13 nov. 2015

La activación del protocolo Alerta 2 por contaminación en Madrid, un desastre


El RACE no puede entrar a valorar la puesta en marcha de una medida extraordinaria que persigue evitar daños en la salud de los ciudadanos. Entienden que si se ha tomado esta decisión, es que no existía otra opción. Pero sí que critican la falta de información a los ciudadanos, los defectos tanto en el tiempo como en la forma de comunicarlo o en la falta de coordinación entre instituciones como Fomento o la propia Comunidad de Madrid. Si es un problema que afecta a todos, entienden que las medidas, por su carácter extraordinario, también deben ser consensuadas por todos, ya que la suma de esfuerzos a la hora de comunicar una decisión reducirá los perjuicios de miles de ciudadanos que desconocían a primera hora de la mañana estas restricciones.

Miles de conductores se han enterado esta mañana de que el Ayuntamiento había activado ayer el segundo escenario de restricción al tráfico en Madrid. A la limitación de la velocidad del jueves, pasando de 90 km/h a 70 km/h en el interior de la M-40, se le ha sumado hoy la prohibición de aparcar en la zona SER en la almendra central de la capital a los no residentes. Esta falta de información ha provocado que muchos usuarios no han tenido tiempo para buscar alternativas en sus obligaciones laborales, o de buscar soluciones al desplazamiento. De esta manera, la falta de información ha sido una de las principales quejas escuchadas esta mañana por parte de los usuarios, críticas que se añaden a la falta de identificación de los tramos que ayer tenían limitada la velocidad y que no quedaban suficientemente claros ni señalizados, con el consiguiente riesgo de ser sancionado.



Confusión en los mensajes, confusión entre los conductores
La descoordinación no sólo se ha producido con otras instituciones, sino incluso dentro del propio Consistorio, lo que no ha ayudado a clarificar la medida. A las 22:30, la alcaldesa de Madrid realizaba unas declaraciones, que incluso publicaba en su cuenta de Twitter, en las que indicaba que no iba a ser necesario aumentar las restricciones. Poco tiempo después, a las 23:00, desde el Ayuntamiento de Madrid se informaba de la puesta en marcha de la fase 2 del protocolo, con la prohibición de aparcar en la zona SER a los no residentes. El "twitt" ha sido borrado "para evitar confusiones" y la alcaldesa ha pedido públicamente disculpas por su error de previsión.

Es necesario buscar soluciones, entre todos y para todos
Cuando se llega a una situación como la de hoy, en la que es necesario tomar medidas extraordinarias que afectan gravemente a la movilidad individual , se debe hacer un ejercicio de análisis posterior que estudie la manera de evitar que se vuelva a producir. Ante los atascos kilométricos que se produjeron hace unos días, el RACE pedía convocar la Mesa por la Movilidad, que su voz fuera escuchada para aportar propuestas, debatir medidas o buscar soluciones alternativas que minimizaran las consecuencias del bloqueo en los accesos a Madrid.

Ahora, a los atascos, se le suma un grave problema de salud provocado por la contaminación que también requiere de medidas de consenso, de todos para todos. En este sentido, si queremos construir una ciudad con menos contaminantes de cara al futuro, no solo se debe trasladar el problema al usuario. También hay que poner encima de la mesa otras cuestiones , como la antigüedad del parque, (incluido el municipal, como la flota de autobuses o los vehículos oficiales), la promoción de la movilidad eficiente mediante campañas de concienciación; la promoción de las energías alternativas, con beneficios fiscales; mejorar y ampliar la zona de recarga de coches eléctricos; trabajar en la movilidad laboral; promover la movilidad en dos ruedas…

Los conductores ya han demostrado otras veces su solidaridad, aceptando medidas que se entendían como extraordinarias, como fue la reducción de la velocidad a 110 km/h por cuestiones de eficiencia energética. Ahora, el usuario ve de nuevo que se reduce la velocidad en las vías madrileñas, y que se restringe el aparcamiento, de momento... ¿Qué se puede hacer para evitar esta situación en el futuro? ¿Seguiremos viendo cómo se toman decisiones de urgencia, sin antes haber estudiado otras medidas preventivas? ¿Es necesario que los usuarios, ya sean conductores, comerciantes, empresas, trabajadores… se vean perjudicado por escenarios como los vividos estos días?

Desde el RACE creen que ha habido tiempo suficiente, desde su aprobación, para planificar y trabajar en la posibilidad de sufrir una situación así que redujera sus consecuencias, y se explicara sus motivos. Las críticas de usuarios y de otras instituciones de falta de información, como Fomento o la Comunidad de Madrid, demuestran que no ha sido así, mientras que por ejemplo, las operadores de aplicaciones móviles de pago de la zona SER sí fueron informadas a última hora de la noche. Y esa es la parte en la que se debe trabajar, de forma que el derecho a la movilidad no se vea afectado, con el consiguiente perjuicio. Las medidas extraordinarias requieren análisis, consenso, y sobre todo, una importante labor de comunicación, pedagogía y coordinación, que en las últimas horas no se ha producido. No parece que las redes sociales, para una medida así, sea el canal más apropiado para notificar estas restricciones.

El equipo del Real Automóvil Club de España, que ha venido colaborando con el Ayuntamiento de Madrid desde siempre, continúa estando a disposición del Consistorio para la mejora de la movilidad y la Seguridad Vial, un ofrecimiento que se ve incrementado ante las cientos de llamadas que están recibiendo por parte de los socios del RACE en las que les piden buscar soluciones.

| Fuente: RACE | Alcance: España

Accede a nuestro foro: