5 oct. 2017

En noviembre entrará en vigor la nueva normativa para estaciones de combustible


Tras varios años de espera y expectación, el pasado 2 de agosto se publicó en el Boletín Oficial del Estado el Real Decreto 706/2017, de 7 de julio, por el que se aprobaba la instrucción técnica complementaria MI-IP 04 "Instalaciones para suministro a vehículos" y se regulan determinados aspectos de la reglamentación de instalaciones petrolíferas. En cuestión de pocas semanas (el próximo 2 de noviembre) entrará en vigor la nueva legislación, con mayores exigencias que mejorarán la seguridad de la red española de estaciones de servicio y permitirán una modernización de la misma, al considerar los nuevos avances tecnológicos que ofrece el sector.

Madic Iberia, compañía líder en instalaciones petrolíferas, gestionando desde el diseño del primer concepto de la instalación, la construcción de la misma, así como todos los controles y mantenimiento, destaca tres puntos de la nueva normativa a los que las estaciones de servicio ya existentes deben estar especialmente atentas.




Detecciones de fugas en tanques y tuberías de doble pared
Según la Disposición transitoria segunda, las instalaciones enterradas existentes con tanques de simple pared y/o tuberías de impulsión de simple pared con ventas superiores a tres millones de litros al año deben disponer de tanques y tuberías de impulsión de doble pared y dotados de sistema de detección de fugas, con diferentes plazos según la antigüedad. Si las ventas son menores no será necesario siempre y cuando cumpla con una prueba de estanqueidad a tanque vacío, limpio y desgasificado, tras examen visual del interior, y si se instala un sistema de detección de fugas, como por ejemplo, un Sistema de análisis estadístico de conciliación de inventario.

Con Insite360 de Gilbarco Veeder-Root, la estación de servicio puede controlar cada litro de combustible, optimizando recursos y ahorrando desde el primer momento las potenciales pérdidas ligadas a la propia operativa de la estación. Además, detecta cualquier mala calibración de los surtidores, anomalías en los caudales o en las descargas y fugas en toda la instalación, lo cual evita contratar pruebas itinerantes de estanqueidad, al ser un sistema reconocido como exención de dichas pruebas por la nueva ITC 04 recientemente aprobada.

Instalación de la válvula de retención anti retorno a la entrada del surtidor
En su Disposición transitoria tercera, el Real Decreto contempla que las instalaciones enterradas ya existentes que tengan las tuberías de extracción de productos del tanque en aspiración y con la válvula de retención anti-retorno instalada en la boca de hombre del tanque, y con el fin de que se descargue la tubería en caso de fuga y evitar que se pueda contaminar el terreno, deben instalar en los próximos tres años de válvula de retención anti retorno a la entrada del surtidor, eliminando o anulando la que se encuentre en la boca de hombre del tanque.

La válvula multifunción Lafon bajo surtidor, además de cumplir con la disposición transitoria tercera, permite realizar las pruebas de presión de toda la línea sin desmontar nada en la instalación mecánica, suponiendo un importante ahorro de tiempo y dinero.

Sistemas de fugas UNE-EN 13160
Según los dispuesto en el Capítulo II (Campo de Aplicación) y en el Capítulo XV (Revisiones, pruebas e inspecciones periódicas), los sistemas de detección de fugas deben ser conformes a la norma UNE-EN 13160 y, por tanto, estar certificados bajo la misma, y además se exige una revisión anual de estos equipos realizada por un instalador acreditado.

Madic Iberia ofrece la comprobación de que los equipos de detección de fugas son conformes a la norma UNE-EN 13160, su instalación en caso negativo y la realización de la preceptiva revisión anual.

| Preparación: RevistaCoche.com / RevistaCoche.Blogspot.com