25 abr. 2017

Los eléctricos esperan al Plan Movea


La expectación aumenta cuanto mayor es la espera, en el sector del coche eléctrico el Plan Movea 2017 se encuentra en la cima de la atención ya que todavía no se ha publicado y esto supone el retraso en las ayudas para la adquisición de este tipo de coches y la mejora de la infraestructura para los mismos. Durante este tiempo surgen otro tipo de iniciativas alternativas, complementarias a las subvenciones de precios y favorecedoras al impulso de la movilidad sostenible.

Las esperanzas están puestas sobre todo en la solución de problemas de las ediciones anteriores, como la falta de definición en cuanto a los tipos de coches eléctricos incluidos; la escasa duración de vigencia; los fondos insuficientes que se agotan en cuestión de días; el adelanto de los importes subvencionados por parte de los puntos de venta y el pago a éstos con plazos muy superiores a los 30 días; y la repercusión de estas ayudas en declaraciones de la renta.




Mientras tanto se puede optar por iniciativas complementarias a las subvenciones que impulsan el uso de los coches eléctricos y por tanto a la movilidad sostenible. Las iniciativas que triunfan en las ciudades más congestionadas son las flotas de coche compartido como carsharing o motosharing, con ciertas ventajas como la gratuidad en el aparcamiento en zonas de estacionamiento regulado y la ampliación de horarios para descargas de distribución en cascos históricos.

Por otra parte, se controlan los niveles de emisiones en centros históricos y se limita la circulación para ciertos coches, los más contaminantes, ya que provoca un aumento considerable de los límites que lo convierten en riesgo para la salud pública. Los automóviles y motocicletas eléctricos no se ven afectados por estos protocolos contra la contaminación y, además, dependiendo de la definición de cada coche, se diferencian los impuestos. No sería coherente que en el mismo país se apliquen distintas condiciones para el mismo coche, por lo que debería recibir ventajas de manera homogénea en todas las comunidades.

Desde los Consistorios también pueden apoyar la movilidad sostenible y el respeto por el medio ambiente con la implantación del coche eléctrico para los servicios municipales directos y sus empresas de servicios. Algunos ya sirven de ejemplo positivo para sus respectivas ciudadanías, como es el caso de Barcelona, Sevilla o Málaga.

Además, cada vez más empresas a nivel privado apuestan por este tipo de automóviles a través del aumento de sus flotas eléctricas para dar respuesta a compras online, envíos a domicilio de supermercados y restaurantes, repartos de comida rápida y paquetería variada. Así, los centros logísticos de distribución se comprometen con la movilidad sostenible y para ello hacen uso de coches eléctricos para realizar repartos desde el almacén central hasta la dirección de destino respetando el medio ambiente. Tener un centro neurálgico en la ciudad sin humos y sin ruidos es posible si los repartos de mensajería o comida se realizan con motos eléctricas.

En este incremento del coche eléctrico juegan un papel fundamental los planes estatales de ayuda que también destinan parte de su presupuesto a la instalación y desarrollo de infraestructuras para este tipo de movilidad, esto se traduce en la creación de una red de recarga que actualmente se encuentra bastante limitada a gestores de carga, los cuales se encuentran en constante debate, o la alternativa, con suministro gratuito. Es importante la mejora de la infraestructura para que todos los conductores de coches eléctricos encuentren facilidades en su uso.

Hasta que las ayudas del Plan Movea estén disponibles, lo importante es llevar a cabo una organización de los coches eléctricos con criterio, planificación y coordinación. Y aunque España se posiciona como un referente internacional en la fabricación de este tipo de automóviles y motocicletas, aún queda mucho por hacer en materia de medidas de regulación e implantación para lograr realmente la creación de lo que llamamos ciudades inteligentes.

| Redacción: Artículo realizado por José Mª Cuadrado, Director de Operaciones de Transporte Inteligente