14 mar. 2016

Nuevo Mercedes-Benz Clase E 2016


Mercedes-Benz da un gran paso hacia el futuro con la introducción del nuevo Mercedes-Benz Clase E. La décima generación de la nueva berlina aporta un toque de creatividad con un diseño nítido y sugerente, unido a un interior exclusivo y de alta calidad. Introduce además numerosas innovaciones técnicas, que celebran su estreno mundial en la Clase E y que aportan, por ejemplo, un nivel inédito de confort y seguridad en la conducción y nuevas dimensiones en la asistencia al conductor. Los sistemas de infoentretenimiento y de manejo ofrecen asimismo una experiencia desconocida hasta ahora. No menos ejemplar es un motor diésel completamente nuevo que, unido al principio de construcción ligera y a propiedades aerodinámicas óptimas, establece un nuevo referente de eficiencia en este segmento. O la nueva suspensión neumática multicámara opcional, que asegura un confort de marcha y un dinamismo sobresalientes. La suma de sus innovaciones -incluyendo, por ejemplo, el asistente activo para cambio de carril, que permite al conductor cambiar sin esfuerzo al carril elegido- convierte a la Clase E en la más inteligente entre las berlinas ejecutivas. La nueva Clase E llegará a los concesionarios a partir de abril de 2016.

La nueva Clase E se presenta con una estética moderna, elegante y dinámica. En comparación con la generación anterior, la batalla ha aumentado en 65 mm (2.939/2.874) y la longitud en 43 mm (4.923/4.880). Los ocupantes de todas las plazas se benefician del espacio adicional resultante. La base para un comportamiento de marcha ágil es un aumento del ancho de vía en comparación con el modelo anterior (delante 20 milímetros adicionales, detrás 7 milímetros). El volumen del maletero conserva prácticamente el excelente nivel de la serie precedente.




El diseño del nuevo Mercedes-Benz Clase E se caracteriza por las proporciones típicas de una berlina de Mercedes. Del capó largo y tendido nace una silueta de líneas tersas, que se extiende sobre un techo con aires de coupé hasta una zaga rotunda con hombros anchos. Los voladizos cortos, la batalla larga, ruedas de formato grande y laterales convexos a todo lo largo del coche, surcados por líneas características de nuevo diseño, estilizadas y al mismo tiempo dinámicas, conforman el cuerpo alargado y enérgico de la carrocería del nuevo Mercedes-Benz Clase E. De ese modo encarna plenamente la "claridad sensual" en la que se basa la filosofía de diseño de Mercedes-Benz.

La nueva Clase E hace gala de un poderoso frontal, con diferentes configuraciones en función de la línea de diseño y equipamiento elegida. La versión básica ostenta la parrilla del radiador clásica de Mercedes con la estrella en el capó, al igual que la línea EXCLUSIVE, si bien ésta tiene una configuración más sofisticada. Las líneas AVANTGARDE y AMG Line se distinguen por la parrilla del radiador de estilo deportivo con la estrella Mercedes de gran tamaño en el centro. Cada variante de la parrilla del radiador imprime a la Clase E un carácter propio, desde elegante y distinguido hasta elegante y dinámico, ofreciendo así una extraordinaria diversidad y máxima diferenciación.

En la parte trasera, los hombros anchos sobre los pasarruedas traseros revelan sin dejar lugar a dudas el carácter enérgico de la Clase E. Los grupos ópticos traseros de una pieza, integrados en el cuerpo de la carrocería, presentan el diseño de dos franjas que distingue a la Clase E como nuevo miembro de la familia de berlinas Mercedes. Opcionalmente, los grupos ópticos traseros lucen con un brillo especial que recuerda el polvo de estrellas, la Vía Láctea o el resplandor de un motor a reacción. Este efecto "startdust" se genera mediante una innovadora tecnología de reflectores, con una estructura superficial específica para el piloto trasero, y se introduce por primera vez en la nueva Clase E.

Un diseño interior de nueva generación
El interior del nuevo Mercedes-Benz Clase E encarna la síntesis de emoción e inteligencia. Como opción, dominan la estética interior dos displays anchos con pantalla brillante y de alta definición, de 12,3 pulgadas de diagonal respectivamente. Equipados con tecnología de última generación, estos elementos constituyen una oferta única en este segmento. A la vista, ambos displays se funden bajo una misma superficie de cristal conformando un puesto de conducción widescreen que, como elemento central, parece flotar en el espacio acentuando la estructuración horizontal del diseño interior. Este puesto de conducción widescreen incluye como cuadro de instrumentos un display de formato grande en el campo visual directo del conductor, en donde se visualizan instrumentos virtuales, y un display central situado por encima de la consola central. El conductor puede elegir el aspecto del cuadro de instrumentos widescreen seleccionando uno de tres estilos diferentes: "Classic", "Sport" y "Progressive". Dado que el puesto de conducción es completamente digital, el conductor puede configurar a discreción las informaciones y vistas relevantes y crear de ese modo un entorno a su medida.

Por primera vez se incorporan en el volante de un coche elementos sensibles al tacto, los innovadores botones de control táctil. Al igual que la superficie de un smartphone, estos mandos reaccionan a los gestos de barrido en sentido horizontal y vertical. De este modo, el conductor puede controlar todas las funciones del sistema de información y entretenimiento con movimientos de los dedos y sin necesidad de separar las manos del volante. Así es posible observar el lema de la autoescuela "manos en el volante, ojos en la carretera" y reducir a un mínimo las distracciones del conductor.

Para el control del sistema de infoentretenimiento existen otras posibilidades: un panel táctil con controlador en la consola central, capaz de reconocer incluso la escritura natural, y el sistema de mando fónico LINGUATRONIC. A esto se añaden teclas de acceso directo, por ejemplo, para el manejo de la climatización automática y, por primera vez, también para activar y desactivar cómodamente determinados sistemas de asistencia a la conducción.

La nueva experiencia de manejo se ve acentuada por un nuevo diseño gráfico inteligente, que incluye visualizaciones de alta resolución y animaciones, así como un esquema lógico de control simplificado. A bordo de este coche, los ocupantes disfrutan de un diseño interior perceptible con todos los sentidos, y de una concepción generosa del espacio, que conjuga la elegancia del segmento de lujo con la deportividad refinada.

Conformación inteligente de los materiales
El estilo del interior está caracterizado por el uso de materiales de alta calidad. Entre ellos cabe citar, por ejemplo, las maderas de poros abiertos, la madera de estilo náutico "flowing lines" como interpretación moderna de la marquetería o el novedoso tejido metálico.

El uso de materiales auténticos se aprecia también en la tapicería de cuero que recubre opcionalmente las puertas y la línea de cintura. Un rasgo típico de Mercedes es la calidad visible y palpable en los detalles minuciosamente elaborados y en el acabado artesanal.

La cuidada composición se refleja asimismo en el concepto de colores y materiales con diversos tonos marrones, entre ellos nuevas y atractivas combinaciones cromáticas como marrón nuez/beige macchiato o marrón ecuestre/beige macchiato.

Luz atenuada en 64 colores
Para el alumbrado interior se emplea exclusivamente la tecnología LED, de larga duración y bajo consumo energético. Esto se aplica también a la iluminación de ambiente ampliada, incorporada en combinación con las líneas de equipamiento. Los 64 colores disponibles ofrecen numerosas posibilidades para el ajuste individual. Este equipo añade un toque de luz, por ejemplo, a las molduras, el display central, la bandeja portaobjetos delantera en la consola central, los tiradores interiores, las bolsas en las puertas, el espacio reposapiés delantero y trasero, la consola del techo y los altavoces de agudos (si el coche está equipado con el sistema de sonido surround Burmester High-End 3D).

Asientos con carácter: First Class
Otro elemento que llama la atención en la nueva Clase E son los asientos, cuya forma ergonómicamente modelada aúna la idoneidad para los viajes largos típica de Mercedes-Benz con una estética refinada y deportiva. El diseño es diferente en función de la línea de equipamiento elegida. Como novedad en este segmento se ofrecen un paquete de confort térmico con apoyabrazos calefactables en las puertas y en la consola central, así como los asientos calefactados Plus de respuesta rápida.

El conjunto de asientos traseros del nuevo Mercedes-Benz Clase E Berlina se suministra opcionalmente con respaldo dividido en tres partes. La división en proporción 40% - 20% - 40% otorga elevada flexibilidad. En el apoyabrazos central se integran un compartimento portaobjetos y dos portavasos extensibles. Los ocupantes de la parte posterior disponen además como equipo opcional de un soporte para tableta.

Nueva generación de motores
En la fecha de lanzamiento al mercado, la nueva Clase E consta de los modelos E 200 con motor de gasolina de cuatro cilindros y E 220 d con un motor diésel de cuatro cilindros de desarrollo completamente nuevo. El E 350 d con motor diésel de seis cilindros les seguirá a partir del verano.

Después del lanzamiento, la oferta se ampliará con otras versiones, entre ellas, el E 350 e con tecnología híbrida. La versión híbrida enchufable convence por su dinamismo y su eficiencia y permite recorrer 30 kilómetros en régimen exclusivamente eléctrico y, por lo tanto, sin emisiones directas. Su motor de gasolina de cuatro cilindros trabaja en tándem con un potente motor eléctrico, desarrollando una potencia total de 210 kW (286 CV) y un par motor de 550 Nm. De este modo, el E 350 e puede alcanzar prestaciones casi propias de un deportivo con un consumo inferior al de un utilitario.

Otros modelos nuevos que se introducirán sucesivamente son el E 300 con 180 kW (245 CV) y un par motor máximo de 370 Nm y el E 400 4MATIC, cuyo motor de gasolina de seis cilindros puede desarrollar 245 kW (333 CV) y un par motor de 480 Nm.

La gama de motores se completará más tarde con nuevas variantes, incluyendo un nuevo motor diésel de cuatro cilindros y 110 kW (150 CV). La oferta de mecánicas de gasolina abarcará motores de cuatro cilindros con un nivel de potencia de 135 a 180 kW (183 a 245 CV) y un grupo de seis cilindros de 245 kW (333 CV).

Todos los motores del nuevo Mercedes-Benz Clase E están equipados con la función de parada y arranque ECO. Los motores de gasolina cumplen la normativa de gases de escape Euro 6, mientras que el nuevo motor diésel de cuatro cilindros OM 654 ya está preparado para satisfacer las exigencias del futuro ciclo de emisiones en condiciones reales de conducción (RDE).

Motor diésel de cuatro cilindros completamente nuevo
El nuevo motor diésel de cuatro cilindros de Mercedes-Benz es el primer miembro de una nueva familia de propulsores que abre nuevas dimensiones de eficiencia. Gracias a la menor distancia entre los cilindros (90 mm en lugar de 94 mm), el grupo resulta más corto y compacto que su predecesor. A pesar de la menor cilindrada (2 litros) en comparación con el modelo anterior, el nuevo motor diésel desarrolla 143 kW/194 CV y se contenta en el E 220 d con un consumo mixto en el ciclo normalizado europeo a partir de 3,9 litros a los 100 kilómetros. Esto equivale a unas emisiones de CO2 a partir de 102 gramos por kilómetro, una cifra que hasta ahora sólo podían alcanzar unos pocos coches de tamaño sensiblemente inferior.

El grupo de cuatro cilindros con sobrealimentación sencilla y turbocompresor con turbina de geometría variable se distingue por su elevada suavidad de marcha. La culata de los cilindros y el cigüeñal están fabricados en aluminio. El recubrimiento del interior de los cilindros con la tecnología NANOSLIDE, desarrollada por Mercedes-Benz, reduce eficazmente la fricción entre las camisas y los pistones de acero.

Cambio automático de nueve velocidades
Todos los modelos disponibles en la fecha de lanzamiento están equipados de serie con el nuevo cambio automático de nueve velocidades 9G-TRONIC. Esta transmisión se distingue por sus cambios de relación rápidos y permite operar a un régimen de revoluciones más bajo, lo cual redunda positivamente en la eficiencia y el confort acústico.

