20 jul. 2015

La mayoría de las pequeñas empresas ya no tienen problemas de dinero para renovar sus flotas


La mejora de las perspectivas económicas va resolviendo la falta de financiación que bloqueaba la actividad de nuestro tejido empresarial años atrás. De hecho, sólo el 6%de las PYMES españolas admite no haber invertido en flota por falta de acceso al crédito, lo que supone un descenso del 25% con respecto al año pasado, según revela la última edición del Observatorio del Vehículo de Empresa (CVO) promovido por Arval, compañía de movilidad de BNP Paribas.

El informe –realizado entre más de 4.500 gestores de flotas de PYMES y grandes empresas de quince países para determinar las tendencias actuales y futuras del coche de empresa- revela además que los estrictos recortes salariales impuestos años atrás como medida de ajuste para hacer frente a la coyuntura económica están tocando suelo. De acuerdo a los datos, sólo el 7% de las PYMES prescindió del coche como incentivo adicional a la nómina, un porcentaje que previsiblemente se reducirá tras la reciente entrada en vigor de la rebaja en el IRPF para los empleados con coche de empresa.



De esta forma, tras un largo periodo de contención presupuestaria, las PYMES reanudan sus inversiones, animadas en gran medida por la reactivación del mercado del crédito. Concretamente, el precio de los préstamos a pequeñas y medianas empresas marca mínimos históricos, y según datos del Banco de España, se sitúa en 3,46%, el más bajo desde que hay estadísticas.

Estos datos explican que vaya bajando el porcentaje de PYMES que se ven obligadas a recortar la partida destinada a flotas por falta de fondos. En el último ejercicio, cayó tres puntos porcentuales, hasta situarse en un 23% del total. Sin embargo, si retrocedemos un año más, hasta 2013, el porcentaje prácticamente cae a la mitad. Por aquel entonces, el 49% reconocía haber tenido que meter la tijera en este capítulo, lo que pone de manifiesto que actualmente la mejora de "caja" permite volver a poner el foco en una partida estratégica para el negocio como son los coches.

Esta vuelta a la actividad inversora propicia que las previsiones en materia de flota sean optimistas. Concretamente, la recuperación económica llevará al 17% de las PYMES a aumentar su flota de aquí a 2018, por encima de la media europea, que se sitúa en torno al 12%, una circunstancia que situará a nuestro país como la locomotora de Europa en expectativas de crecimiento en este canal.

Según el director del Observatorio del Vehículo de Empresa (CVO), Alejandro Madrigal, "la recuperación de las perspectivas económicas va teniendo su reflejo en la actividad de las PYMES. La mejora del acceso al crédito hace que muchas de las inversiones que se han ido posponiendo años atrás, ahora se retomen, lo que sin duda ya se empieza a notar en el crecimento de la flota".

Barreras al crecimiento de las flotas en PYMES:
- Motivo 2015 2014
- Restricción del crédito 6% 8%
- Ajustes salariales y pérdida de coche como incentivo 7% 4%
- Reducción presupuestaria en la empresa 23% 26%

| Fuente: ARVAL | Alcance: España