9 mar. 2017

Los chinos de Techrules presentan un coche eléctrico con recarga por turbina


Techrules presenta el diseño final de su primer superdeportivo híbrido en el Salón del Automóvil de Ginebra 2017. Techrules Ren es el primer vehículo de producción de la compañía de investigación y desarrollo automotriz con sede en China, y cuenta con su tecnología patentada TREV (Vehículo Eléctrico con Recarga por Turbina).

El diseño, inspirado en la industria aeroespacial, está optimizado para la máxima eficiencia aerodinámica, con un sorprendente diseño modular de tres cabinas que ha sido creado por Fabrizio y Giorgetto Giugiaro, diseñadores automovilísticos de renombre mundial. Uno de los elementos más destacados y espectaculares del coche es la carlinga inspirada en los aviones de combate, que se levanta para permitir el acceso a los ocupantes, y elementos futuristas como los faros delanteros láser y los LEDs "star-burst" reversibles traseros.




El Techrules Ren cuenta con un chasis ligero que ha sido diseñado y construido de acuerdo a los más altos estándares de calidad por el prestigioso especialista L.M. Gianetti de Turín. El diseño modular enfocado al máximo rendimiento, permite configurar el coche con uno, dos o tres cubiertas de policarbonato: una para un único uso para el conductor, dos para la configuración de 'Le Mans' con un solo pasajero o tres para acomodar al conductor y dos pasajeros.

Techrules Ren es el primer superdeportivo de producción eléctrica del mundo con el innovador sistema TREV (Vehículo eléctrico con recarga por turbina) desarrollado por Techrules, presentado previamente en el Salón de Ginebra de 2016. La tecnología híbrida del tren de potencia ofrece niveles sin precedentes de eficiencia y rendimiento, y un impacto ambiental ultrabajo.

Una amplia variedad de configuraciones estará disponible para adaptar el tren de potencia a los requisitos exactos del cliente. La versión más alta de la gama, con una capacidad de la batería de 25 kWh y con dos motores en la parte delantera y cuatro en la parte trasera, ofrece una potencia máxima de 1287 CV con una autonomía de 1.170 km con 80 litros de combustible diesel (NEDC).

El atractivo del Techrules Ren se refuerza con el interior que ofrece la máxima exclusividad mediante la incorporación de los más lujosos acabados. Los espacios envolventes de la cabina y del pasajero se terminan con el mejor cuero (cuoio italiano y alcántara), con asientos producidos por la empresa de ropa de diseño de gama alta PT (Pantaloni Torino).

El Techrules Ren está lleno de nuevas tecnologías, incluyendo sistemas avanzados de asistencia al conductor (ADAS) y una gran variedad de modos de conducción. Dentro de la carlinga del conductor, el centro del volante contiene una pantalla autonivelada que muestra instrumentación enfocada al rendimiento del coche mientras que las cámaras de visión trasera alimentan tres pantallas de control.

El avanzado superdeportivo de lujo de Techrules proporcionará a un exclusivo grupo de clientes una mezcla única de potencia, prestaciones y eficiencia sin precedentes. Más allá del Ren, el innovador concepto de tren motriz y plataforma soportará coches familiares y urbanos, con el potencial de crear en el futuro nuevas y distintas variantes.

William Jin, fundador y CEO de Techrules, comenta: "Gracias al diseño modular único del chasis Techrules Ren y del tren motriz, tenemos un vehículo perfectamente diseñado para entregar nuestra tecnología TREV de la manera más eficiente, de acuerdo con los requisitos exactos de cada cliente. Techrules está introduciendo un superdeportivo eléctrico de lujo con un gran rendimiento dinámico que es más respetuoso con el medio ambiente que cualquier vehículo hoy comparable en el mercado".

En la cultura tradicional china, Techrules Ren es el primero de los cinco valores con los que cada persona nace para contribuir a la sociedad. Techrules Ren representa la humanidad y la bondad, y fue elegido para el primer superdeportivo de Techrules, ya que refleja el espíritu con el que muchos destacados científicos, ingenieros y diseñadores se han dedicado al proyecto.

Primeras pruebas del Techrules Ren completadas en el circuito de Monza
Como parte de rigurosas pruebas de puesta a punto en el circuito italiano de Monza, la empresa de I+D de automoción con sede en China, ha completado con éxito las primeras pruebas del superdeportivo; sistemas de suspensión, frenos y chasis monocasco de fibra de carbono.

Los ingenieros también llevaron a cabo varias pruebas del innovador y patentado sistema TREV de recarga de motores eléctricos por turbina, un avanzado sistema de propulsión. La turbina del TREV y sus sistemas de carga y gestión de baterías funcionaron perfectamente a lo largo de numerosas vueltas de test en la famosa pista de carreras italiana.

El programa de pruebas permitió al equipo de ingeniería reunir datos importantes para un futuro desarrollo del coche en producción de cortas series.

Luisa Gianetti, Gerente en L.M. Gianetti, socio de desarrollo y fabricación de Techrules, dijo: "Nuestro trabajo en Monza esta semana no fue específicamente dirigido hacia pruebas de alto rendimiento, pero nos impresionó la dinámica y respuesta del coche. También fue muy emocionante evaluar la turbina y su rendimiento en el prototipo de coche de producción por primera vez. Estamos muy satisfechos con el resultado y esperamos nuevas pruebas a lo largo del año ".

Manuel Lauck, el piloto oficial de pruebas de Techrules añadió: "El coche hace fácil la tarea del conductor gracias al diseño inteligente y la posición de conducción central. Además de ofrecer un impresionante diseño, el parabrisas curvo como el de un avión, proporciona una excelente visibilidad al conducir. Combinado con una excelente ergonomía, permite una experiencia de conducción excepcionalmente fácil.

Diseño extraordinario para un vehículo eléctrico revolucionario
El diseño exterior del Techrules Ren es limpio, simple y modular, con las líneas siguiendo de cerca la estructura subyacente del coche, cumpliendo la máxima de diseño clásico de la "forma sigue a la función".

La primera regla para Giorgetto y Fabrizio Giugiaro y su equipo de diseño GFG Style con sede en Turín al diseñar Ren, fue lograr una excelente función aerodinámica. Ninguna de las superficies están diseñadas siguiendo sólo un estilo y todas las líneas y cambios de superficie tienen un propósito aerodinámico.

En la parte delantera, grandes tomas de aire dirigen el aire para enfriar los frenos delanteros con discos de carbono cerámico de 380 mm. La iluminación delantera emplea la tecnología láser LED fijada en los bordes de las tomas de aire delanteras, junto con los indicadores de dirección.

La profundidad de los guardabarros delanteros por encima de las ruedas es lo más pequeña posible para reducir el área frontal, con paneles laterales verticales y un diseño lateral liso y simple que, en combinación con los elementos aerodinámicos generales de diseño, produce un perfil puro y fluido.

El llamativo pero funcional diseño de la cabina está estrechamente alineado con las proporciones equilibradas del coche, reflejando su concepto único y su enfoque aerodinámico. La carlinga central de policarbonato se eleva espectacularmente y se mueve hacia arriba y hacia atrás sobre los ocupantes, y se puede operar desde el interior de la cabina o desde el exterior de forma remota.

Las únicas marcas en el exterior de la carrocería son los sutiles alojamientos en los guardabarros delanteros pero incluso éstos son funcionales y sirven a un triple propósito. Alojan las cámaras orientadas hacia atrás (en lugar de espejos de las puertas), los altavoces que permiten a los ocupantes conversar con personas fuera del coche, y el emblema de Techrules. También destacan las exquisitas ruedas de 22 pulgadas, cuyo diseño se asemeja al de una turbina y que refuerza la vinculación aeronáutica del coche.
Completando la forma exterior, las dos cubiertas opacas flanquean una sección central transparente. Esto sirve para mostrar la tecnología avanzada y componentes de primera calidad en el corazón del coche, que han sido diseñados de acuerdo a los más altos estándares por L.M. Gianetti. La apariencia oscura de la línea central es creada por el chasis de fibra de carbono, claramente visible a través de la resistente carcasa de policarbonato.

En la parte trasera, las espectaculares turbinas, una o dos dependiendo de la versión, también se muestran bajo la carlinga junto al arco de seguridad que hace hincapié en la fuerza del coche y la seguridad. Más atrás, es visible el compartimiento de equipaje de 60 litros, rodeado por la estructura de la suspensión trasera y el bello diseño de los componentes mecanizados.

La luz de parada trasera central parece flotar sobre la parte trasera del dosel central, atravesando los alerones traseros.

Los bordes traseros de la carrocería incorporan alerones activos que pueden desplegarse juntos o independientemente uno del otro para mejorar la estabilidad y la carga aerodinámica en diferentes circunstancias. Los alerones, inspirados en vehículos de competición, solo se despliegan a altas velocidades gracias a actuadores hidráulicos independientes. Una unidad electrónica de control analiza una variedad de datos, incluyendo velocidad, aceleración, ángulo de dirección y fuerza de frenado, para determinar qué asistencia se requiere de los alerones para optimizar el rendimiento del coche. Cuando se retraen, sólo discretas líneas dan una pista de su presencia.

Los escapes de la turbina respiran a través de grandes y futuristas aberturas en la parte trasera forradas de LED's revertibles que crean un espectacular efecto al encenderse. Las luces traseras y los intermitentes están ocultos hasta que se activan y enmarcan las rejillas traseras para completar un llamativo estilo como en ningún otro superdeportivo. Una luz de niebla también se monta en el centro del panel trasero, junto con una tercera cámara de visión trasera.


Interior a medida diseñado y confeccionado en Italia
La individualidad del Techrules Ren se ve reforzada por un interior refinado, de primera calidad, que ofrece exclusividad con los materiales más lujosos. La cabina del conductor y los pasajeros dispone del mejor cuero italiano y la cabina del conductor incluye el panel de instrumentos superior que alberga tres monitores de visión trasera de alta definición.

Para resaltar el excepcional lujo del coche, los asientos se terminan en una tela exclusiva de algodón producida por la compañía de alta costura, PT (Pantaloni Torino). Su textura está diseñada para ofrecer la máxima adherencia y prevenir el deslizamiento en curvas cerradas o frenadas.

Los paneles interiores también están hábilmente forrados, contrastando bellamente con el chasis de fibra de carbono, que sirve para recordar a los ocupantes las prestaciones y rendimiento del superdeportivo. Cuando se selecciona la configuración de tres ocupantes, los dos pasajeros se sientan cómodamente en posición "semi-estirada", con acceso a pantallas táctiles desplegables y un sistema de comunicación que utiliza altavoces y micrófonos incorporados en cada uno de los reposacabezas.

Tecnología avanzada y sistemas de seguridad
El Techrules Ren está repleto de nuevas tecnologías que combinan sistemas inteligentes avanzados de asistencia al conductor (ADAS) y soluciones avanzadas de conectividad para ofrecer seguridad y comodidad a los ocupantes. La pantalla de información tiene un estilo aeronáutico, que recuerda los instrumentos de un moderno helicóptero.

El panel de instrumentos superior se presenta alrededor de la cabina del conductor y alberga tres pantallas de control separadas alimentadas por las cámaras de visión trasera. Una cámara se monta en cada lado del coche y la tercera en posición central en la parte trasera. Una pantalla central en el tablero es visible entre el borde y el cubo del volante, y hay otras dos en el tablero de instrumentos, flanqueando el conductor.

La cámara central da una vista de 180 grados hacia la parte trasera y muestra la imagen en la pantalla central cuando se conduce y se invierte. Las dos cámaras laterales ofrecen vistas a las dos pantallas exteriores equivalentes a las de los espejos laterales tradicionales y eliminan los puntos ciegos.

Los asientos cuentan con apoyacabezas envolventes que contienen altavoces y un micrófono para permitir la comunicación entre los pasajeros y el conductor. También hay una opción para tener cámaras que muestran las caras de los ocupantes entre sí, lo que les permite el chat de vídeo, con pantallas plegables para los pasajeros.

Para permitir que el conductor se comunique con el exterior, como guardias de seguridad en las barreras, también hay altavoces y micrófonos alojados en los emblemas empotrados a ambos lados del coche.

Durante el arranque, las pantallas muestran información clave sobre la turbina, como revoluciones y temperatura de funcionamiento. La pantalla principal cambia para proporcionar la información necesaria para la conducción, como la velocidad, el alcance de la batería y el rendimiento del grupo motopropulsor. Siete modos de conducción seleccionables están disponibles para el conductor, ofreciendo una amplia gama de opciones de rendimiento, economía y comodidad.

En lugar de un cuadro de instrumentos estáticos, la instrumentación digital se muestra en una pantalla auto-nivelada en el centro del volante. Utilizando tecnología similar a la de un smartphone, la pantalla permanece horizontal mientras gira el volante. Además de su atractivo estético, el sistema ofrece beneficios prácticos y de seguridad, con la pantalla cerca de la línea de visión del conductor lo que le permite centrarse en la ruta.

Los sensores de radar y las cámaras delanteras están situadas detrás de las superficies oscuras y transparentes del frontal del vehículo y accionan las funciones de seguridad activas, incluyendo el frenado de emergencia y la detección del punto ciego.

Una plataforma totalmente nueva ofrece el máximo rendimiento, una potencia brutal y una eficiencia sin precedentes
La nueva plataforma de Techrules es modular, permitiendo que el Techrules Ren se configure para acomodar solo al conductor o con uno o dos ocupantes adicionales dependiendo de sus requisitos exactos. Para circuito o competición, el cliente puede optar por la versión de un solo habitáculo con los espacios laterales vacíos.

Para transportar un pasajero, el conductor puede elegir una configuración 'Le Mans' de dos ocupantes, con un habitáculo para un pasajero en espacio lateral, y el equipaje en el otro espacio lateral. Para incorporar la disposición de dos pasajeros se requiere un dosel de tres espacios. La configuración se puede cambiar fácilmente con cubiertas intercambiables para configurar el coche a voluntad.

Operada por un botón montado en el tablero dentro de la cabina o desde el mando a distancia, la cubierta se eleva eléctricamente a través de cuatro brazos articulados de alta resistencia. Permanece horizontal a medida que se eleva y se desplaza hacia atrás sobre las cabezas de los ocupantes para descansar detrás de la cabina abierta. El coche se puede conducir abierto a bajas velocidades, ofreciendo una inigualable experiencia de conducción.

Todo el proceso de entrar y salir del Techrules Ren es posible gracias a una secuencia cuidadosamente coreografiada que añade atractivo al principio y final de cada viaje. El conductor entra en la cabina pasando por uno de los espacios laterales. Para permitir un fácil acceso, la columna de dirección se mueve hacia arriba y los reposapiés del acompañante se mueven automáticamente hacia delante. A medida que la cubierta se cierra, cada elemento vuelve a su posición, listo para rodar.

La sección trasera del chasis está rematada por un deslumbrante mamparo de aluminio pulido, mecanizado a partir de un lingote sólido de aluminio utilizando un torno de 5 ejes. El mamparo es visible a través de la superficie de policarbonato, al igual que las unidades de suspensión. El compartimento de equipaje trasero de 60 litros es lo suficientemente grande como para acomodar un conjunto de palos de golf.

Chasis diseñado para cumplir con los más altos estándares de competición
El chasis del Techrules Ren ha sido diseñado y desarrollado por el reconocido especialista en competición, L.M. Gianetti de Turín. El superdeportivo se construye principalmente de fibra de carbono, aleación de aluminio de alta resistencia y componentes de acero.

El chasis comprende una bañera de fibra de carbono completa, similar a la utilizada en los prototipos más sofisticados de competición, pero extendida en la parte trasera y con un espacio lateral integrado a cada lado de la sección central.

Un depósito de combustible de seguridad de 40 litros, certificado por la FIA, se aloja bajo el suelo de cada cápsula para almacenar combustible y alimentar la(s) turbina(s) de recarga. Estos depósitos están rellenos de espuma y diseñados para evitar incendios incluso en caso de impacto. Cuando se seleccionan las configuraciones de pasajeros, se sientan en una posición semi-estirada, con los depósitos situados debajo de las piernas, bajo el piso de fibra de carbono ligero y reforzado.

Las placas de aluminio en la parte delantera y trasera de la bañera proporcionan puntos de anclaje para las barras antivuelco. En las versiones de circuito también incorporan puntos de montaje para elevadores, dos en la parte delantera y dos en la parte trasera. La placa frontal proporciona un montaje para tres bombas de agua eléctricas montadas en un espacio separado.

En la parte delantera y trasera, las placas laterales de aluminio mecanizado proporcionan soporte para la carcasa del reductor del motor y los puntos de anclaje de la suspensión. Todos los accesorios de aluminio se mecanizan en aleación 7075, que ofrece una solución ligera y una gran resistencia a la corrosión.

La parte trasera de la bañera detrás del conductor también alberga la batería de iones de litio y el inversor. Dependiendo de cómo esté configurado el coche, la batería puede extenderse hasta el ancho total de los habitáculos laterales.

El espacio del conductor está rematado por una jaula protectora de acero de protección con especificaciones de competición. Se eligió en lugar de un monocasco de carbono cerrado para permitir que la estructura superior se pueda utilizar para diferentes series de carreras si se utiliza como un coche de circuito.

En general, se espera que el peso del automóvil sea de alrededor de 1700 kg, dependiendo de la especificación.

Paolo Gianetti, CEO de L.M. Gianetti, dijo: "En la fase de desarrollo, un prototipo de Techrules Ren fue probado de forma muy exigente en el circuito de Monza. Nuestros ingenieros superaron los objetivos del proyecto para el innovador sistema de carga, el sistema de transmisión eléctrica altamente avanzado, las características de conducción y el rendimiento del coche.

"Los resultados del extenso programa de pruebas también nos dejan muy satisfechos y conscientes de que estamos entregando un superdeportivo realmente único. En los próximos meses vamos a continuar el desarrollo del coche con varias pruebas en las pistas más conocidas de Europa".

Suspensión, dirección y frenos de alto rendimiento
Los elementos de suspensión fueron diseñados específicamente para este coche y fabricados por L.M. Gianetti. La suspensión se compone de un diseño clásico desigual de la longitud de la horquilla delantera y trasera. Está construido de acero tubular de alta resistencia y soldadura Tig. Los trapecios de suspensión están diseñados para soportar el nivel de fuerzas que se experimentan en carreras de la categoría GT3.

El acero fue elegido sobre la fibra de carbono por su resistencia a largo plazo. Los componentes de la suspensión en fibra de carbono pueden ser susceptibles a daños causados por objetos de la carretera y las condiciones climatológicas.

Hay otras configuraciones de suspensiones delanteras y traseras con distintos elementos para configurar un típico coche de carreras abierto.

Los discos compactos de carbono cerámico de 380 mm están equipados con pinzas de seis pistones de AP Racing. Los discos de carbono cerámico ahorran 30 kg en comparación con las unidades equivalentes de acero y son más duraderos.

Las barras antivuelco se utilizan delante y detrás y se montan en las placas situadas en los extremos. El sistema antivuelco delantero cuenta con un innovador sistema de engranajes que permite su embalaje en un pequeño espacio.

La dirección asistida eléctrica (EPAS) incorpora una gama de mapas de software seleccionables por el conductor que alteran la respuesta del acelerador, la potencia de salida, el control de tracción y la acción del ABS, dependiendo de las preferencias del conductor y del entorno de conducción. Por ejemplo, el conductor puede elegir un mapa más ligero para el uso urbano y uno más pesado para la alta velocidad o el uso en circuito. El bastidor del EPAS está montado detrás de la placa delantera del chasis de aluminio por delante de los pies del conductor.

La tecnología TREV brinda un rendimiento superior y una eficiencia sin precedentes
El Techrules Ren será el primer superdeportivo de un fabricante chino y el primer superdeportivo eléctrico de producción del mundo, impulsado por un sistema de recarga con turbinas. A pesar de no tener rivales, el Techrules Ren puede ser clasificado como un vehículo eléctrico de gran autonomía con un grupo propulsor distribuido en múltiples motores eléctricos. Una versión totalmente eléctrica y enchufable para recarga también estará disponible en el futuro.

El patentado tren de potencia híbrido de serie de Techrules, combina una amplia experiencia en tecnologías aeroespaciales y de vehículos eléctricos con varias innovaciones técnicas patentadas para ofrecer niveles sin precedentes de eficiencia y rendimiento y un impacto ambiental ultra bajo.

Techrules presentó por primera vez el sistema TREV (Recarga de vehículo eléctrico por turbina) en el Salón del Automóvil de Ginebra de 2016, mostrando un nuevo sistema de extensión de la autonomía que utiliza una turbina para accionar un generador que carga la batería. Este, a su vez, proporciona electricidad para alimentar los motores de tracción. A diferencia de muchos sistemas de propulsión de turbina previamente desarrollados, no hay alimentación eléctrica directa del generador a los motores eléctricos en funcionamiento normal. Sólo cuando la batería se agota se puede utilizar la turbina para impulsar el coche.

El aire aspirado por la micro turbina pasa a través de un intercambiador en el que el calor del aire de escape es transferido al aire de admisión frío y comprimido antes de que se encienda. El encendido de la mezcla de combustible y aire comprimido y calentado genera una enorme energía que se canaliza a muy altas velocidades para girar las paletas de la turbina.

Matthew Jin, Chief Technology Officer de Techrules comenta: "En los coches convencionales que dominaron el siglo XX, el motor de combustión que convierte la energía química de un combustible en una energía mecánica útil es también el motor impulsor que gira las ruedas".

"Debido a que las turbinas siempre han sido una manera muy ineficiente de convertir la energía química en una energía mecánica útil, que gira la rueda, sólo unos pocos han intentado utilizar una turbina en el sistema de propulsión, y ninguno ha tenido éxito comercialmente.

"Pero, con los vehículos eléctricos, se utiliza un motor eléctrico para impulsar las ruedas, lo que libera el motor de combustión para convertir exclusivamente la energía química en energía mecánica y finalmente en energía eléctrica. Este es un gran avance, lo que nos permite utilizar un motor de turbina altamente eficiente como una forma de ampliar la autonomía en nuestros vehículos ".

La próxima generación TREV ofrece dos niveles de potencia
La segunda generación del sistema TREV (Recarga de vehículo eléctrico por turbina) de Techrules alimentará el Ren, con la opción de instalar una o dos turbinas para alimentar las baterías. Se dispone de dos tipos de turbina, una unidad de alta eficiencia de 30 kW y una unidad de alta densidad de potencia de 80 kW. La turbina de nueva generación, que se encuentra en etapas avanzadas de producción, es más pequeña y ligera y funciona a velocidades más altas que las anteriores.

El sistema TREV todavía tiene el potencial para conseguir 2.000 km de autonomía con 80 litros de combustible, dependiendo del vehículo que se utilice. La gama de vehículo eléctrico sólo alcanza 200 km, en function de la batería y configuración del motor eléctrico utilizado.

