19 nov. 2015

Se cumplen 40 años del Skoda 130 RS


Uno de los coches de competición más exitosos de los años 70 y 80 cumple 40 años: el Skoda 130 RS. Entonces conocido como el "Porsche del Este", este coche de carreras empezó a destacar en la temporada 1975. Durante los siguientes años, el Skoda 130 RS logró numerosas victorias en rallyes y carreras en circuito. Las más significativas llegaron con el Campeonato Europeo de Turismos de 1981 y el doble triunfo en el Rally Monte Carlo de 1977 en la categoría de menos de 1300 cc.

El Skoda 130 RS está considerado un destacado representante de los 114 años de tradición de Skoda en las competiciones de motor. "El 130 RS sigue dando forma a la buena reputación de Skoda hasta el día de hoy", explica Michal Velebný, Coordinador del taller de restauración del Skoda Museum. "Llevar este coche de competición a la pista en la antigua Checoslovaquia comunista no fue tarea fácil, lo que demuestra las capacidades técnicas y el compromiso del equipo de desarrollo y los ingenieros de Skoda de aquél momento".




El Director de Skoda Motorsport, Michael Hrabánek, añade: "Skoda está orgullosa de su gran tradición en el motor de competición y de iconos del mundo de las carreras como el 130 RS. Esta consciencia de la excepcional historia de la marca en las competiciones de motor también es una guía para nuestras actuales actividades en este campo. Cuatro victorias en el WRC 2 y cuatro títulos nacionales para el nuevo Skoda Fabia R5, así como el cuarto título consecutivo en el APRC para Skoda son algunos de los éxitos más destacados de nuestra temporada 2015".

En los años 70 y 80, el Skoda 130 RS era conocido como el 'Porsche del Este'. Un año antes de presentar el modelo, Skoda ya había sentado las bases para la nueva era de la marca en la competición de motor con tres prototipos de competición Skoda 200 RS, que respondían al deseo de competir también en categorías de mayor cilindrada. Hasta entonces, la marca había competido sobre todo en las categorías de menos de 1300 cc. El 200 RS marcó la primera vez en que Skoda usó la designación 'RS', que es la abreviatura de 'Rally Sport'.

Dado que los prototipos 200 RS no podían cumplir las nuevas normas reglamentarias oficiales, Skoda diseñó el coche de competición 130 RS. Se trataba de un auténtico peso ligero, ya que el Skoda 130 RS pesaba solo 720 kg. Algunos de los paneles de la carrocería, así como del techo, del capó y de la carcasa exterior de las puertas estaban hechos de aluminio. Los guardabarros y el capó estaban hechos de plástico reforzado con fibra de vidrio (FRP). Delante, Skoda usaba el eje delantero del 200 RS, mientras que el eje trasero fue diseñado desde cero. El modelo también recibió su robusto marco protector del modelo producido en serie Skoda 110 R.


El Skoda 130 RS estaba propulsado por un motor de gasolina de 1.3 litros y cuatro cilindros, con control de válvulas OHV. Con este motor de 140 CV, el coche llegaba a los 220 km/h. Las capacidades deportivas del motor eran posibles gracias a los dos carburadores dobles Weber, un cabezal de cilindro de ocho canales y una lubricación de cárter seco. El cilindro y el cárter estaban hechos de aluminio, mientras que el cabezal del cilindro era de hierro fundido. La caja de cambios usaba una transmisión de cuatro velocidades. Inicialmente, también había una versión de cinco marchas, pero dejó de usarse tras el cambio de la normativa oficial en 1976.

Los resultados de conjuntar la moderna tecnología del motor, el diseño ligero y la configuración deportiva del motor eran impresionantes. El Skoda 130 RS arrancó con gran éxito la temporada 1975, ya que ocupó la primera, segunda y tercera posición en la Copa de la Paz y la Amistad de República Checa.

Durante los siguientes años, el modelo consiguió un gran número de victorias en prestigiosas carreras en circuito, tanto en su país como en el extranjero. El triunfo más importante fue la victoria absoluta en el Campeonato Europeo de Turismos de 1981. Un año antes, el Skoda 130 RS ya había logrado un excelente resultado con su tercera posición en el Campeonato Europeo.

El Skoda 130 RS también causó sensación en la escena de los rallyes a nivel nacional e internacional. El coche logró sus primeras victorias en República Checa en su temporada de debut, en 1976. El gran momento de gloria para el Skoda 130 RS fue en el Rally Monte Carlo de 1977, donde consiguió una doble victoria en la categoría de menos de 1.300 cc. Al volante de los dos coches ganadores estaban las parejas Blahna/Hlávka y Zapadlo/Motal.

Un año más tarde, llegó otro triunfo en el Rally de Suecia. En 1980, el Skoda 130 RS dominó el Rally Barum, ocupando de la primera a la quinta posición. Hasta la temporada 1983, se lograron otros triunfos en las competiciones de rallyes.

La era de éxitos del Skoda 130 RS finalizó en 1983, cuando la homologación de la FIA, que ya había sido renovada, expiró. Skoda continuó sus actividades en las competiciones de motor con el Skoda 130 LR (130 CV). Este modelo, sin embargo, no pudo prolongar los éxitos del Skoda 130 RS.

La reputación de Skoda RS para la velocidad, que comenzó con el Skoda 130 RS, representa la potencia y emoción de la marca hoy en día. El modelo RS más reciente de Skoda es el nuevo Octavia RS 230, una versión todavía más deportiva del exitoso Skoda Octavia RS. La designación adicional '230' se refiere a la potencia del motor de gasolina TSI 2.0, que acelera de 0 a 100 km/h en 6,7 segundos. La máxima velocidad está ahora limitada por ley a los 250 km/h, lo que convierte al Octavia RS 230 en el Octavia producido en serie más rápido de toda la historia.


Skoda ha estado en el mundo del motor de competición desde 1901. Las victorias logradas en carreras y campeonatos alrededor del mundo subrayan las capacidades tecnológicas del fabricante. Los padres fundadores de Skoda, Laurin y Klement (L&K), iniciaron el éxito de la marca en el motor de competición; solo dos años después de presentar el primer coche de dos ruedas motorizado L&K, el joven piloto oficial Narcis Podsedníc(ek participó en la carrera de resistencia París-Berlín de 1901 con una motocicleta L&K de un cilindro.

Además de celebrar los 10 años del Skoda 130 RS, Skoda AUTO ha alcanzado diversos hitos este año, que incluyen los 120 años desde que Laurin y Klement fundaron su compañía y los 110 de fabricación de automóviles en Mladá Boleslav. Esto convierte a Skoda en uno de los fabricantes automovilísticos con más tradición de todo el mundo. Lo que empezó con Laurin y Klement en 1895 ha crecido hasta convertirse en un fabricante de gran volumen con éxito a nivel internacional, que cuenta con 7 gamas de modelos y alrededor de 40 versiones distintas. La producción de más de 17 millones de coches de Skoda desde 1905 demuestra la fortaleza de la marca.

Skoda 130 RS
- Cilindrada 1.289 cc .
- Diámetro x carrera 75,5 x 72 mm .
- Potencia del motor 140 CV a 8.000 rpm .
- Motor de gasolina de cuatro cilindros refrigerado por agua con control de válvulas OHV montado longitudinalmente detrás del eje trasero, dos carburadores dobles Weber 40 DCOE, embrague seco de placa única, caja de cambios de cuatro velocidades, diferencial autoblocante, tracción trasera .
- Neumáticos De 165-13 a 215/50-13 .
- Longitud 4.020 mm .
- Amplitud 1.720 mm .
- Altura 1.340 mm .
- Distancia entre ejes 2.400 mm .
- Ancho de vía delante/detrás 1.410 / 1.366 mm .
- Velocidad máxima 220 km/h .

Resumen:
- 1975: primera temporada de competición del legendario Skoda 130 RS.
- Victorias: ganador del Campeonato Europeo de Turismos de 1981; doble victoria en el Rally Monte Carlo de 1977.
- "Porsche del Este": el Skoda 130 RS es uno de los mejores coches de competición de su época.
- 114 años de tradición competitiva: éxitos de Skoda en las competiciones de motor desde 1901.

| Fuente: Skoda