23 nov. 2015

Primeras imágenes del coche sin conductor rodando por España de Peugeot


Actualización: Vídeo de la hazaña añadido.

Original:
Desde las 8:00 h. de hoy, 23 de noviembre de 2015, un prototipo desarrollado por PSA Peugeot Citroen realiza por autovía y autopista el trayecto entre los centros de producción del Grupo en Vigo y en Madrid. Este coche autónomo ajusta por sí mismo, sin necesidad de intervención humana, la velocidad y los adelantamientos, en función de los demás automóviles, de los límites de velocidad y de la infraestructura.

Se trata del primer trayecto de estas características que se realiza en España en carretera abierta tras la autorización recientemente anunciada por la DGT.




La Vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría asistirá, en el Centro de Producción de PSA Peugeot Citroen en Madrid, a la llegada del coche autónomo. Estará acompañada por Christophe Mandon, Director General de Peugeot, Citroen y DS para España y Portugal.

El periplo empezó temprano. El prototipo salió a las 8.00 de la mañana de la planta viguesa de PSA Peugeot Citroen, con rumbo a la vecina localidad de Porriño, donde tiene su sede el Centro Tecnológico de Automoción de Galicia (CTAG), que ha desarrollado algunos de los componentes que han hecho posible su funcionamiento sin conductor. Allí recogió a su primer pasajero, el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijoo, que recorrió varios kilómetros a bordo del coche en compañía del director de la planta de Vigo y del Polo Industrial Ibérico de PSA Peugeot Citroen, Yann Martin. Al descender del coche, el presidente gallego declaró: "Con este recorrido ha quedado patente que la innovación nos convoca al futuro. Este prototipo, diseñado por el departamento de I+D de PSA Peugeot Citroen, dispone de prestaciones impensables hace tan sólo unos años, o incluso unos meses. Entraremos en la tercera década del siglo XXI con coches muy distintos a los actuales, que velarán por nuestra seguridad".

A estas horas, el coche autónomo está recorriendo los kilómetros que le separan de Madrid, cruzando las comunidades de Galicia, Castilla y León y Madrid, atravesando el territorio de siete provincias y enfrentándose al tráfico de Vigo, Orense, Benavente, Tordesillas, Medina del Campo y, como guinda final, al de Villa y Corte y su área metropolitana. Se prevé su llegada al Centro de Producción de Madrid en torno a las 17.30 de la tarde.


PSA Peugeot Citroen, primer Grupo que realiza en España un trayecto en carretera abierta en modo autónomo
Uno de los cuatro coches autónomos desarrollados por PSA Peugeot Citroen encara "el más difícil todavía": recorrer, sin intervención humana, los 600 Km que separan las ciudades de Vigo y Madrid, sedes de los centros de producción del Grupo en nuestro país. La tecnología de este prototipo le permite definir el recorrido, regular la velocidad y detectar obstáculos, peatones y coches.

Se trata del primer recorrido de estas características que se lleva a cabo en España desde que, el pasado 16 de noviembre, la Dirección General de Tráfico (DGT) aprobó la regulación que establece un marco para la realización de pruebas con coches de conducción autónoma en vías abiertas de circulación.

El Grupo PSA Peugeot Citroen, pionero en el desarrollo y popularización de tecnologías que revolucionan el futuro de la automoción, colabora activamente con las administraciones europeas y española en el desarrollo de la conducción autónoma. De hecho, ha sido el primer constructor en obtener la autorización de la DGT, cuya iniciativa sitúa a España entre los países punteros en conducción autónoma, una innovación que persigue reducir a cero el número de accidentes de tráfico causados por errores humanos en un plazo no muy lejano. PSA Peugeot Citroen respalda plenamente la instrucción aprobada el pasado 16 de noviembre por la Dirección General de Tráfico, que supone un paso adelante, y se ofrece a colaborar estrechamente con la Administración en el desarrollo de esta tecnología.

Este coche supone un hito en la estrategia del Grupo PSA Peugeot Citroen, segundo constructor automovilístico europeo, que a partir de 2018 prevé introducir en sus automóviles funciones que liberen a los conductores, hasta llegar a la de conducción totalmente autónoma en el horizonte 2020. El objetivo no es otro que el de optimizar la seguridad, la libertad y el confort de los usuarios que, en sólo unos años, podrán leer el periódico mientras la tecnología se ocupa de la conducción.

Para responder a la evolución de los usos y las expectativas de los clientes en materia de movilidad, el Grupo PSA Peugeot Citroen -cuya inversión en I+D+i ascendió en 2014 a 1.810 millones de euros- desarrolla soluciones tecnológicas que convertirán a los coches del futuro en coches aún más inteligentes, con el fin de optimizar la seguridad y el confort de los usuarios. Las funciones autónomas permitirán disminuir el número de accidentes motivados por errores humanos y reducirán la fatiga del conductor con condiciones de conducción monótonas.

Actualmente, según la OMS, mueren cada año 1,2 millones de personas (3.500, al día) en accidentes de tráfico en todo el mundo. En el 90% de los casos, la causa es un fallo del conductor. En el prototipo desarrollado por PSA, el tiempo de reacción de los sensores es más corto que el de un conductor. Una toma de decisión más rápida en un frenado de emergencia y otras situaciones extremas permitirá evitar accidentes. Además, en modo autónomo, el coche respeta los límites de velocidad y anticipa los frenados. Se estima que, en 2050, y gracias al uso generalizado del coche autónomo, la siniestralidad puede reducirse en más de un 80%. Además, esta tecnología permitirá, durante su uso, reducir las emisiones de CO2, porque gestiona la conducción y las aceleraciones y deceleraciones de un modo más eficiente.

Ya el pasado 2 de octubre, este mismo coche completó el recorrido París-Burdeos (580 Km) de manera autónoma y sin intervención del conductor, ajustando por sí mismo la velocidad y los adelantamientos en función del resto de coches, de los límites de velocidad y de la infraestructura.

Con motivo de esta primicia en Francia, Carlos Tavares, Presidente del Directorio de PSA Peugeot Citroen declaró: "El trayecto realizado por nuestro prototipo demuestra que ya no hablamos de ciencia ficción cuando nos referimos a la conducción autónoma. Esta realidad nos introduce de lleno en una nueva era de la movilidad que, en mi opinión, va a ser apasionante".

"Este prototipo es un reflejo del liderazgo tecnológico de PSA Peugeot Citroen y de nuestra política de búsqueda de nuevas soluciones que optimicen la experiencia de nuestros clientes. La elección de España para esta prueba no es casual: es un mercado clave para PSA, donde Peugeot ha sido líder de turismos en octubre, el Citroen C4 Cactus fue elegido Coche del Año y la marca premium DS continúa su lanzamiento", afirma Christophe Mandon, Director General de Peugeot, Citroen y DS para España y Portugal.

Para Yann Martin, Director del Polo Industrial Ibérico de PSA Peugeot Citroen, "El recorrido de este viaje, que une los Centros de Producción de Vigo y Madrid, es un reflejo de la gran importancia que tienen para el Grupo PSA Peugeot Citroen el saber hacer y la tecnología de las fábricas españolas" .


El coche autónomo de PSA Peugeot Citroen: un compendio de tecnologías
ara que el coche autónomo del Grupo PSA Peugeot Citroen sea una realidad, ha sido necesaria la utilización de tecnologías punteras:

- Sistema de navegación por satélite GPS: permite delimitar el recorrido y garantizar el respeto de sus parámetros así como los límites de velocidad.

- Radares delanteros y traseros de 77 GHz y láseres escáner: recogen datos sobre distancia y velocidad de los coches.

- Cámaras digitales: situadas alrededor de la carrocería, informan sobre la posición de los coches más cercanos.

- Centralita de guiado electrónica: es el cerebro que hace las veces de conductor. Centraliza la información y gestiona autónomamente la dirección, la aceleración y el frenado a través del volante y los pedales.

Los radares y escáneres permiten recrear, en 360º, el entorno en el que está circulando el coche. Los datos que recogen permiten identificar todos los elementos que rodean el coche, tanto estáticos (guardarraíles, paneles de señalización, líneas en el suelo, infraestructuras, etc.) como dinámicos (coches u otros objetos en movimiento). Esta información se fusiona, se analiza y se gestiona en la centralita de guiado electrónica, para tomar decisiones como acelerar, frenar, adelantar, etc.

La función de conducción automatizada maneja tanto el control longitudinal como el control lateral del coche. En esta situación el conductor ya no actúa ni sobre los pedales ni el volante. Pero, en cualquier caso, puede desactivar la función y retomar, en todo momento, el control del coche. La velocidad del coche se adapta automáticamente en función de los límites en vigor (entre 0 y 120 Km/h), mientras que la dirección sigue las marcas de la carretera.

El prototipo autónomo de PSA Peugeot Citroen, basado en el Citroen Grand C4 Picasso, dispone de sensor de detección "hands on" y cámara de seguimiento del conductor, además de una interfaz hombre-máquina intuitiva desarrollada en colaboración con el Centro Tecnológico de Automoción de Galicia (CTAG). Estos dispositivos permiten una toma de control inmediata por parte del conductor, que debe supervisar el comportamiento del coche, en caso de necesidad.

Esta tecnología, que entra en el Nivel 2 de automatización, está pensada para funcionar en tramos de autopista, autovía o vía rápida con calzadas separadas para cada sentido. Su objetivo es mejorar el confort y la seguridad del conductor, al ahorrarle la fatiga que supone la conducción por tramos monótonos, propensos a las distracciones y los errores al volante.

Este coche es fruto de una larga historia. PSA Peugeot Citroen trabaja desde hace más de 15 años en la automatización, pero la investigación sobre los coches autónomos arrancó hace 3 años y las pruebas de prototipos autónomos sobre circuito se iniciaron en 2014. Estos automóviles autónomos han sido desarrollados por los equipos de los Centros Técnicos de La Garenne-Colombes y Vélizy.


