11 dic. 2016

Éste es el 488 Challenge para las Ferrari World Finals


Ferrari ha desvelado el impactante modelo 488 Challenge que competirá en las Ferrari World Finals de Daytona (competición para clientes) este fin de semana próximo, el cual supone el sexto modelo en participar en estas series que, en 2017, cumplirán ya su 25 aniversario.

Desde su anuncio en el año 1992, más de 100 carreras, con más de 1000 pilotos, han participado en estas carreras, organizadas en tres continentes. Con el paso de los años las Ferrari Challenge han demostrado ser una plataforma ideal para que los clientes de la marca experimenten las sensaciones de la competición en una carrera internacional de GT con campeonatos de prototipos, y algunos de ellos pasaron luego a competir en las Grand-AM, la IMSA, o la FIA World Endurance Championship, demás de en las 24 Horas de Le Mans.




El Ferrari 488 Challenge es el primer modelo con turbocargador más potente que participa en este tipo de competiciones, su propulsor es un motor de 670 cc, de 3.9 litros, en disposición V8, derivado de las series de producción que en 2016 consiguiera el prestigioso galardón de Motor del Año.

Tras un intenso programa de desarrollo del motor, en combinación con el chasis y la aerodinámica, el 488 Challenge puede es capaz de ofrecer un nuevo nivel de prestaciones, de ello da buena muestra que se llevó el tiempo récord en Fiorano superando al 458 Challenge EVO, y colocando el marcador en 1'15.5".


Comparado con el modelo de producción, el Ferrari 488 GTB V8, el Challenge posee un nuevo mapeado de motor, para optimizar su rendimiento en circuito, y poder oprear con una caja con cambios más cortos. El gestor variable de par también ha sido modificado para favorecer la conducción en el momento ideal de aceleración longitudinal, aprovechando el máximo posible las características del motor turbo. La caja de cambios DCT, heredera de la F1, maximiza la potencia y el régimen del motor, y es capaz de subir a máximas revoluciones en cuarta marcha en sólo seis segundos.


Junto a ello encontramos el software para el control de deslizamiento de la tracción (Slip Slip Control, patentado por Ferrari), y que supone la primera aparición en un coche Challenge. El SSC está integrado con la electrónica del vehículo, y con su control dinámico, de manera que, junto con el E-Diff3 (control de tracción) asegura en todo momento el máximo agarre en el asfalto en el momento de afrontar curvas, en aceleración, o en diferentes giros.

Por último, en el apartado aerodinámico el Ferrari 488 Challenge, comparado con el modelo de producción, posee notables mejoras en la eficiencia para aprovechar el flujo del aire, con un radiador frontal reformado y dispuesto en una posición inclinada hacia atrás, mejorando el paso de aire en condiciones de competición y reduciendo el drag. Esta nueva disposición requirió nuevas ventilaciones en la parte inferior del paragolpes, para las ruedas.


| Redacción: RevistaCoche.Blogspot.com