31 jul. 2014

Consejos para colocar bien el equipaje en el coche


Según señalan algunos estudios, los objetos que salen despedidos desarrollan un peso equivalente hasta 50 veces más que su propia masa durante un accidente a solo 50km/h. Objetos aparentemente inofensivos, como móviles o llaves, colocados encima de los asientos saldrían impulsados a la misma velocidad con la que se produce el choque, provocando lesiones graves a los pasajeros.

El mes de agosto es el período estival en el que más desplazamientos en carreteras se producen. Según la Dirección General de Tráfico durante el primer fin de semana 1.065.000 vehículos recorrerán nuestras carreteras. Para disfrutar de estos días de verano es muy importante ser conscientes de la seguridad vial fuera y dentro del vehículo, por ello ALD Automotive ofrece diez consejos para disponer la carga de forma segura en el automóvil.



1. Lista de equipaje. En cualquier viaje, solemos llevar más bultos de los que realmente necesitamos. Por ello, es aconsejable elaborar una lista con las cosas imprescindibles.

2. Tipo de vehículo. Debemos ser consciente de que cada automóvil tiene establecida una carga máxima autorizada que no se debe sobrepasar, por ello debemos ajustar nuestro equipaje al automóvil que tenemos. Esta información la podemos encontrar en el permiso de circulación y en la tarjeta de inspección técnica del vehículo.

3. Maletero. El interior del maletero es la zona más indicada para la colocación del equipaje, ya que el consumo es menor y la conducción más cómoda y segura.

4. Peso de las cargas. La primera norma que tenemos que tener en cuenta es que los objetos más pesados deben colocarse directamente sobre la plataforma del interior del vehículo, al fondo y lo más cerca posible del eje. En cambio, los bultos más ligeros deben situarse encima. Todos ellos deben sujetarse con mallas que garanticen su sujeción.

5. Bultos en los asientos. Es muy común dejar los bolsos de mano, los portátiles o teléfonos móviles dentro del automóvil, cercano a nuestros asientos. Siempre deberemos colocarlos en el suelo. Si se sitúan en los asientos, el riesgo de soltarse ante cualquier incidente incrementa considerablemente, saliendo impulsados a la misma velocidad con la que se produce el choque y, en ese caso, los pasajeros sufriremos daños graves al colisionar contra nosotros.

6. Animales domésticos. Si en nuestro viaje de Semana Santa también nos acompaña nuestra mascota, tendremos que situarla en la parte trasera, bien sujeta y separada de los asientos delanteros. Para ello, podemos utilizar redes o mallas, cinturones de seguridad especiales y trasportines.

7. Bicicletas. Además de las maletas, las bicicletas suelen formar parte de nuestro equipaje en época de vacaciones. Es aconsejable colocar un dispositivo para transportarlas en la parte posterior del vehículo. Tenemos que saber que el portabicis sólo podrá sobresalir hasta un 15% del total del coche y debemos utilizar la señal V-20, el único indicador homologado que permite transportar objetos que sobrepasen la planta del vehículo.

8. Equipaje adicional. Para transportar otros bultos, lo más recomendable es utilizar un cofre para el techo ya que es más seguro que una baca. Su forma aerodinámica ofrece menor resistencia al viento y la carga va herméticamente protegida.

9. Juguetes. Cuando viajamos con niños, es muy usual transportar todos sus juguetes. Sin embargo, la diversión también puede suponer un peligro, pues existe un riesgo de que los muñecos se desplacen dentro del automóvil, aumentando la inseguridad de todos los pasajeros. Por ello, se recomienda guardar todos los juguetes dentro de una maleta y colocarla en el maletero.

10. Adaptación del vehículo y de la conducción. Los neumáticos, amortiguadores y frenos son los elementos que más influyen en la conducción al transportar la carga. Por ello, es necesario comprobar el estado y presión de los neumáticos, subiendo entre 0,2 y 0,3 bares por encima de lo que recomiende el fabricante. Los amortiguadores, por su parte, deben estar en buen estado. En cuanto a los frenos, es aconsejable utilizar marchas cortas en los descensos prolongados ya que con el coche cargado, los frenos disminuyen su funcionamiento.

Con estos consejos, ALD Automotive quiere hacer hincapié en el riesgo que supone una carga mal colocada. Según señalan algunos estudios, los objetos que salen despedidos pueden desarrollar un peso equivalente hasta 50 veces más su propia masa durante un accidente a solo 50 km/h.

| Fuente: ALD Automotive