28 ago. 2014

Curiosidades de la historia de Peugeot


Doscientos años dan para mucho. En Peugeot tienens muchas historias que contar y algunas de ellas desconocidas. Por eso han querido recuperar diez curiosidades sobre Peugeot que (quizás) no conocías.

Histórica y popularmente Peugeot es conocida por su condición de fabricante de automóviles. En 2010 se cumplieron dos siglos de nacimiento de la Marca. Sin embargo, todos esos años no se han dedicado sólo al mundo del motor. De hecho, Peugeot nació como una empresa familiar a raíz de un molino en el que se producían herramientas, sierras, cintas de acero para costuras o piezas de relojería.




Desde 1810 hasta que se presenta el Peugeot Type 1 (considerado el precursor de los automóviles Peugeot) en la Exposición Universal de París, Peugeot no para de aplicar su saber hacer industrial en distintos proyectos. En esos años, Peugeot se hace conocida por los molinillos de café, saleros y pimenteros, por sus corsés y miriñaques o por sus máquinas de coser. Actualmente ha abandonado la relación con la alta costura, pero sigue fabricando saleros y pimenteros, muy apreciados en el mundo de la gastronomía profesional.

El primer descapotable convertible de la historia lleva la firma de Peugeot. En el Salón de París de 1934, Peugeot presentaba la tecnología Eclipse. Sobre la base de un Peugeot 401, Peugeot introducía una tecnología que permitía retraer el techo de forma eléctrica. Después llegaría a otros modelos como el Peugeot 601 o el 402. Décadas después, modelos actuales como el 207 CC y el 308 CC adaptan este sistema. E incluso el próximo lanzamiento, el Nuevo 108, presenta una solución similar con su versión TOP!.

¿Por qué un león como símbolo? Ahora ya estamos acostumbrados a relacionar a Peugeot con el anagrama de un león posado sobre sus patas traseras. Pero no es una elección casual. Este logo viene de lo que representa este animal y las características de las ya mencionadas sierras: eran resistentes como sus dientes, flexibles como su espinazo y rápidas en el corte como la agilidad de este felino. El 20 de noviembre de 1858 Émile Peugeot (padre de Armand Peugeot y que a posteriori sería el fundador de Peugeot tal y como la conocemos hoy en día) registró en el Conservatorio Imperial de Artes y Oficios esta imagen.


¿Y por qué los modelos Peugeot se llaman como se llaman? La denominación de tres cifras, con sus variantes, es un rasgo genético de marca. En 1929 se lanzaba el Peugeot 201, que se bautizó de esta forma al tratarse del proyecto 201 de la oficina de estudios. Desde entonces se mantiene esta tradición: la primera cifra identifica a la familia del vehículo y su tamaño (segmento). La tercera cifra indica la generación y, actualmente, se limita a un 8 para la mayoría de modelos o un 1 para la oferta dirigida a mercados de conquista. Y el 0 del medio, invariable, es el eslabón que une el segmento con la generación y sólo cambia en caso de siluetas complementarias, como los crossover, que pasan a tener un doble 0. Como toda buena regla, existe una excepción: modelos especiales como el RCZ recurren a letras. Las versiones deportivas recurren al apelativo 'R' o 'GTi' para indicarlo (por ejemplo: RCZ R y 208 GTi). Y conceptos como los coupe-cabriolet o familiares lo indican mediante las siglas CC o SW respectivamente.

Peugeot inventó el concepto de patrocinio deportivo. Mucho antes de que marcas de calzado se hiciesen célebres uniendo su nombre a las grandes estrellas del deporte, Peugeot creó este concepto. En 1928, la familia Peugeot fundaba el Football Club Sochaux-Montbéliard, el primer club de empresa, generando lo que sería el primer patrocinio deportivo.

El primer vehículo eléctrico de Peugeot data de 1941. En ese año y debido al racionamiento del combustible que experimentaba Francia con motivo de la Segunda Guerra Mundial, Peugeot concibe el Peugeot VLV, cuyas siglas hacen referencia a 'Vehículo Ligero Urbano'. Funcionaba con cuatro baterías de 12V conectadas en serie, contaba con una autonomía de 80 km y alcanzaba los 30 km/h. De este VLV se produjeron 377 unidades y, aunque no fue un éxito comercial, se adelantó varías décadas a la historia del automóvil.

Peugeot es la única marca que cuenta con oferta de movilidad global. O lo que es lo mismo: Peugeot es la única marca con producto en el mundo de las dos, las tres y las cuatro ruedas. En el de las dos ruedas, con su oferta de bicicletas y de scooters; en el de las tres, con su Peugeot Metropolis; y en de las cuatro con toda una cartera de turismos y vehículos comerciales. De hecho, actualmente Peugeot puede presumir de ser una de las marcas con la gama más completa y renovada del mercado, hecho que se acentuará en otoño con sus próximos lanzamientos: Nuevo Peugeot 108 y Nuevo Peugeot 508. Y con Mu by Peugeot, su servicio de soluciones de movilidad, incide todavía más en este concepto.


Peugeot ha llegado a fabricar hasta un piano. Y mucho más. Peugeot Design Lab es el estudio de diseño de Peugeot dirigido a clientes externos. Fruto de su experiencia como constructor de automóviles y fabricante industrial diseña productos, servicios y experiencias en sectores de actividad de lo más diversos. Algunos de sus trabajos más mediáticos han sido, por ejemplo, el piano creado junto a Pleyel. Pero además también han firmado creaciones como un sofá compuesto de carbono y piedra volcánica de Volvic: el sofá Onyx.

No diga competición, diga Peugeot Sport. Y es que Peugeot ganó la primera carrera de la historia. La presencia de Peugeot en el mundo de la competición se remonta al nacimiento de este mundo y está trufada de anécdotas e hitos. Victoria en las 24 Horas de Le Mans, victorias en la subida a Pikes Peak (récord incluido), victorias en el Rally Dakar… Muchas de ellas con épica, como el lanzamiento de moneda al aire que convirtió en 1989 a Ari Vatanan en vencedor del Dakar. En 2015 Peugeot vuelve a esta modalidad, pero nada de todo esto sería posible si en 1894 Armand Peugeot no hubiese decidido que el deporte era un medio magnífico para la promoción de sus vehículos. De ahí que se decidiese a participar en la carrera París-Ruán, considerada la primera de la historia, y obtuviese la victoria. El germen de toda una vida ligada a la adrenalina y al triunfo.

| Fuente: Peugeot