Tren de rodaje: deportividad y confort

El tren de rodaje del nuevo Mercedes-Benz Clase E ofrece agilidad y placer de conducción en carreteras sinuosas y, al mismo tiempo, el mayor confort de marcha en este segmento. La berlina equipa de serie suspensión mecánica. En combinación con esta suspensión se ofrecen tres versiones del tren de rodaje con sistema de amortiguación selectivo:

- tren de rodaje AGILITY CONTROL con reglaje confortable
- tren de rodaje AGILITY CONTROL con altura rebajada en 15 milímetros, incluido en la línea AVANTGARDE Exterior
- DYNAMIC BODY CONTROL, un tren de rodaje de configuración deportiva con amortiguación regulable adaptativa y altura rebajada en 15 mm que sustituye al clásico tren de rodaje deportivo

Suspensión neumática multicámara AIR BODY CONTROL
La nueva Clase E es el único coche en su segmento que puede equiparse opcionalmente con suspensión neumática multicámara integral. La ventaja de este sistema, compuesto por tres cámaras de diferente tamaño en los conjuntos telescópicos del eje trasero y dos cámaras en los del eje delantero, es que permite variar la dureza de la suspensión en tres niveles. Los ocupantes pueden disfrutar así de una suspensión básica suave y conservar la sensación de seguridad y estabilidad de marcha a medida que aumenta la velocidad.

Además de una respuesta sensible y rápida, la suspensión neumática multicámara AIR BODY CONTROL ofrece una regulación de nivel integral que asegura un alto confort de conducción, también con el coche cargado. Esta función regula automáticamente la altura de la carrocería en función de la velocidad. Al circular a velocidad de crucero en autopista disminuye el nivel, lo que contribuye a ahorrar combustible. Por otro lado, el conductor puede aumentar la altura libre sobre el suelo en carreteras en mal estado o en accesos, sin más que pulsar el interruptor de ajuste de nivel.

La suspensión neumática multicámara se complementa con una amortiguación regulable de ajuste progresivo por vía electrónica, que adapta individualmente y de forma automática la característica de amortiguación en cada rueda según la situación de marcha y el estado de la calzada (por ejemplo, al realizar una maniobra de esquiva o al circular sobre firmes en mal estado). El sistema combina de ese modo un elevado confort de marcha y rodadura con gran dinamismo de conducción.

Accionando el conmutador DYNAMIC SELECT en el puesto de conducción, el conductor puede elegir además entre cuatro ajustes diferentes del sistema AIR BODY CONTROL: "Confort", "ECO", "Sport" y "Sport +". A esto se añade un ajuste adicional, denominado "Individual", que le permite configurar su coche de acuerdo con sus preferencias.

Sistemas de asistencia a la conducción de la próxima generación
Mercedes-Benz introduce nuevos sistemas de seguridad y de asistencia a la conducción que brindan más seguridad, confort y una nueva dimensión en la asistencia al conductor. De serie se incluye el servofreno de emergencia activo, que puede advertir al conductor de una colisión inminente, prestar apoyo óptimo en la frenada de emergencia y, si es necesario, frenar de forma autónoma. Este equipo puede reconocer coches que circulan a menor velocidad, detenidos o en maniobra de frenado, así como peatones que atraviesan la calzada y se encuentran en el área de peligro por delante del coche. El equipamiento de serie incluye ATTENTION ASSIST con sensibilidad ajustable, que puede advertir ante síntomas de cansancio y falta de atención, así como el asistente para viento lateral, que ayuda al conductor reduciendo la deriva del coche producida por rachas fuertes de viento lateral.

Entre los aspectos más destacados del paquete opcional de asistencia a la conducción, que hacen de la Clase E la más inteligente entre las berlinas de su clase, cabe destacar los siguientes:

DRIVE PILOT. Con el lanzamiento de este sistema, Mercedes-Benz avanza un paso más en el camino hacia la conducción autónoma. Al conducir por carreteras de todo tipo, la función parcial piloto automático de distancia DISTRONIC no sólo puede mantener automáticamente la separación correcta respecto a coches precedentes, sino también, y por primera vez, seguirlos en un margen de velocidad de hasta 210 km/h. De ese modo puede facilitar la tarea del conductor, que no necesita pisar el acelerador ni frenar durante la conducción normal, y que cuenta con la práctica asistencia del piloto automático de dirección, incluso en curvas suaves. Otra particularidad es que, hasta una velocidad de 130 km/h, el sistema no precisa necesariamente líneas delimitadoras de carril claramente visibles para asumir su función de guiado, sino que está en condiciones de intervenir activamente en un entorno vial con líneas incompletas —por ejemplo, en zonas de obras—, o incluso sin líneas.

Para suplir estas deficiencias se orienta por el movimiento de los coches circundantes y por las estructuras paralelas. De esta forma facilita la tarea del conductor y presta una ayuda eficaz, sobre todo al conducir en retenciones. Otro equipo que contribuye notablemente a simplificar la tarea del conductor en estas situaciones es la función ampliada de reanudación de la marcha. Circulando en autopista o carretera, esta función permite que el piloto automático de distancia DISTRONIC ponga en marcha automáticamente el coche después de una parada, si ésta no ha durado más de 30 segundos. El radar frontal de la generación más reciente está calefactado. De ese modo mejora la disponibilidad del piloto automático de distancia DISTRONIC, especialmente al conducir en condiciones invernales.

Otra novedad que reduce el estrés es la función parcial piloto automático de velocidad límite disponible en combinación con COMAND Online. Este equipo puede regular automáticamente la velocidad mediante el piloto automático de distancia DISTRONIC teniendo en cuenta las limitaciones de velocidad detectadas por una cámara. Además de las señales de tráfico, también en puentes sobre la carretera o en rótulos provisionales en zonas de obras, se utilizan informaciones conocidas por el sistema de navegación como, por ejemplo, la limitación a 50 km/h en poblaciones o a 100 km/h en carreteras interurbanas.

Entre las impresionantes innovaciones de DRIVE PILOT cabe destacar también un asistente activo para cambio de carril. Este equipo de asistencia basado en cámaras y sensores de radar ayuda al conductor a cambiar de carril en autopistas, autovías y vías similares, dirigiendo la berlina hasta el carril elegido, por ejemplo durante una maniobra de adelantamiento. Si el conductor acciona el intermitente durante más de dos segundos, el asistente activo para cambio de carril le ayuda activamente a dirigirse al carril contiguo si el sistema detecta que éste está despejado.

El asistente activo de parada de emergencia integrado en el DRIVE PILOT puede frenar el coche dentro de su propio carril, hasta la detención si es necesario, si reconoce durante la marcha que el conductor no está en condiciones de forma permanente de intervenir en el control de su coche. Si está activado el piloto automático de dirección y no se reconoce actividad alguna en el volante durante un periodo de tiempo largo, el sistema emite señales ópticas y acústicas para conminar al conductor a colocar las manos en el volante. Si el conductor no reacciona a varias advertencias moviendo el volante, acelerando, frenando o manejando uno de los botones de control táctil, el automóvil frena con seguridad dentro de su propio carril hasta la detención y conecta al mismo tiempo las luces intermitentes de advertencia para advertir a los conductores que le siguen.

Servofreno de emergencia activo con función para cruces. En comparación con la ejecución de serie, este equipo dispone de umbrales de velocidad más amplios en su reacción a la presencia de coches y peatones. Además, puede reconocer coches que se aproximan lateralmente para atravesar un cruce y, si no detecta reacción por parte del conductor, iniciar una frenada autónoma. Detecta también, por primera vez, las situaciones de peligro al final de una retención sin posibilidad de maniobra evasiva, y puede frenar de forma autónoma con mucha mayor antelación. De este modo, se puede evitar por completo una colisión circulando hasta 100 km/h y, a mayor velocidad, se puede reducir considerablemente la gravedad del impacto.

Asistente de maniobra evasiva. El asistente de maniobra evasiva, también nuevo, supone un eficaz complemento a la detección de peatones por parte del servofreno de emergencia activo. Si el conductor inicia una maniobra de esquiva en una situación de peligro, sea conscientemente o de forma instintiva, la función puede calcular e inducir momentos de giro precisos en la dirección. Estos impulsos ayudan al conductor a esquivar al peatón de forma controlada y le ayudan después a recuperar la estabilidad direccional del coche para poder evitar el obstáculo con seguridad.

