14 abr. 2016

¿Sabes cómo maniobrar si te encuentras a uno de los nuevos megacamiones en la carretera?


El pasado diciembre de 2015 se daba luz verde a los megacamiones y desde este mes de abril ya pueden solicitarse las primeras autorizaciones para que por las carreteras españolas puedan circular estos camiones. Inmensos tráileres de transporte de hasta 25.25 metros de longitud y que pueden alcanzar las 60 toneladas de peso y que serán modulares con más de 6 ejes.

Estos vehículos tienen una normativa muy específica y sólo podrán circular con autorización expresa de la Jefatura Provincial de Tráfico o en su caso de la DGT y siempre deberán ir por autopistas y autovías permitiéndose desplazamientos de tan sólo 50 km por carreteras convencionales de doble sentido para acercarse o salir de sus puntos de inicio y/o llegada y siempre que estos destinos sean centros logísticos o polígonos industriales. Además sólo podrán conducir a una velocidad máxima de 90 km/h y nunca podrán adelantar a ningún vehículo que vaya a más de 45 km/h, y deberán llevar diversos mecanismos de seguridad como son detectores de ángulos muertos, ESP (Sistema de Control de Estabilidad) y un sistema automático de frenada de emergencia.




Los megacamiones no podrán circular por ninguna carretera española cuando existan condiciones meteorológicas adversas que puedan suponer un riesgo para la circulación como es una visibilidad menor de 150 metros o niveles rojo o naranja debido a la fuerza del viento.

Desde Formaster, Asociación Profesional de Empresas Formadoras en Seguridad Vial, quieren ofrecer unas pautas a todos los conductores para que sepan actuar ante la aparición en nuestras carreteras de estos grandes camiones.

1. No debemos de ponernos nerviosos, actuaremos como si estuviéramos ante cualquier otro vehículo pesado.

2. Guardar la distancia de seguridad, y más si cabe si circulamos detrás de ellos pues la visibilidad queda notablemente reducida.

3. El mayor riesgo lo vamos a encontrar en los adelantamientos. Debemos de saber que son vehículos con mayor longitud, que alcanzan más de 25 metros (más de los 6 metros que los actuales camiones de transporte) y que deberemos usar más tiempo para su adelantamiento. Si el adelantamiento debe realizarse en una vía de doble sentido debemos aumentar la precaución y sólo adelantar si la visibilidad es buena y tenemos el suficiente espacio y tiempo para realizarlo.

4. Los adelantamientos con ráfagas de viento lateral son los más peligrosos. Debemos recordar que como todo vehículo de gran volumen nos hace de pantalla principalmente con el viento procedente de nuestra derecha. Por ello al ponernos en paralelo en un adelantamiento con viento fuerte procedente de la derecha la tendencia es que nos aproximemos al vehículo (por lo que debemos rectificar de forma ligera y no con bandazos nuestra dirección) y al terminar el adelantamiento volverá el viento que tenderá a desplazarnos a la izquierda. Entonces rectificaremos nuestra dirección de forma suave. Este problema lo tendremos muy acuciado en adelantamientos en viaductos y zonas de fuerte viento.

5. Estos vehículos tienen una velocidad máxima de 90 km/h. En tramos de fuerte pendiente ascendente debemos de ser conscientes que en muy poco espacio de tiempo llegaremos a su altura. Por lo que nos anticiparemos a esta situación para no realizar una frenada brusco.

6. Los megacamiones, por el peso y volumen que transportan, tienen mayor tiempo de reacción de aceleración, por lo que ante una incorporación a una vía tardarán en coger la velocidad de crucero más que cualquier otro vehículo. Deberemos de facilitarles, en la medida de lo posible, la incorporación o maniobra.

7. Cuando un megacamión quiera realizar un giro va a necesitar mayor espacio que uno convencional. Si el giro se va a realizar a la derecha el megacamión se abrirá hacia la izquierda para poder hacerlo correctamente y viceversa ante un giro a la izquierda. Tenemos que pensar que muchas de las intersecciones, cruces y rotondas no han sido diseñadas para la circulación de estos vehículos pesados por lo que pueden invadir un poco nuestro carril.

También desde Formaster se quiere hacer un llamamiento a los conductores profesionales que quieran conducir estos vehículos para realizar cursos de formación especializada que mejoren los conocimientos de los conductores y garanticen la seguridad vial. Por ello, según Formaster, deben impartirse tanto a las empresas de transporte como a los propios profesionales del transporte por carretera en base a cinco pilares fundamentales: técnicas de conducción, eficiencia energética, seguridad activa, temas de logística y posicionamiento de la carga, junto con un temario de mantenimiento de estos nuevos vehículos.

| Fuente: Formaster | Alcance: España

Accede a nuestro foro: