14 jul. 2015

Skoda amplía su factoría de motores con un centro de emisiones


Skoda va a construir un nuevo Centro de Emisiones en Mladá Boleslav. En colaboración con el Grupo Volkswagen, el fabricante invertirá más de 11 millones de euros en la ampliación del Centro de Motores, abierto en 2014. La inauguración del nuevo centro está programada para julio de 2016. El nuevo Centro de Emisiones tendrá un papel clave en la reducción de las emisiones de los nuevos modelos de Skoda durante los próximos años.

La primera piedra del 'Emissions Centre South' en la sede del Centro de Desarrollo de Skoda fue colocada en una ceremonia oficial a la que asistieron Frank Welsch, miembro del Consejo de Dirección de Skoda, Jaroslav Povsik, presidente del sindicato de Skoda, y otros representantes de Desarrollo Técnico y del Grupo Volkswagen. De los más de 11 millones de euros de inversión total, 6,4 millones se destinarán a la construcción del nuevo edificio, mientras que los casi 5 millones restantes se utilizarán para equipar el centro con la última tecnología. Además, la compañía ha anunciado la creación de nuevos puestos de trabajo.




"En los próximos años, Skoda continuará creciendo con nuevos modelos", explica Frank Welsch, Responsable de Desarrollo Técnico del Consejo de Dirección de Skoda. "Al desarrollar nuevos coches, buscamos de forma sistemática reducir el consumo de combustible y las emisiones. Así pues, el nuevo Centro de Emisiones es un elemento clave en nuestra estrategia de crecimiento y otra importante inversión para la marca Skoda. Hemos desarrollado y fabricado motores en Mladá Boleslav durante 116 años; con la apertura del nuevo Centro de Emisiones, las competencias de la compañía en esta área se fortalecerán todavía más".

Como parte del departamento de desarrollo de propulsores de Skoda, el nuevo Centro de Emisiones estará directamente conectado con el Centro de Motores de Mladá Boleslav, que se inauguró en septiembre de 2014. En estas instalaciones, equipadas con la última tecnología de medición, Skoda podrá cuantificar las emisiones de los coches con motor de gasolina o diesel, así como los que utilizan combustibles alternativos. Las dos estaciones de medición completamente nuevas incluirán los llamados probadores de frenos biaxiales, con rodillos y sistemas de análisis. Inicialmente, cada puesto de pruebas podrá llevar a cabo hasta 15 mediciones de emisiones diarias, que se irán incrementando hasta llegar a 25 mediciones por día. El rango de temperaturas de los tests va de los -40 hasta los 65 grados.

La sostenibilidad y la protección medioambiental son elementos clave en la estrategia corporativa de Skoda, algo que se puede comprobar de forma particularmente clara en el recién lanzado Skoda Superb. Gracias a los nuevos motores más ligeros y a la aerodinámica optimizada, el nuevo modelo usa hasta un 30% menos de combustible y emite un 30% menos de CO2 que su predecesor.

En Skoda, 31 modelos de la marca ya logran unas emisiones de CO2 por debajo de los 100 g/km, y 103 emiten menos de 120 g/km. Además de los modelos GreenLine y Green tec, los coches con gas natural son una piedra angular de la estrategia de producto sostenible de la compañía. La gama Skoda incluye dos atractivos modelos G-TEC: el Skoda Octavia G-TEC y el Skoda Octavia Combi G-TEC.


El camino de Skoda está claramente definido: la movilidad ecológica debe seguir siendo asequible; tanto para el beneficio de los clientes como para el del medio ambiente. Con el lanzamiento del nuevo Skoda Superb a finales de mayo, el fabricante ya monta su gama europea entera con los modernos y ecológicos motores EU-6. Actualmente, todos los modelos de Skoda están disponibles con los últimos motores de gasolina y diesel, que incluyen los sistemas stop-start y de recuperación de energía de frenada.

Con el nuevo Centro de Emisiones, Skoda fortalecerá una vez más sus capacidades de desarrollo. El fabricante tiene el cuarto centro de desarrollo más grande de todo el Grupo Volkswagen, que además es uno de los más avanzados dentro de la industria automovilística. Skoda es el único fabricante de República Checa que no solo produce coches y componentes, sino que además los desarrolla. Para ello, el departamento de Desarrollo Técnico cuenta actualmente con alrededor de 1.700 especialistas, ingenieros, diseñadores y constructores.

Skoda cuenta con 116 años de tradición en el desarrollo y la producción de propulsores. En 1899 -cuatro años después de la creación de la compañía de producción de bicicletas-, los fundadores de Skoda, Václav Laurin y Václav Klement (L&K), añadieron por primera vez un motor auxiliar a uno de sus cuadros de bicicleta. En 1905, L&K desarrolló el primer automóvil de la compañía bajo el nombre 'Voiturette A', propulsado por un motor refrigerado por agua de dos cilindros, 7 CV y una cilindrada de 1.100 centímetros cúbicos.

| Fuente: Skoda | Alcance: República Checa