Sistemas perfeccionados de asistencia a la conducción. Entre los dispositivos de asistencia inteligentes que conforman el nuevo paquete de asistencia a la conducción figuran algunos sistemas de probada eficacia, cuyas funciones y redes de sensores han sido ampliadas. El detector activo de cambio de carril puede frenar selectivamente las ruedas de un lado del coche para corregir una deriva incontrolada. De ese modo ayudar a evitar un abandono involuntario del carril, con línea delimitadora continua o incluso discontinua, y prevenir el peligro de colisión con coches que vienen de frente o que adelantan a gran velocidad. El control activo de ángulo muerto puede alertar ante una posible colisión lateral, ahora también en el tráfico urbano a baja velocidad. Como hasta ahora, si se circula a más de 30 km/h, puede intervenir en el último momento para corregir la trayectoria si reconoce peligro de colisión lateral y activar al mismo tiempo los pretensores de cinturón PRE-SAFE. PRE-SAFE PLUS puede proteger de colisiones por detrás y de sus secuelas para los ocupantes advirtiendo a los coches siguientes, activando los pretensores de cinturón PRE-SAFE y activando los frenos para retener el coche una vez detenido. Se ha ampliado también la funcionalidad del asistente para señales de tráfico, entre otros, con una advertencia de la presencia de personas en el entorno de pasos de peatones y con una función ampliada de advertencia de marcha en sentido prohibido.

La gama de novedades que se introducen con la nueva Clase E se completa con los siguientes equipos:
Piloto automático para aparcar a distancia. Este sistema hace posible por primera vez utilizar una aplicación de smartphone para aparcar y desaparcar el coche desde el exterior, tanto en un garaje como en una plaza de estacionamiento. De ese modo permite subir y bajar cómodamente del coche si el hueco disponible es muy estrecho.

Car-to-X-Communication. En el año 2013, Mercedes-Benz fue el primer fabricante en introducir como oferta de reequipamiento para coches de serie la interconexión en red entre coches en marcha. Ahora se da el siguiente paso, la introducción en serie de la primera solución Car-to-X plenamente integrada. El intercambio de información con otros coches por telefonía móvil -por ejemplo, con los que circulan por delante- permite literalmente apreciar lo que le espera al conductor al doblar la esquina o más allá de un obstáculo. De esa manera es posible advertir con mayor antelación de posibles peligros, como un coche averiado en el arcén, lluvia intensa o placas de hielo en la calzada. El nuevo Clase E actúa como emisor y receptor simultáneamente. Las alertas se transmiten a la nube de datos de Mercedes de forma automática, a través de la evaluación de los estados del coche, o bien mediante una intervención manual por parte del conductor. Las indicaciones de advertencia de Car-to-X se muestran directamente en el mapa de navegación. Algunas advertencias se comunican además de viva voz al conductor en el momento oportuno. Esto resulta de gran utilidad, especialmente en vías o cruces con mala visibilidad.

PRE-SAFE Impulso Lateral. Este sistema forma parte del paquete de asistencia a la conducción Plus. Si se detecta una colisión lateral inminente, el sistema puede desplazar lateralmente al conductor o al acompañante de manera preventiva para alejarlo de la zona de peligro. Para ello, el sistema infla en fracciones de segundo una cámara de aire integrada en el lateral del respaldo delantero del lado afectado por el impacto. Esto hace que aumente la distancia entre el ocupante y la puerta y disminuyan las fuerzas que actúan sobre él.

PRE-SAFE Sound. Este sistema aprovecha un reflejo automático del sistema auditivo interno, el llamado reflejo estapedial. Si se detecta un peligro de colisión, PRE-SAFE Sound emite una breve señal acústica a través del sistema de sonido. La señal puede provocar este reflejo natural y, de este modo, preparar el oído de los ocupantes al ruido del impacto esperado y reducir la carga acústica de los órganos auditivos.

Los faros MULTIBEAM LED de alta definición —con 84 diodos luminosos que se controlan de forma individual en cada faro— iluminan la calzada automáticamente con gran claridad y con una distribución exacta de luz que evita el deslumbramiento de otros usuarios de la vía. Esta trama de diodos luminosos permite controlar el haz de luz del faro izquierdo y derecho de forma independiente, adaptándolo con elevado dinamismo a la situación del tráfico. Además, todas las funciones del Intelligent Light System en el modo de luz de cruce y luz de carretera se realizan por primera vez de forma digital, sin actuadores mecánicos. Entre ellas, las luces activas se han implementado por primera vez, y como novedad mundial, por vía exclusivamente electrónica.

Llave digital. Este sistema utiliza la tecnología NFC (Near Field Communication) y permite utilizar el propio smartphone como llave del coche.

