24 ene. 2017

Artur Martins, directivo de Kia, nos cuenta qué piensa del Stinger


Artur Martins es uno de los máximos responsables del exitoso rumbo actual de Kia, y uno de los personajes más felices y satisfechos en el momento del lanzamiento mundial del nuevo Kia Stinger.

Martins es portugués y tiene una gran experiencia en el sector después de haber estado trabajando en marcas como Alfa Romeo, Toyota y SEAT antes de ser vicepresidente de Marketing de Kia, puesto que ocupa desde 2014. Nos encontramos con Artur Martins en el evento del lanzamiento del Kia Stinger en Europa, en unos estudios de televisión en Milán, un gran escenario que conjuga a la perfección el diseño, la moda y la música… la que pone el famoso DJ Martin Solveig. En ese entorno Martins habla de la ausencia de restricciones a los diseñadores y creadores del nuevo estandarte de la marca… el Kia Stinger.




"Ha nacido sin restricciones, pero no se trata de una nueva era en Kia, ya hemos mostrado que en ocasiones se puede, aunque casi siempre hay lógicas restricciones. Con este coche hemos tenido muchas menos, y por eso nuestro responsable de diseño, Peter Schreyer, ha comentado que a él nunca le dijeron que no, él sencillamente pedía y todo le era concedido, por eso es un coche que expresa libertad. También es un reconocimiento para todos los responsables de la creación de coches en Kia, es un voto de confianza por su buena labor, y más en este coche, que ha sido creado con el corazón, un coche con el que la marca adopta un gran compromiso, en especial con el cliente europeo, porque todo se ha hecho en Europa, por europeos y pensando en Europa. El mercado europeo es el más competitivo del mundo en este segmento, y por eso Kia quiere ser competitivo en Europa".

¿Cuáles son los antecedentes y qué aporta el nuevo Kia Stinger?
"El Kia Stinger procede de un concept car mostrado en Alemania en 2009. Este tuvo una crítica tan buena que decidimos hacer el coche y desde entonces nos pusimos manos a la obra. Además del Kia Stinger, este año tenemos catorce nuevos lanzamientos, porque somos una marca muy activa, posiblemente la más activa del mercado. Queremos estar en todos los nichos e incluso inventar nichos… Nosotros, como marca tenemos una gran credibilidad en todos los segmentos, no solo en los SUV, que es un área que tenemos bien cubierta, pero incluso ahí seguimos trabajando, y tenemos más ideas, más nichos y cosas que vendrán a completar la actual gama de Kia. Volviendo al Kia Stinger, a su diseño y a lo que aporta, hemos querido recuperar la esencia de este tipo de berlinas deportivas, una esencia que se ha perdido un poco, y estamos orgullosos de poder ofrecer algo así a todos nuestros clientes".


¿Cómo definiría el resultado dinámico conseguido?
"Pues lo cierto es que solo lo he conducido en línea recta, pero el responsable de desarrollo, que llega procedente de BMW, y que ha estado poniéndolo a punto en Nürburgring, me ha comentado muy ilusionado todo tipo de maravillas relativas a su conducción. El Kia Stinger no es un coche de competición, es un coche que debe combinar muy bien la deportividad y el confort, y su conclusión es que esto ha sido conseguido al más alto nivel. En este momento no tengo tiempos de referencia en el trazado de Nürburgring, pero sé que la unidad con motor V6 biturbo de 370 CV pasa de 0 a 100 km/h en cinco segundos, y ese es un dato importante".

¿Se debate Kia entre el segmento generalista y el premium?
"Es la primera vez que entramos en el segmento Premium, lo hacemos con el Kia Stinger y para situarnos bien en el mercado estamos mirándonos en el Audi A5 y el Audi A6, también el BMW Gran Coupé, quizás un punto intermedio en el que no están ni unos ni otros".

"Kia hace coches accesibles, y por eso queremos lanzar coches de calidad, acabado, materiales y equipamiento premium, pero siempre con un precio razonable, nuestro objetivo también es popularizar este segmento y que nadie tenga que bajar a una categoría inferior pudiendo acceder a un Kia, por eso estaremos donde la gente pueda estar. Estaremos, en precio, por debajo de un Audi A5 dependiendo del motor utilizado. De todos modos, la identidad de Kia es la de una marca generalista, no una marca premium".


¿Cuál es el argumento de ventas para atacar el segmento premium, y cuáles son las expectativas de venta?
"El principal argumento es el diseño, es un coche que enamora, que atrae, que entra por los ojos. Creo que el diseño será su principal argumento, y en segundo lugar el confort interno y la habitabilidad, ambos serán valores importantes, porque se trata de un coche muy amplio y muy cómodo, bien pensado para vivir en su interior, es un coche que te gusta ver por fuera y te encanta ver por dentro. En un año normal, esperamos vender entre 60 y 70.000 unidades en el mundo, con una influencia muy importante por parte de los usuarios americanos, porque en Estados Unidos debería venderse más de cincuenta por ciento".



Entrevista: R.Mansanet