19 ago. 2015

Los coches más extraños de Peugeot


Debido a su propia naturaleza, los concept cars adelantan novedades técnicas, de diseño o globales que el producto futuro adaptará. Peugeot cuenta con más de 80 conceptos presentados a lo largo de sus dos siglos de historia y algunos de ellos han supuesto auténticos puntos de inflexión por anticiparse años a la tendencia automovilística.

Más de quince años antes del inicio de la comercialización del iOn, Peugeot ya imaginó el futuro de la movilidad urbana. Para ello, en el Salón de París de 1994, mostró al mundo el Peugeot iOn concept, un vehículo ultracompacto, con un diseño colorista y original y, lo más destacado, un elevado componente tecnológico. Tanto su motor eléctrico como su avanzado equipamiento para la época (lector de CD, pantalla LCD) lo convertían en un ejercicio futurístico. Como curiosidad, las puertas de este iOn se abrían de forma automática con un sensor como reflejo de su espíritu urbano. Esta funcionalidad estaba pensada para no tener que volver a pelearse nunca con las bolsas de la compra a la hora de encontrar las llaves en los bolsillos.




Peugeot 206 Escapade, anticipando el crossover urbano
El Peugeot 206 Escapade concept recogía el testigo del 205: mostrar variaciones de la silueta berlina del Peugeot 206. El espíritu del Peugeot 206 Escapade es el mismo que inspiró, años después, el actual 2008. Sobre un vehículo del segmento B, ofrecer una variación de estética más robusta y todocamino, con óptima habitabilidad interior pero compacto y con sus códigos de diseño originales reconocibles. El objetivo era llegar con un mismo modelo a todo tipo de clientela.

Peugeot 806 Runabout: el mundo náutico y el automóvil, de la mano
El Peugeot 806 Runabout ha sido una de las apuestas conceptuales más avanzadas de Peugeot. Desarrollado en 1997 por la Oficina de Diseño Avanzado de Peugeot, este concept car es un híbrido de vehículo y el mundo náutico. Su concepción es la reinterpretación de un coche bajo los principios de un barco. Para ello, presenta rasgos de diseño inspirados en este universo y su nivel de calidad lo situaba en el alto de gama.

Su silueta, en definitiva, emulaba la de una embarcación. Con el tiempo, más allá de su espíritu, este concept destaca por la utilización de nuevos tipos de materiales como la madera o la búsqueda de la máxima habitabilidad: la parte trasera del vehículo escondía una fila de asientos plegables y la delantera se podía girar para dar lugar a un habitáculo de tipo salón. Una filosofía –la de convertir la vida a bordo del vehículo en una experiencia– que hoy es una máxima en todos los vehículos Peugeot.


Curiosamente, y años después, Peugeot Design Lab (el actual estudio de diseño global de Peugeot) llevó esta unión entre automóvil y náutica más lejos y diseño el Peugeot Yatch Concept, un barco de vela con una arquitectura inédita.

Peugeot SR1: presente y futuro
Uno de los concept cars más importantes de Peugeot por todo lo que adelantó. Y es que este prototipo anticipó los códigos estéticos actuales que Peugeot implanta en toda su oferta de vehículos. Así, el mismo año en que Peugeot celebró su 200 aniversario, también mostró al mundo el Peugeot SR1 e introdujo a Peugeot en el tercer siglo, tanto de su historia propia como del automóvil. El frontal del Peugeot SR1 se ha acabado implantando en la gama actual. El rasgo más característico es el emblema del león escarbado en el capó y que parece esculpido sobre el mismo. Y modelos como el Peugeot 308 hacen uso de las ópticas LED para dibujar una mirada que el Peugeot SR1 ya adelantó. La gama actual no se entendería sin este Peugeot SR1 concept.



| Fuente: Peugeot