reduciendo aún más nuestra huella medioambiental".

Alentado por el método de la biomímesis, Ford impulsó recientemente un foro en su campus de Dearborn (EE.UU) que contó con la participación de Procter & Gamble y del Instituto de Biomímesis, una organización sin ánimo de lucro dedicada a la búsqueda de soluciones sostenibles a retos actuales. Casi 200 investigadores y diseñadores participaron en una sesión que duró todo el día para saber más acerca de la biomímesis y cómo aplicarla en su trabajo.

"Nos emociona la oportunidad de participar, junto a Ford, con quien tenemos una trayectoria de colaboración, en el taller del Instituto de Biomímesis", cuenta Lee Ellen Drechsler, director de conexión y desarrollo corporativo de The Procter and Gamble Company. "tenemos interés en Procter & Gamble para utilizar la biomímesis como manera de ampliar nuestro enfoque de solucionar retos de investigación".

El uso de la biomímesis no es nuevo. El tren bala en Shinkansen, en Japón, se inspiró en el Martín pescador. El velcro se inspiró en erizo. La mejora de las agujas hipodérmicas se desarrolló basándose en el mosquito, El interés en este enfoque ha aumentado durante la última década conforme aumenta la concienciación acerca del cambio climático y los retos medioambientales, afirma Gretchen Hooker, gerente de proyecto de retos de diseño del Instituto de Biomímesis.

Fundado en 2006, el grupo trabaja para motivar a la gente para que cree productos y servicios sostenibles que hagan uso de la biomímesis. Además de movilizar a los educadores y usuarios regionales a través de la Red Global de Biomímesis, la organización ofrece una plataforma para aprender y practicar la biomímesis a través de múltiples desafíos de diseño. Esto incluye innovación, colaboraciones académico-corporativas y retos corporación-empleado en la cual estos últimos obtienen un entrenamiento práctico mientras desarrollan nuevas soluciones para los problemas de las corporaciones. Asknature.org, la base de datos online de soluciones biológicas, ofrece inspiración a aquellos que buscan respuestas en la biomímesis.

"Ford y P&G son las primeras compañías en participar en estos retos empresa-empleado", cuenta Hooker.

Más allá del reciclaje, los equipos de diseño de Ford han trabajado durante casi una década para encontrar tecnologías inspiradas en la naturaleza, con éxitos recientes en materia de fabricación de ovillos de hilo para materiales para asientos y cabezales.

Ford es el único fabricante de automóviles que utiliza en sus coches la fibra de altas prestaciones REPREVE de Unifi, fabricado al 100 por cien a partir de materiales reciclados que incluyen botellas de plástico. Ford utiliza REPREVE en cinco de sus coches: el nuevo F-150, el Explorer, el Edge, el Focus Eléctrico y el Fusión (versión estadounidense del Mondeo), convirtiéndolo en un material utilizado globalmente. El uso del REPREVE representa el compromiso de Ford para reducir, reutilizar y reciclar, parte de la estrategia de sostenibilidad global de la marca para reducir su huella medioambiental.

Los diseñadores de Ford están buscando ampliar ese compromiso, el de acercarse a la naturaleza para mejorar los materiales sostenibles en tejidos para coches. El geco también puede inspirar tecnologías de tejido que podrían transformar el habitáculo de los coches Ford, aseguran los investigadores.

"Conforme buscamos ampliar nuestro compromiso para reducir nuestra huella medioambiental, emplear un enfoque biomimético tiene todo el sentido porque la naturaleza tiene un diseño eficiente y utiliza una cantidad mínima de recursos", afirma Carol Kordich, responsable de estrategias y desarrollo de tejidos globales sostenibles de Ford. "La naturaleza es la guía definitiva".

| Fuente: Ford

Accede a nuestro foro: