28 feb. 2017

A la conducción autónoma aún le queda un largo recorrido


La II Jornada sobre Tecnología y Seguridad Vial, organizada por Seguridad Vital (RTVE) y FESVIAL, y promovida por Carglass España, ha sido un rotundo éxito por la calidad de las ponencias y el numeroso público invitado.

Los invitados y la gran cantidad de medios presentes coincidieron en señalar la importancia y utilidad de esta jornada, en la que los prestigiosos ponentes arrojaron luz sobre las nuevas tecnologías en los coches -sobre todo, la conducción autónoma- y su vinculación directa con la seguridad vial y la reducción de la siniestralidad.




El "Horizonte 2020" de la Unión Europea (UE), el papel de la infraestructura en la seguridad vial en España (AEC), el presente y futuro del coche automatizado (Bosch), el desconocimiento de la tecnología por parte de usuarios y profesionales (FESVIAL), la conducción autónoma y el aseguramiento de coches (Centro Zaragoza), los 20 años del sistema Onstar (Opel), la aplicación de los sistemas inteligentes de transporte a la seguridad vial (ITS) y el papel del cristal en la conectividad, autonomía y movilidad del coche del futuro (Belron); fueron los temas y ponencias de esta jornada.

Coordinada y presentada por Carlos García-Hirchsfeld, director del programa Seguridad Vital de RTVE, la jornada ha contado con la colaboración de la Dirección General de Tráfico, AEC, Belron Technical, Bosch, Centro Zaragoza, CDTI, ITS España, Opel y la Unión Europea.


Gregorio Serrano y Luis Montoro: luces y sombras de la conducción autónoma
Gregorio Serrano, director general de la DGT, abrió la jornada y adelantó una gran noticia: "La DGT ya trabaja con los fabricantes en la regulación del coche conectado y autónomo. En este mandato vamos a elaborar un plan estratégico del coche que va a culminar todos los trabajos que estamos haciendo. El coche conectado y autónomo, y otras cuestiones se reflejarán en este plan que lanzaremos en esta legislatura".

"Tenemos que hablar de futuro, por eso los coches tienen un parabrisas grande y un retrovisor pequeño" aseguró Serrano. El director general de la DGT tiene claro que "aunque algunos dicen que el coche autónomo llegará en 2020, 2030 o 2050, la realidad la tenemos aquí ya. En Suecia van a poner a prueba 100 Volvo autónomos para ver sus efectos reales en las ciudades".

Gregorio Serrano valoró muy positivamente esta jornada, agradeció su apoyo a Carglass y pidió más apoyo a los medios para difundir la seguridad vial. "Es una responsabilidad compartida y pido a los medios que hagan como TVE y emitan un programa tan fantástico, didáctico y divertido como Seguridad Vital".

Le siguió Luis Montoro, presidente de FESVIAL, que puso cierto freno al coche autónomo, alertándonos de que "vivimos en una época peligrosa, con muchos inventos y pocas reflexiones. Hay mucho a debatir y por eso tienen sentido jornadas como las que hacemos aquí". Y es que, para el catedrático de seguridad vial, "no se puede pensar en coche autónomo solo en términos de tecnología, porque estas tecnologías afectan al entono, las personas, la economía y la sociedad. En esta segunda revolución del automóvil el optimismo tecnológico, que no se dio en el Siglo XIX en la primera, quizá nos está cegando para ver que existen muchas cuestiones más allá de la tecnología".

Montoro enumeró algunas de esas cuestiones: "¿Qué seguro va a tener?, ¿A qué edad se podrá usar?, ¿Quién tendrá la responsabilidad en un accidente?, ¿Quién decidirá el dilema moral en una situación complicada?, ¿Qué formación tendremos? ¿Van a desaparecer millones de conductores profesionales? ¿Habrá policías de tráfico y multas? ¿Quién controlará el mantenimiento de los sistemas laser, radar, cámaras y satélites de los coches autónomos?".

El presidente de FESVIAL tiene muy claro que "antes de llegar al nivel 5 de conducción autónoma, queda mucho por hacer en lo tecnológico, pero sobre todo en lo legal, personal y social. La revista Technology Review ha recogido 150 problemas graves que están por solucionar sobre el coche autónomo. Afirman que actualmente es imposible programar coches que predigan lo que van a hacer coches y peatones, que para eso haría falta la inteligencia artificial. Según muchos expertos, en el nivel 5 el coche autónomo ha de ser propositivo, creativo y anticipativo, algo imposible de programar hoy en día".

Para Montoro, "hoy en día se registran fallos graves en conducción nocturna, o con lluvia, nieve o niebla. Los sistemas autónomos actuales necesitan un tiempo de análisis y reacción ante algunas de las miles de situaciones que se pueden encontrar; a veces, hasta 7 segundos para pensar y reaccionar. También existen problemas para reconocer señales y marcas viales si no están perfectamente mantenidas. Hay limitaciones graves en reconocimiento de peatones y ciclistas, por ejemplo si un peatón se agacha en un paso de cebra… ". Y siguió enumerando posibles riesgos de esta tecnología: "Hay también riesgo de pirateo e interferencias entre coches. Y otros, como no reconocer el alto de un policía…".

Los propios sistemas del coche también pueden resultar una amenaza para la seguridad. "Otro problema grave es la comunicación en tiempo real con los satélites que guían al coche, si hay una pequeña desconexión, puede haber un accidente. O si se ensucia una cámara, por ejemplo, por el excremento de un pájaro, el coche pude tener graves problemas. Con las marcas viales ya se ha demostrado que solo con un puntero láser y un reflejo de luz se puede engañar a coches autónomos".

La conclusión final de Luis Montoro es que "queda mucho por hacer para llegar al nivel 5, aunque nadie duda que se llegará. Eso sí, son tecnologías muy complejas, caras, vulnerables y requerirán tal nivel de mantenimiento, que habrá que plantearse si la implantación es viable y rentable, aunque sea técnicamente posible".

Cerraron la jornada María Alfayate, police officer de la dirección general de movilidad y transporte de la UE; y Jaime Moreno, Subdirector general de gestiones de la movilidad de la DGT.

María Alfayate repasó todas las actuaciones de la Comisión respecto a la movilidad autónoma y conectada. Recordó que en EE.UU tienen el doble de víctimas por accidente que en la UE y que "España está en el grupo de países europeos que mejor se está comportando en la disminución de accidentes". Jaime Moreno indicó que "el coche conectado es una forma importante de reducir la siniestralidad. La DGT tiene una apuesta clara por la automatización y la conectividad".


Seguridad, conducción autónoma. Las ponencias, al detalle
Julio Dorado, delegado del programa Horizonte 2020 de la división de programas de la UE, nos relató en su ponencia "Horizonte 2020 en 5 pasos" este programa de la Unión Europea. Para Dorado, la conducción autónoma es un área clave del Horizonte 2020 por sus implicaciones en la digitalización, conectividad, seguridad vial, impacto climático, eficiencia y competitividad industrial. Además, opina que en España hay potencial y conocimientos para ser un actor clave en la conducción autónoma, que "no es el futuro, es el presente".

Juan Luis de Miguel, Subdirector del Centro Zaragoza, habló en su ponencia "Cómo afectará la conducción autónoma y al aseguramiento de coches" de ese interesante tema. Desentrañó que "a medida que los coches vayan automatizándose, habrá responsabilidades que serán del coche" y reclamó que "un concepto claro de responsabilidad puede proporcionar protección a las víctimas". En su charla también nos describió los cinco niveles de la conducción autónoma:

María Belén Aranda Colás, directora de desarrollo avanzado de Robert Bosch GmbH, impartió la ponencia "Presente y futuro del coche automatizado". En su completa charla, nos dio la hoja de ruta de esta tecnología y las claves de su éxito futuro: legislación, seguridad, arquitectura, localización, inteligencia, HMI y visión 360º. Hacer realidad la conducción autónoma supondrá un profundo cambio en tecnologías clave, como son los sensores, inteligencia, comunicación, interfaces, cálculo, algoritmos de movilidad, almacenamiento en la nube. Pero también será decisiva para afrontar nuevas megatendencias, como que el 70% de la población mundial vivirá en ciudades en 2050, que aumentaremos el gasto de energía en un 30% en 2035, que habrá cambios en la movilidad, propiedad y uso de los coches.

Paula Bartolomé, directora de marketing en Opel España, nos habló del sistema Onstar de la marca. En la ponencia "El compromiso de Opel con la seguridad vial", nos detalló como esta plataforma de General Motors ha atendido más de 5 millones de llamadas de sus clientes, ha emitido 94.000 respuestas de emergencia y 5.000 respuestas automáticas por accidente, o ha desbloqueado a distancia 156.000 puertas de coches cada mes.

Magnus Lindkvist, trendspotter, impartió la ponencia más ecléctica, en la que nos habló de cómo prepararnos para el mañana. "Puedes hacer dos cosa, competir o crear. Para tener una competición necesitas tener es personas que compitan y si ganas el premio, es genial. Pero cuando tratar de crear algo diferente la gente te dice: no va funcionar, es ilegal. Cuando alguien pensó en Uber, los políticos creyeron que era ilegal". Y nos recomendó "mirar hacia otros sitios, experimentar y reciclar las malas ideas".

Chris Davis, Jefe superior técnico en Belron Technical, centró su ponencia en "el papel del cristal en la conectividad, autonomía y movilidad del coche del futuro". Davis nos habló la importancia de los cristales, que son una pieza fundamental en la resistencia estructural del coche y para el correcto funcionamiento del airbag. Y nos recordó que en los coches actuales el parabrisas lleva muchos sensores, que irán aumentando a medida que se sigan implantando los sistemas de conducción autónoma. Por ejemplo, el sistema Autopilot de Tesla requiere de 11 cámaras, tres de las cuales van montadas en el parabrisas. Además, los sistemas de proyección de información en el parabrisas seguirán evolucionando" hasta ofrecer una auténtica realidad aumentada que mejorará la seguridad, haciendo que el cristal sea una interfaz inteligente con nuestro mundo". Para Davis, "será complicado que en menos de veinte años veamos coches que usen tecnologías completamente autónomas". Pero cuando lleguen, el papel del parabrisas seguirá siendo muy importante, porque "la tecnología de realidad aumentada nos traerá muchas sorpresas positivas cuando entremos en el mundo de la conducción autónoma. No habrá que invertir tanto en airbags y otras tecnologías de protección, por lo que ese dinero se podrá invertir en lunas y pantallas que nos den una experiencia de movilidad mucho más placentera"-

José Ignacio Lijarcio Cárcel (director de proyectos de FESVIAL e investigador de la UVEG) reflexionó sobre el conocimiento de los conductores de los sistemas de seguridad e sus coches. Bajo el título, "Percepción de la tecnología por usuarios y profesionales. Niveles de desconocimiento para una misma seguridad", en su ponencia arrojó datos tan reveladores como que uno de cada cuatro conductores desconoce más de la mitad de elementos básicos de seguridad de su coche o que siete de cada diez no sabe cuáles son las funciones de seguridad del parabrisas. "No saber utilizar una app no nos pone en riesgo, pero desconocer las funciones de seguridad del coche pueden poner en peligro nuestra vida", asevera.

Jaime Huerta Gómez de Merodio, secretario general de ITS España, nos explicó en la ponencia "Aplicación de los sistemas inteligentes de transporte a la seguridad vial" qué son los sistemas inteligentes de transporte (ITS) y su capacidad de mejora de la seguridad vial, por ejemplo, a través de sistemas cooperativos de movilidad conectada.

Jacobo Díaz Pineda, director general de la Asociación Española de la Carretera, cerró el turno d ponencias y focalizó su intervención en las infraestructuras. Bajo el título "Luces y sombras de la Seguridad Vial en España. El papel de la infraestructura", abordó cómo éstas pueden evitar accidentes y minimizar sus consecuencias". Eso sí, recordó que "la infraestructura tiene poca capacidad de adaptación: tardamos 8 años en hacerlas y las diseñamos para que sean usables dentro de 40 años". Y reclamó que "llevamos un decenio de no inversión en la conservación". Por otro lado, Jacobo Díaz Pineda sentenció que "el problema de nuestro país no es la velocidad excesiva, sino la velocidad inadecuada".


La importancia de las jornadas sobre Tecnología y Seguridad Vial
La II Jornada sobre Tecnología y Seguridad Vial, organizada por Seguridad Vital (RTVE) y FESVIAL, y promovida por Carglass España, se ha celebrado en Madrid, en la sede de la Fundación Rafael del Pino. El objetivo es profundizar en un debate sobre el futuro que representan las nuevas tecnologías en los coches y su vinculación directa con la seguridad vial y la reducción de la siniestralidad.

Gregorio Serrano, director general de Tráfico, valora muy positivamente este evento: "La seguridad vial es un asunto que nos afecta a todos como ciudadanos, bien sea como conductores, peatones o como pasajeros; así que valoro muy positivamente los eventos y actuaciones que supongan dar más visibilidad a un fenómeno como es el de la movilidad segura y sostenible. Además, las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías aplicadas a los coches y las infraestructuras son esenciales para reducir los accidentes de tráfico y las víctimas que éstos generan", asegura.

Luis Montoro, Catedrático de Seguridad Vial y presidente de FESVIAL, también cree que es muy importante realizar eventos de este tipo: "De la tecnología de los coches depende muchas veces la vida o la muerte de los que circulan por las carreteras. Por ello es muy importante realizar actos en los que se pueda reflexionar, debatir, informar y conocer los avances tecnológicos que se producen, su importancia en la seguridad vial, sus posibles mejoras o problemas, su impacto sobre el comportamiento de los conductores, etc. En ese contexto, es evidente la oportunidad, necesidad y utilidad de hacer estas jornadas", asegura.



| Fuente: Carglass