29 abr. 2014

A los españoles no hay quien les saque de las cajas de cambio manuales


A la hora de adquirir un Ford, los españoles prefieren comprar coches blancos, de gasolina, con caja de cambios manual, y sin techo solar ni asientos calefactados.

Estas son sólo algunas de las diversas conclusiones del estudio de Tendencias de Compra de Ford, un informe sobre los hábitos de compra de automóviles de la marca del óvalo nuevos en 22 países de toda Europa, que destaca tendencias regionales y diferencias entre países que en ciertos casos contrastan con las expectativas iniciales. Con este estudio, queda claro que, al contrario de lo que pasa en otras regiones del globo, el mercado europeo es un conjunto de gustos y necesidades muy variopinto que genera una gran complejidad a la hora de configurar las gamas al gusto de los diferentes países.



El estudio muestra que el blanco superó al negro el año pasado como el color de coche favorito en Europa, según un análisis de más de 500.000 compras de vehículos de Ford en 2013. En los últimos años, los colores de coche con mayor crecimiento han sido el marrón y el naranja.

"Cuando se trata de los gustos de los compradores de vehículos Ford, hay algunas cosas que se mantienen con el paso de los años y muchos aspectos que cambian y evolucionan", dijo Roelant de Waard, vicepresidente de Marketing, Ventas y Servicio de Ford Europa.

"Estudiamos estos cambios -y algunos pueden ser sorprendentes- con el fin de servir mejor a los clientes en toda Europa." El clima, un factor a tener en cuenta El aire acondicionado manual encabeza las preferencias de los españoles, que optan por este sistema en el 92% de los casos. El climatizador, sin embargo, tiene mayor aceptación entre los compradores de modelos Ford de los países del norte como la gélida Noruega, (80 por ciento), Bélgica (77 por ciento) y Países Bajos (71 por ciento).

Otras características poco populares en España son el techo solar o los asientos calefactados, en contraste con los países escandinavos, donde el 99% de los coches nuevos cuentan con esta tecnología.

Colores y formas En toda Europa, los colores preferidos son el blanco (23%) negro (20%) y gris (17%). Mientras los turcos son los más proclives a elegir el blanco (55%), los españoles también optan por este color en el 32% de los casos.


En lo que respecta al tamaño, en España los compradores de modelos Ford se inclinan por las versiones 5 puertas en un 87%, cifra solo superada por Grecia (95%) y a escasa distancia de Gran Bretaña (83%). En España sólo un 12% se decanta por modelos familiares, y la opción 4 puertas es con diferencia la que menos demanda genera, en concreto un 1%. Este tamaño, sin embargo, es el favorito de turcos (84%), rusos (44%) y rumanos (42%).

Seguros y tecnológicos La Asistencia al Aparcamiento de Ford ayuda a los conductores a estacionar en paralelo; una serie de sensores en combinación con la dirección asistida guían al vehículo dentro del espacio mientras el conductor simplemente pulsa un botón y controla los pedales de aceleración y freno.

Los españoles han elegido esta característica en el 35% de sus compras de coches Ford, mientras que el 7% ha optado dotar al vehículo de Active City Stop, el sistema de seguridad diseñado para ayudar a la persona al volante a evitar los choques a baja velocidad.

Otra tecnología con gran aceptación en España es el control de crucero, un sistema que se solicita en el 60% de las adquisiciones de nuevos coches. Esta característica es muy apreciada en Países Bajos (85%), Finlandia (78%) y Noruega (74%). Cabe destacar que el 94% de los holandeses que el año pasado compraron un SUV Kuga optaron por el portón trasero manos libres, que permite a los conductores abrir el maletero con un leve movimiento del pie bajo el portón.

Preferencias de combustible El 99% de los compradores europeos de Ford se inclina por coches propulsados por motores de combustibles tradicionales, gasolina (58%) o diesel (41%), mientras que solo el 1% elige modelos con otras fuentes alternativas.


En España, la gasolina es el combustible predominante para los clientes de Ford (53%), cifra que contrasta con Italia (27%), país en el que el los compradores de Ford optan en su mayoría por motores diésel (63%) u otros combustibles (10%). El 24% de los clientes españoles que se decantaron por los modelos de gasolina, eligieron el EcoBoost 1.0 litros.

En lo que respecta a la caja de cambios, en Europa aún hay preferencia por los sistemas manuales. En concreto, un 85% de los compradores eligen este sistema, cifra que en España se eleva al 95% (el 5% opta por cambio automático Powershift). Incluso en Rusia, el país que más aprecia la transmisión automática, el sistema manual es ligeramente predominante (52%).

"El Estudio de Tendencias de Compra 2014 de Ford refleja los diversos gustos que Ford se esfuerza por satisfacer en Europa, ya sea que los clientes quieran un coche naranja con aire acondicionado y una barra de remolque en Noruega, o un coche dorado en la República Checa, donde este color excede la media de preferencia cinco veces", añadió de Waard. "Somos afortunados, ya que con, por ejemplo, 11.400 diferentes variaciones de Fiesta disponibles, por lo general podemos dar a la gente exactamente lo que quiere".



| Fuente: Ford