Los modelos de PSA Peugeot Citroen con las primeras funciones de conducción autónoma se comercializarán a partir de 2018
PSA Peugeot Citroen empezará a introducir en sus coches funciones que liberen al conductor a partir de 2018. Bajo su supervisión, estas tecnologías se encargarán de manejar el coche en atascos o mientras circula en vías rápidas, autopistas y autovías, además de realizar las maniobras de estacionamiento. De este modo, el automóvil gestionará totalmente la conducción en fases caracterizadas por la monotonía y propensas a las distracciones al volante. Se evitarán una gran cantidad de accidentes ligados a los errores humanos.

Un anticipo de estos avances podrá verse en un prototipo, desarrollado por PSA Peugeot Citroen que realizará por autovía y autopista el trayecto de 599 Km que separa los centros de producción del Grupo de Vigo y de Madrid. El coche, que ya protagonizó en octubre un periplo París-Burdeos (580 Km), ajustará por sí mismo la velocidad y los adelantamientos, en función de los demás coches, de los límites de velocidad y de la infraestructura. Se trata del primer recorrido de automóvil autónomo que se realiza en España en carretera abierta tras la autorización recientemente anunciada por la DGT.

En una segunda fase, a partir de 2020, entrarán en escena funciones que permitirán soltar el volante y dejar de mirar la carretera. El conductor podrá delegar cada vez más operaciones en el buen hacer de la tecnología de su coche, hasta llegar a un momento en el que será posible leer el periódico.


El Grupo PSA Peugeot Citroen ya dispone de prototipos que permiten asomarse al futuro.
Así, el proyecto "Traffic Jam Chauffeur", del que ya existe un coche de prueba, entra de lleno en el nivel 3 de automatización, al plantear la circulación autónoma en tramos de autovía o autopista congestionados, a velocidades entre 50 Km/h y 70 Km/h. El conductor debe mantener la atención, ya que el coche puede requerir que retome los mandos en momentos determinados.

El proyecto "Highway Chauffeur", todavía en fase de laboratorio, va un paso más allá, asumiendo el control del coche en vías rápidas en cualquier circunstancia, sin necesidad de supervisión permanente por parte del conductor, aunque éste debe estar alerta ante cualquier requerimiento por parte del coche.

Además, PSA Peugeot Citroen está desarrollando otras evoluciones tecnológicas para avanzar hacia una conducción más autónoma y segura. Pionero en la introducción de la llamada de emergencia y asistencia localizadas (e-call), el Grupo PSA Peugeot Citroen está investigando en la interacción de este sistema con las infraestructuras viarias. Actualmente, los centros de control de las autopistas francesas reciben información de incidencias en la carretera gracias a los dispositivos e-call de los coches Peugeot, Citroen y DS que circulan por ellas; unos datos que trasladan a los paneles electrónicos y a aplicaciones de comunicación, para informar a los demás conductores.

Otro campo de investigación es la Comunicación "Car to Car". Con el sistema ITS G5 los coches se comunican entre sí, intercambiando datos sobre la presencia de peatones, automóviles u obstáculos en la vía. Con esa información, pueden activarse automáticamente los frenos u otros dispositivos.

Finalmente, PSA Peugeot Citroen está dando pasos en la interacción entre el coche y la infraestructura. En colaboración con la región francesa de Aquitania, ha instalado el Sistema Scoop@F en la circunvalación de Burdeos. Gracias a este dispositivo, los coches que detectan a un peatón en el arcén, obras en la calzada o un coche averiado, pueden enviar esta información a un repetidor, que la transmite a otros automóviles y al centro de gestión del tráfico.

PSA Peugeot Citroen ha creado una red de alianzas para desarrollar el coche "sin conductor". Además de la colaboración con el Centro Tecnológico de Automoción de Galicia (CTAG) en la interfaz hombre-máquina, el Grupo participa en el proyecto "Vehículo Autónomo" del programa "Nueva Francia Industrial", lanzado por el Gobierno galo, en el que se unen las acciones realizadas por las empresas del sector automovilístico del país vecino y los institutos tecnológicos VEDECOM y System-X. También se abordan temas vinculados a las evoluciones normativas y jurídicas, a la seguridad de funcionamiento o a las tecnologías del futuro.

En 2014, PSA Peugeot Citroen lanzó una Cátedra con dos socios privilegiados, Valeo y Safran, para participar en la financiación de los trabajos de investigación en reconocidos laboratorios internacionales (Berkeley, Jiao Tong o EPFL) y facilitar el traspaso de tecnología del campo militar al automovilístico, en particular sobre las estrategias de control y las tecnologías de geolocalización. Asimismo, el Grupo cuenta con la colaboración de OpenLAB, una red de laboratorios científicos creada en 2010, que le permite acceder continuamente a competencias de alto nivel en la materia.




| Fuente: Peugeot | Alcance: España

Accede a nuestro foro: