29 jul. 2014

Los talleres de Volkswagen siguen cosechando éxitos entre los más jóvenes


Volkswagen lleva cuatro años apostando por la educación medioambiental de los más jóvenes, y por segundo año consecutivo ha renovado su colaboración con los Max Camps de British Summer, donde ha impartido los Think Blue. Workshops. Se trata de una serie de talleres para niños y jóvenes de entre 7 y 17 años con los que la marca pretende concienciar a los futuros conductores en el respeto al medio-ambiente y la conservación de la biodiversidad. Esta actividad se enmarca dentro del proyecto Think Blue., con el que Volkswagen ha plantado más de 400.000 árboles en los bosques Think Blue. en España.

Un año más, los Max Camps organizados por British Summer en Asturias y Cataluña han albergado los Think Blue. Workshops de Volkswagen, en los que han participado más de 400 niños y jóvenes de edades comprendidas entre los 7 y los 17 años. Los talleres forman parte del programa Think Blue., con el que Volkswagen quiere lograr un cambio de mentalidad hacia una movilidad ecológica sostenible.




Los talleres están orientados hacia los más jóvenes y se basan en transmitir valores fundamentales como la conducta ecológica. Esta actividad está estructurada en cuatro bloques en los que los jóvenes desarrollan diversos ejercicios, además de la puesta en práctica de una conducción eficiente dentro del concepto de seguridad vial.

En el bloque de "Sostenibilidad y Medioambiente" los participantes aprenden métodos para reducir la cantidad de residuos a través de la reutilización y el reciclaje; en "Ciencia y Motores" se imparten conocimientos sobre transformación energética y las propiedades de los distintos componentes del automóvil; "Volkswagen Driving Experience" es el bloque práctico en el que, a través de una primera experiencia de conducción con karts, los participantes aplican todos los principios sobre conducción eficiente aprendidos en los talleres; y finalmente, el bloque "Planta un árbol" tiene como objetivo concienciar a los jóvenes del valor de los bosques en la lucha contra el cambio climático, la compensación de CO2 y la conservación de la biodiversidad. Este año, los participantes plantaron un total de 450 árboles.

Muchos de los niños repetían experiencia tras haber participado en los Think Blue. Workshops del año pasado, y compartieron con el resto de asistentes lo que significó para ellos tener la oportunidad de plantar un árbol y hacer su aportación a la lucha contra la deforestación y el cambio climático.









| Fuente: Volkswagen