2 may. 2016

La tecnología eléctrica, clave para el mercado chino del automóvil


En la Feria Auto-China el consorcio tecnológico ZF presenta los planes de su nueva división E-Mobility para el mercado chino. En esta división ZF concentra desde 2016 todas sus actividades para dar soluciones completas en el amplio sector de la electromovilidad. Lo más importante es el desarrollo mundial y la producción de soluciones integrales para transmisiones eléctricas e híbridas para vehículos. El abanico de productos se complementará con mandos electrónicos de las cajas de cambio y los respetivos elementos de manejo. ZF se prepara actualmente para contar en 2020 entre los proveedores más importantes en China respeto a la electromovilidad.

"Consideramos la inmensa importancia de estas tecnologías en el futuro al unir todas nuestras actividades referentes a la electromovilidad, tanto para automóviles como para vehículos industriales, en una única división nueva", explica Stefan Sommer, presidente de la junta de ZF Friedrichshafen. "La electromovilidad llegará mucho antes de lo previsto, teniendo en cuenta las discusiones actuales sobre las emisiones de los vehículos y su marco legal. Tomamos muy en serio esta evolución paso a paso desde la tecnológica de tracción convencional hacia la electromovilidad".



La base de esta nueva división E-Mobility son los campos "sistemas electrónicos" y "tecnología eléctrica de tracción", completándose por la unificación de diferentes proyectos de la electromovilidad de todo el consorcio ZF –todos ellos unidos en la nueva división–.

"En muchos mercados mundiales la electromovilidad es aún un mercado de nicho", explica Jörg Grotendorst, director de la nueva división E-Mobility. "Pero esto cambiará muy rápidamente, sobre todo cuando el poder legislativo apoye nuevas limitaciones de emisiones en años venideros." También en China la electromovilidad crecerá rápidamente en los próximos años –un crecimiento en el cual ZF quiere participar–. "Queremos ser, para el año 2020, uno de los más importantes proveedores de la electromovilidad en China", dice Grotendorst. Para alcanzar estos objetivos, la nueva división ya está montando estructuras de distribución y de desarrollo en China. El equipo que se encuentra allí y que se beneficia de la fuerte presencia de ZF en el mercado, será constantemente ampliado a lo largo de los próximos años. La meta es buscar la producción local para el desarrollo de las soluciones que exige el mercado.

Ya en 2008 ZF abrió en Alemania una planta independiente para los accionamientos eléctricos de los automóviles, y desde entonces ha incrementado sin pausa su gama de productos de la electromovilidad. Aparte de las máquinas eléctricas, la tracción híbrida, mandos de accionamiento y sistemas de mando, ZF ahora también ofrece tracciones íntegramente eléctricas, que se producirán a partir de 2018 para un fabricante europeo de automóviles en serie. Debido a que el consorcio también desarrolla y produce su propia electrónica de potencia, cuenta con una oferta muy completa de productos para la electromovilidad, que va desde componentes individuales a sistemas completos de tracción. Pero ZF no se dedica ni se dedicará a la tecnología de baterías y acumuladores, que no son de su competencia tecnológica. Sin embargo, ofrece soluciones de tracción eléctrica también para vehículos industriales e incluso para pesos pesados.

| Fuente: ZF | Alcance: China