Telefonía multifunción: conexión óptima sin cable
En los modelos de la Clase E equipados con COMAND Online celebra su debut una nueva generación de equipos de infoentretenimiento. Las novedades más destacadas, además del display doble, son los botones de control táctiles en el volante, el nuevo diseño gráfico inteligente y la telefonía multifunción. Esta última permite cargar la batería del teléfono móvil y conectarlo al mismo tiempo a la antena del coche sin necesidad de cables ni de soportes para móvil. El sistema de carga inalámbrico por inducción funciona con todos los terminales móviles que soportan el estándar Qi o que pueden ser equipados con él. La superficie de carga está integrada en el compartimento multiuso delantero de la consola central y puede albergar teléfonos móviles con pantalla de hasta 15,2 cm (6") de diagonal. Basta con tocar el logotipo "NFC" para que el sistema conecte el teléfono móvil con el sistema de infoentretenimiento y con las antenas exteriores utilizando la tecnología Near Field Communication (NFC). A partir de ese momento, las llamadas telefónicas se realizan a través del kit manos libres Bluetooth.

Si el coche está equipado con COMAND Online es posible utilizar además el sistema de infoentretenimiento de Apple para smartphones CarPlay y el programa de Google Android Auto.

Placer tridimensional para los oídos
El sistema de altavoz de bajos delantero desarrollado por Mercedes-Benz que se equipa de serie en la nueva Clase E garantiza una experiencia acústica especial. Este sistema utiliza el volumen de los largueros y travesaños de la carrocería bruta como caja de resonancia para los altavoces de graves. Si se incorpora además el sistema de sonido surround opcional Burmester High-End 3D con 23 altavoces, incluyendo altavoces en el techo, los ocupantes disfrutan de una audición acústica que recuerda a una sala de conciertos.

Carrocería básica robusta y ligera
Una carrocería extremadamente rígida constituye la base para el excelente comportamiento de marcha de la berlina, unido a un óptimo confort de vibraciones y acústico y a una elevada seguridad en caso de impacto. Para conseguir estos fines, los ingenieros optaron por una carrocería básica con mayor proporción de componentes de aluminio y de acero de muy alta resistencia. Los guardabarros delanteros, el capó, la tapa del maletero y amplias zonas del frontal y la parte trasera del coche se fabrican en plancha o fundición de aluminio. Las medidas de construcción ligera reducen el consumo y hacen posible la perceptible agilidad deportiva de la berlina.

Ceñido al viento
Los parámetros aerodinámicos prestan una contribución importante a la eficiencia del nuevo Mercedes-Benz Clase E. Con un coeficiente cx récord de 0,23, la Clase E establece un nuevo referente en este apartado. Los especialistas en aerodinámica han optimizado para ello numerosos detalles y han implementado nuevas ideas. Por ejemplo, por primera vez se pone a disposición en la mayoría de las versiones con línea EXCLUSIVE y en la ejecución básica el sistema de persiana AIRPANEL, cuyas lamas ajustables se abren en función de la demanda de refrigeración y, junto con una segunda persiana en la toma de aire situada por debajo de la matrícula, mejoran el rendimiento global del sistema. La depurada aerodinámica minimiza además el ruido aerodinámico y asegura que la nueva Clase E sea incluso más silenciosa que algunos modelos de gama alta.


Mercedes-Benz Clase E 1
Mercedes-Benz Clase E
Mercedes-Benz Clase E 2
Mercedes-Benz Clase E
Mercedes-Benz Clase E 3
Mercedes-Benz Clase E
Mercedes-Benz Clase E 4
Mercedes-Benz Clase E
Mercedes-Benz Clase E 5
Mercedes-Benz Clase E
Mercedes-Benz Clase E 6
Mercedes-Benz Clase E
Mercedes-Benz Clase E 7
Mercedes-Benz Clase E
Mercedes-Benz Clase E 8
Mercedes-Benz Clase E
Mercedes-Benz Clase E 9
Mercedes-Benz Clase E
Mercedes-Benz Clase E 10
Mercedes-Benz Clase E
Mercedes-Benz Clase E 11
Mercedes-Benz Clase E
Mercedes-Benz Clase E 12
Mercedes-Benz Clase E
Mercedes-Benz Clase E 13
Mercedes-Benz Clase E
Mercedes-Benz Clase E 14
Mercedes-Benz Clase E

| Fuente: Mercedes-Benz | Alcance: España