17 jul. 2014

Nissan ya tiene fecha prevista de llegada al mercado del coche que se conduce solo


Carlos Ghosn, Presidente y Director General de Nissan anunció hoy la hoja de ruta del constructor japonés en relación a la implementación de la última tecnología de automatización que debe acelerar la adopción, por parte de los clientes, de los sistemas de conducción autónoma.

El Director General de Nissan ha explicado que la nueva tecnología como el control automático de las líneas de la calzada o los sistemas de gestión del tráfico en autopistas que se lanzarán en los próximos cuatro años demostrarán a los consumidores la viabilidad y la importancia de los sistemas de conducción autónoma que Nissan pretende convertir en viables comercialmente en el año 2020.




La tecnología de conducción autónoma, que Nissan introducirá de manera progresiva, está diseñada para mejorar la seguridad en carretera y las condiciones de conducción mediante la automatización de las tareas más habituales que los conductores realizan. Contrariamente a los proyectos piloto de vehículos de conducción completamente automática que algunos constructores están empezando a probar en condiciones reales, el conductor mantendrá el control al volante de los modelos Nissan equipados con funciones de conducción autónoma.

"A finales de 2016, Nissan pondrá al alcance de sus clientes dos nuevas tecnologías dentro de sus estrategia de conducción autónoma", explicó el señor Ghosn. "Ofreceremos al mercado un "piloto de atascos", una tecnología capaz de conducir de manera autónoma -y segura- en una autopista congestionada. En el mismo periodo ofreceremos un sistema completamente automático de estacionamiento en toda nuestra gama de modelos".

En un discurso ante los miembros del Club de Corresponsales Extranjeros de Japón añadió: "A continuación, en 2018 introduciremos el control de líneas múltiples que permitirá a los coches negociar de forma autónoma la esquiva y los cambios de carril. Y antes del final de la década, introduciremos el cruce autónomo que permitirá a los vehículos avanzar en los cruces en ciudad sin intervención del conductor".

Nissan ha liderado los esfuerzos de la industria por ofrecer elementos de automatización en los nuevos modelos con la idea de sustituir al conductor en las tareas habituales y, al mismo tiempo, aumentar la seguridad, reducir las congestiones de tráfico y contribuir a un menor nivel de emisiones contaminantes.

"En pro de estos objetivos, Nissan estudiará las oportunidades de crecimiento generadas por los principales cambios socio-económicos que afectarán a la industria automovilística mundial", añadió Ghosn.

Ghosn predijo que habrá cuatro grandes cambios que activarán la demanda de tecnología de conducción autónoma, de más vehículos de emisiones cero como el Nissan LEAF, el coche eléctrico más vendido del mundo, y de más conectividad a bordo.

"El primero es el aumento, a nivel global, de las mega-ciudades, donde harán falta innovaciones que faciliten la reducción de la congestión y de las emisiones y que mejoren la gestión del tráfico", explicó Carlos Ghosn. "En segundo lugar, existirá una demanda creciente de las comunicaciones a bordo del automóvil para responder e incluso superar las expectativas de la generación digital. Nuestros vehículos deben estar tan conectados como los smartphones y las tablets que esta generación utiliza en todo momento.

"En tercer lugar, la necesidad de eliminar el salto generacional proporcionando vehículos que seduzcan también a una población creciente de personas mayores. Estos consumidores piden tecnología de conducción autónoma que les permita conducir de manera más segura y durante más tiempo".

"Finalmente, el cuarto gran reto es la necesidad acuciante de responder a la diversidad de género. Eso significa reconocer el papel vital de las mujeres tanto como consumidoras/compradoras como en las tomas de decisión y en la gestión en la industria del automóvil".

En un largo discurso sobre nuevas tecnologías y las tendencias de cambios demográficos que afectarán al mercado, Ghosn explicó que la compañía espera que más de 1,5 millones de vehículos Nissan mejoren su conectividad en el próximo año utilizando sistemas con base en la nube para permitir un mejor acceso a las redes sociales, a aplicaciones de entretenimiento y a sistemas de reconocimiento de voz entre otros servicios.

Ghosn predijo que estos servicios y una mayor automatización de los vehículos serán cada vez más importantes dado el crecimiento del número de mega-ciudades de más de 10 millones de habitantes, lo que incrementará el uso de calles y carreteras y la necesidad de reducir la congestión y las emisiones. En relación a los usuarios, citó la demanda de los jóvenes conductores de una mayor conectividad de sus coches, la necesidad de una mayor automatización para las personas mayores y la orientación hacia el público femenino de aspectos como el diseño, el marketing y el rendimiento de los vehículos ya que las mujeres aumentarán de manera significativa su proporción entre los compradores de coches nuevos.

"Nissan será uno de los protagonistas en las nuevas soluciones de transporte para las mega-ciudades. Seguiremos haciendo coches cada vez más conectados. Planeamos liderar el lanzamiento de modelos de conducción autónoma. Y, en cada apartado del negocio, identificaremos las necesidades específicas de los conductores de más edad y el impacto y la influencia de las mujeres como clientes".

| Fuente: Nissan