5 ene. 2015

Seat recoge juguetes para los niños pobres

Seat colabora con Cruz Roja en la campaña de juguetes de Cruz Roja Juventud y en la 'Alianza Humanitaria para la Alimentación Infantil'.


"Cercana y necesaria para ayudar a tus vecinos". Con estas palabras define el trabajador de Seat y voluntario de Cruz Roja, Antonio Soler, la colaboración de la empresa automovilística con la institución solidaria. Este ha sido el tercer año que Seat colabora con la organización, y el resultado ha sido 3.000 kg de alimentos no perecederos y 200 unidades de juguetes nuevos. En total en los tres años de campaña conjunta, se ha recogido más de 7.000 kg. Toda una muestra de la solidaridad de los trabajadores de Seat.

Entre todos los empleados, destaca Antonio Soler, quien lleva 34 años trabajando en Seat como técnico de Mantenimiento. Hace seis empezó a colaborar con Cruz Roja, concretamente con las sedes de Martorell y Abrera (Baix Llobregat Nord). Antonio se emociona al pensar cómo estas donaciones de comida y juguetes, aportadas por los empleados de los diferentes centros de Seat, ayudan a las familias más necesitadas de nuestro entorno: "No es fácil explicar las emociones que siento como voluntario. Es muy complicado ver a ese vecino que, por las circunstancias de la vida,se encuentra en una situación difícil y acude a la sede de Cruz Roja porque necesita recibir la ayuda. Y es gratificante cuando, al ayudarle, te devuelve una sonrisa", apunta.




Antonio conoce de primera mano el destino de las donaciones que se realizan a Cruz Roja y por eso es consciente del valor de que una empresa como Seat participe por tercer año consecutivo en sus campañas de recogida. Este año, concretamente, los productos donados en Seat se destinan a las campañas de juguetes de Cruz Roja Juventud y "Alianza Humanitaria para la Alimentación Infantil". "Me parece extraordinario que la empresa a la que dedico tantas horas tenga esta vertiente solidaria; para mí es fantástico", comenta.

Hace unos días, el presidente de Seat, Jürgen Stackmann, hacía entrega oficial de los productos recogidos al vicepresidente de Cruz Roja Española, Javier Senent, quien agradeció personalmente el apoyo de la compañía automovilística en estos últimos tres años: "El fin de esta campaña es recoger alimentos y juguetes para atender a las necesidades de las familias españolas que están pasando por un momento crítico. La colaboración de Seat en esta iniciativa pone de manifiesto su sensibilidad social hacia los problemas de la ciudadanía".


Durante dos semanas, los trabajadores de Seat depositaron alimentos de primera necesidad y juguetes en los contenedores habilitados para ello en los centros de trabajo de Barcelona y Madrid, y diversos concesionarios de la marca. Transcurrido este tiempo, Cruz Roja recolectó las donaciones para distribuirlas entre las familias más necesitadas.

Con esta colaboración, Seat aporta su granito de arena a la labor social que año tras año realiza Cruz Roja, una entidad que, en 2014, año de su 150 aniversario, ha facilitado ayuda alimentaria a 62.537 niños en situación de vulnerabilidad y que, en esta edición de la campaña de juguetes espera llegar a arrancar una sonrisa a cerca de 30.000 menores.


De sonrisas, precisamente, sabe, y mucho, Antonio. Su labor como voluntario empieza cuando termina su jornada en Seat. Dice acumular un buen número de anécdotas a lo largo de estos años, pero lo que guarda con más cariño es cuando alguna de las personas que se benefician del programa de ayuda le dice: "Pronto dejaré de necesitarlo porque he encontrado trabajo". Entonces, dice Antonio, lo anuncian en voz alta y todos aplauden.


| Fuente: Seat | Alcance: España