17 nov. 2015

Para DS, el lujo está en la personalización


Desde su lanzamiento en 2009, la personalización es uno de los principales rasgos de identidad del DS 3. La posibilidad de adaptar los colores de la carrocería, el techo y la carcasa de los retrovisores, además del interior del vehículo ha sido clave para determinar el éxito de este urbano trendy. Lujo al más puro estilo francés, adaptado a la personalidad de cada uno.

Este rasgo de los modelos DS se amplía con el lanzamiento del DS 4, que deja la puerta abierta al cliente para adaptarlo al máximo a sus gustos. Así, podrá elegir entre 30 combinaciones posibles de techo y carrocería, toda una novedad en su categoría. Los techos del DS 4 podrán adoptar los tonos Negro Perla, Whisper, Azul Virtual y Naranja Tourmaline, e incluyen los tapones de rueda a juego. Existe la posibilidad adicional de solicitar las carcasas de retrovisores en cromado, haciendo crecer la combinatoria hasta 38 posibilidades de personalización exterior.



El DS 4 destaca por un diseño único, en el que se combinan líneas fluidas y elegantes con sutiles elementos cromados en varios puntos de la carrocería, como el nuevo frontal, los paragolpes delantero y trasero, las molduras laterales y el contorno de las ventanillas. Con una nueva base de aspecto más firme, reforzada por unas llantas estilizadas y diamantadas, tiene todos los atributos de las berlinas premium, además de ofrecer sensaciones y placer de conducción.

El DS 4 asume otro de los puntos fuertes de la filosofía DS: la tecnología y la conectividad. Es el primer modelo de la marca en incorporar el protocolo Apple CarPlayTM. Gracias a esta innovación, el conductor puede manejar funciones de su iPhone a través de la pantalla táctil a color de 7", e incluso mediante órdenes de voz, evitando cualquier distracción y mejorando, por tanto, la seguridad.

| Fuente: DS