4 abr. 2016

Nueva gama 2016 de bicicletas Peugeot


Que las dos y las cuatro ruedas caminan juntas y son complementarias no es nada nuevo. Es más, hay marcas automovilísticas que, antes de fabricar coches, hicieron bicicletas. En el caso de Peugeot, desde hace mucho tiempo, puesto que su vinculación con el mundo del ciclismo comenzó en 1882 con la creación de un nuevo taller en su fábrica de Beaulieu para la producción de bicicletas que, cuatro años después, empezaron a comercializar en serie poniendo a la venta el modelo tipo Penny-farthing, por un precio comprendido entre los 225 y 450 francos.

Dado el éxito obtenido con su primera bicicleta, Peugeot comenzó a ofrecer también triciclos, tándems y una bicicleta con ruedas de 75 centímetros, cuya arquitectura se ha mantenido hasta hoy día. No es raro, pues, asociar a Peugeot con el ciclismo, ya que Peugeot fue también uno de los primeros equipos que participó en el Tour de Francia, ideado en 1903 por la publicación "L"Auto" bajo el lema: "La competición ciclista más larga y dura jamás organizada".




Desde entonces, ha habido una serie de puntos de inflexión. Uno de ellos se produjo en 1963, cuando el equipo adopta el diseño del motivo ajedrezado blanco y negro, que se haría célebre tanto en sus maillots como en las bicicletas, y que se mantendrá en décadas posteriores. Lo que surgió como un recurso para que el team Peugeot fuese fácilmente reconocible por televisión acabó siendo un rasgo icónico y mítico.

El otro gran momento data de 1975, fecha que supone el inicio de la época dorada del ciclismo. Las bicicletas volvían a estar de moda y Peugeot contaba con aproximadamente 50 modelos en su catálogo. Su imagen se correspondía a la del equipo profesional, mezclando lujo y deporte como fiel reflejo de los éxitos que iban cosechando, entre ellos, dos Tour de Francia conseguidos por Bernard Thévenet como miembro del equipo Peugeot, considerado una de las formaciones más célebres en el mundo del ciclismo y, por el medio "CyclingRanking.com", como el primero de la historia.

Todos estos hitos fueron acompañados de un aumento exponencial en las ventas de sus bicicletas, llegando a triplicarse en tres años las 150.000 unidades comercializadas en 1971. De hecho, las bicicletas Peugeot de finales de los 70 y de la década de 1980 son muy valoradas y apreciadas como objeto de coleccionismo

Más allá del mundo de la competición, el uso de la bicicleta se ha extendido en los últimos años como una forma de vida saludable tanto para el cuerpo como para el entorno que nos rodea, ya que su uso no emite partículas contaminantes como si lo hace el de los vehículos de combustión. Estas dos cuestiones han hecho que Peugeot dedique parte de su I+D al desarrollo de sus propias bicicletas, a las que incorporan algún tipo de asistencia al pedaleo para que las empinadas cuestas sean más llevaderas.

Estas bicicletas con tecnología híbrida movida por las piernas del usuario y/o por un pequeño motor eléctrico. El más representativo es la HYbrid Bike AE21. Representa el saber-hacer de Peugeot aplicado al mundo de las dos ruedas: es urbana, con un diseño moderno y elegante, innovadora y enfocada para afrontar todos los retos que propone el uso diario de este medio de transporte. Dispone de elementos plegables, de multitud de huecos portaobjetos y de tecnología híbrida para hacer más cómodos y eficientes los transportes por la ciudad.

Peugeot, como única marca con oferta completa de movilidad global, no sólo cuenta con modelos híbridos en su gama. Con una cartera de productos formada por más de medio centenar de productos, ofrecen bicicletas de carretera, de montaña, para hacer cicloturismo, urbanas, infantiles e incluso eléctricas.

Desde la primera bicicleta, presentada en 1886, hasta las victorias en el "Tour de Francia", Peugeot es la única marca con oferta completa de movilidad global
Las bicicletas están de moda, no hay duda. Olvida el coche, es hora de coger tu "bici" no solo para hacer deporte, también para ir a la universidad, de compras, o dar un agradable paseo por la ciudad, y es que hay vida más allá del "running".

Son innumerables las razones que hacen de la bicicleta el medio de transporte idóneo los meses de primavera que están a punto de llegar, puede que incluso para todo el año si el frío no nos impide salir de casa. Fácil de aparcar, no contaminante, económica… La bici es la estrella de la temporada y Peugeot, única marca con oferta completa de movilidad global desde finales del siglo XIX, te ofrece las más punteras del mercado para todo tipo de gustos, esfuerzos y terrenos:

La más "eco": Peugeot Hybrid AE21
Dotada de una incontestable elegancia, es una de las propuestas de Peugeot por sus numerosas cualidades, entre ellas su batería de ión de litio que se puede extraer para subirla a casa, su motor eléctrico integrado en la rueda delantera y sus elementos plegables.

Para la ciudad: Peugeot Urban LC11

La bicicleta urbana por excelencia, que recupera el estilo de los modelos que han forjado la historia de Peugeot. Moderna y fiable, esta nueva versión ha sido concebida para moverse con comodidad al ritmo de la ciudad gracias a su manillar clásico, que proporciona una postura elevada y cómoda, y su portaequipajes.

Una todoterreno: Peugeot Trekking T02.200 Unisex
Con ella, Peugeot apuesta por disfrutar del campo los fines de semana y evitar también, a la vuelta, los atascos y los problemas de aparcamiento en la ciudad, logrando que circular por ella se convierta en un placer.

Para la montaña: Peugeot RSM 21.100
Esta enérgica bicicleta llevará tus sensaciones al límite convirtiéndose en la mejor compañera al ofrecer velocidad, confort, dinamismo y las mejores sensaciones en la montaña y en cualquier lugar. Una nueva forma de rodar.



| Fuente: Peugeot