17 nov. 2014

La plataforma logística que inventó un empleado de Audi cumple 30 años

Hace 30 años Audi inauguró un nuevo sistema de plataforma móvil que mejoraba la rapidez y la eficiencia en el movimiento y carga de los coches.


Conmemoración en la marca de los cuatro aros: se cumplen 30 años desde que Audi puso en marcha un nuevo sistema en sus instalaciones de Ingolstadt, una plataforma de carga que, en aquel momento, era única en la industria europea del automóvil. La innovadora idea para esa plataforma móvil surgió de un empleado del departamento de Logística de Audi. Desde entonces, ocho millones de coches aproximadamente han abandonado la planta que la compañía posee en la localidad de Ingolstadt por ferrocarril a través de esta plataforma, un sistema más rápido y eficiente del que se empleaba hasta esa fecha.

La plataforma móvil de carga de vehículos, con 30 metros de longitud y 11 de ancho, fue considerada como una tecnología pionera, y de lo más moderno que existía en Europa a mediados de los años ochenta. "Este sistema revolucionó la carga de los coches en la industria del automóvil y todavía hoy se puede seguir considerando vanguardista", comenta Claudius Illgen, responsable de Gestión de Embarque y Transporte de Vehículos en la planta de Audi en Ingolstadt.




Hasta octubre de 1984, los empleados cargaban los vehículos en los vagones del ferrocarril utilizando el método de alinear la carga, esto es, tenían que conducir los coches uno tras otro en trenes de hasta 800 metros de largo. Una idea de un imaginativo empleado de Audi cambió por completo el sistema. Ésta permitía cargar simultáneamente dos vagones de doble piso. En primer lugar, un robot empuja un vagón vacío sobre la plataforma móvil hasta la rampa de carga. En paralelo, otro vagón se carga a la mitad. Cuando se tira completamente del vagón de tren la plataforma se mueve, de manera que el vagón medio cargado se queda colocado en frente de la bahía de carga. Cuando un vagón está lleno y unido al tren, un robot tira del siguiente vagón desde la pista lateral hacia la plataforma de carga.

Esto también ha cambiado de forma decisiva el trabajo de las personas empleadas en logística de transporte, y no sólo porque los tiempos de conducción y regreso se han reducido significativamente. "Con este sistema, la carga se realiza toda bajo techo, por lo que los conductores pueden trabajar cómodamente, con independencia de la meteorología", explica el conductor de plataformas Herbert Zehnder, que pudo vivir en primera persona la experiencia del lanzamiento de las plataformas móviles hace treinta años. Hoy, esta operación de cargar un vagón en dos niveles con hasta doce coches lleva sólo seis minutos. Según Zehnder, cargar los coches no sólo es más rápido, sino también más ergonómico y seguro. Desde el pasado año, por ejemplo, hay una nueva cabina que proporciona una visión periférica mejorada, así como un relé de seguridad que apaga la plataforma automáticamente si fuera necesario.

En estos momentos el equipo de Audi en las instalaciones de Ingolstadt carga aproximadamente 1.800 coches diarios en hasta 180 vagones de ferrocarril. Esto representa alrededor de un 70% de toda la producción de la planta.

| Fuente: Audi | Alcance: Alemania