El sistema TREV puede funcionar tanto con combustibles líquidos como gaseosos. En las pruebas realizadas, el diesel ha demostrado proporcionar las mejores capacidades de rendimiento, con emisiones por debajo de la norma EU6 para este tipo de combustible.

En el futuro, el gas natural licuado o el hidrógeno serán los combustibles más eficientes desde el punto de vista ambiental, y no generarán emisiones de escape. El sistema TREV es escalable y diseñado para ser fabricado en grandes volúmenes para alimentar cualquier clase de automóvil. E incluso podría ser lo suficientemente pequeño para una motocicleta.


Una transmisión modular para distintos niveles de potencia
El sistema de transmisión comprende dos, cuatro o seis motores eléctricos de flujo axial refrigerados por líquido fabricados por YASA en el Reino Unido. Estos motores tienen un diámetro grande en relación con su longitud, haciéndolos ideales para su uso en el Techrules Ren como un paquete de motores plano en el interior de la bañera de carbono, donde el espacio es mínimo.

La configuración de tracción trasera cuenta con un motor que propulsa cada rueda posterior. Un conjunto de cuatro motores impulsará las cuatro ruedas. La configuración de seis motores de mayor potencia tiene dos motores para cada rueda trasera y uno para cada rueda delantera.

Los motores impulsan cada rueda mediante un reductor 1:3.3 alojado en cada placa lateral especialmente diseñada para éste automóvil.

Al igual que con la plataforma, el grupo motopropulsor del Techrules Ren es también modular, y comprende dos, cuatro o seis generadores de motores eléctricos YASA de flujo axial. También hay tres capacidades de batería disponibles: 14 kWh, 25 kWh y 32 kWh. Y los clientes pueden elegir entre una o dos configuraciones de turbina de alta eficiencia de 30 kW, o dos de alta densidad de potencia de 80 kW.

Y el único motor YASA genera 215 CV y 390 Nm. Las cifras resultantes de las diversas configuraciones disponibles son:
- Dos motores = 429 CV / 780 Nm.
- Cuatro motores = 858 CV / 1560 Nm.
- Seis motores = 1.287 CV / 2340 Nm.

Gestión inteligente de baterías con estrategia avanzada de equilibrio de carga
La batería está diseñada y fabricada por Podium Engineering específicamente para el Ren. Está disponible en tres capacidades de 14 kWh, 25 kWh y 32 kWh y se puede cargar al 80% de capacidad en menos de 15 minutos con un cargador rápido DC. La vida útil objetiva de la batería es de 100.000 ciclos.

Las baterías cuentan con un diseño innovador e incorporan tecnologías de gestión que permiten una mayor eficiencia de carga y equilibrio de potencia entre las células cuyo voltaje y temperatura se monitorean independientemente. Las celdas están conectadas a través de una placa de circuito en lugar de cables, para una mayor durabilidad. El número de células es de 1.344 celdas para la versión de 25 kWh y el paquete puede entregar 1.200 A, suficiente para conducir motores de seis ruedas a plena potencia.

El sistema de gestión de la batería (BMS) está integrado y se ha diseñado para optimizar el rendimiento y la vida útil de la batería al tiempo que garantiza la seguridad absoluta. Hay tres circuitos de refrigeración por agua para los motores, la batería y el inversor. Un paquete de intercambiador de calor (radiador) está unido a la placa delantera del chasis de aluminio y los circuitos de refrigeración son alimentados por tres bombas eléctricas también montadas en la placa frontal.

El rendimiento y autonomía del sistema TREV están directamente vinculadas a las opciones modulares elegidas y a las configuraciones de transmisión eléctrica.

En total, la nueva plataforma Techrules puede atender más de 300 opciones para el sistema TREV.

Gracias a extensas pruebas y la evolución de la tecnología TREV en los últimos 12 meses, el rendimiento del coche de producción Techrules Ren es aún más explosivo que el presentado en 2016. En la versión seis motores, la potencia máxima alcanzará los 1.287 CV.

Una plataforma diseñada por Techrules para el futuro de la eco-movilidad
Con una futura gama de modelos en mente, el Techrules Ren representa una plataforma que puede ser modulada para construir supercoches, SUVs, berlinas familiares e incluso pequeños coches urbanos. Sin embargo, el enfoque de fabricación será diferente en todas las categorías. La construcción del superdeportivo Techrules Ren cuenta con un chasis de fibra de carbono de producción artesanal y una suspensión de doble brazo oscilante para competición y muy alto rendimiento. Este enfoque sólo es adecuado para volúmenes de producción muy bajos.

Techrules está tomando éste enfoque único para desarrollar plataformas para permitir que los modelos compartan motores similares, pero dentro de distintas arquitecturas de vehículos.

Es probable que la producción del Techrules Ren comience en 2018, con órdenes de compra que comiencen en el Salón de Ginebra de 2017. Una serie limitada de 96 modelos para circuito será construida en Italia, con un volumen de producción proyectado de 10 coches por año.

Sobre Techrules
Techrules es una nueva compañía de investigación y desarrollo automotriz con sede en Pekín, China. Su misión es desarrollar tecnologías de motores de automóviles para ayudar a los vehículos de nueva generación a ser más eficientes, más ecológicos, fáciles de usar y que ofrezcan una mejor experiencia de usuario.

Techrules es una filial de TXR-S, una compañía de inversión, investigación y desarrollo, que tiene otras filiales que operan en los campos de ingeniería del transporte, ingeniería electromagnética, desarrollo de sistemas de propulsión, bioenergía y aeroespacial.


Techrules Ren, características técnicas:
Prestaciones (todas las proyecciones se basan en los test iniciales del superdeportivo Ren con la máxima capacidad de batería y turbinas.

Potencia: 960 kW (1,287 CV)
Par total en las ruedas : 7800 Nm (5753 lb ft)
Par eje motor delantero: 780 Nm (575 lb ft)
Par eje motor trasero: 1,560 Nm (1150 lb ft)
Par total eje motor: 2,340 Nm (1725 lb ft)
Aceleración (0-100 km/h): 2.5 segundos
Velocidad máxima: 320 km/h
Consumo: 7.5l/100km

Transmisión
Número de velocidades: 1

Paquete de baterías
Voltaje: Nominal 710-800V
Tipo de bacteria: Li-Ion de polímero de alta potencia
Capacidad: 25 kWh usables
Refrigeración: Por agua
Sistemas de gestión de baterías y térmicos con varias capas de sistemas de seguridad y protección redundantes.

Chasis
Construcción: Monocasco en fibra de carbono
Suspensión delantera: Doble brazo
Suspensión trasera: Doble brazo
Rueda / neumático delantero: 8.5J x 22 / 265/35 R22
Rueda / neumático trasero: 8.5J x 22 / 265/35 R22

Dimensiones
Longitud: 4,694 mm
Anchura: 2,048 mm
Altura: 1,200 mm
Distancia entre ejes: 2,723.5 mm
Eje delantero / trasero: 1,818 mm / 1,808 mm
Peso en seco: 1,630 kg

Frenos
Delantero: Discos ventilados de carbono de 380 mm, 37 mm de anchura con pinzas de seis pistones
Trasero: Discos ventilados de carbon de 355 mm, 35 mm de anchura con pinzas de cuatro pistones

Dirección
De cremallera y piñón con asistencia eléctrica.

Sistemas de seguridad
ABS
Control de tracción con función de estabilidad
Sistemas de desconexión de seguridad

Arquitectura de ECU múltiple para el control de sistemas electrónicos relevantes para la seguridad
- Aislamiento de alta tensión
- Estado de la batería y control TREV




| Fuente: Techrules

Accede a nuestro foro: