23 jul. 2015

Münchmünster, el centro tecnológico del aluminio de Audi


La nueva instalación productiva de Audi en Münchmünster se sitúa a unos 30 kilómetros al Este de la factoría principal de Ingolstadt. Piezas estampadas en caliente y en frío, componentes de bastidor de alta tecnología y elementos estructurales ligeros de aluminio, entre otros, se producen aquí para el nuevo Audi Q7. Para 2017, un total de 900 trabajadores estarán trabajando en la factoría, enviando a todo el mundo 26 millones de piezas anualmente. La unidad productiva de Münchmünster, el complejo de alta tecnología de Audi Neuburg y el futuro campus de innovación (INCampus) hacen de la factoría de Audi en Ingolstadt una gran fuerza impulsora de crecimiento en Bavaria.

"Los componentes que estamos fabricando en Münchmünster nos ayudan a perfeccionar nuestro sistema de construcción ligera", explica Hubert Waltl, responsable de Producción de Audi. Los elementos de chapa estampada en caliente y las piezas de fundición de aluminio determinan un menor peso a la vez que conservan la misma resistencia y alta precisión. "Esta es una contribución esencial a la reducción de peso en el nuevo Audi Q7, que es hasta 325 kilogramos más ligero que su predecesor. La producción en la instalación de Münchmünster es sinónimo de tecnología ultramoderna y de vanguardia", comenta Waltl.




Actualmente, más de 500 empleados trabajan, para Audi en Münchmünster, en dos o tres turnos. Desde finales de 2015, todas las áreas de manufactura producirán componentes en tres turnos diarios. Peter Mosch, presidente del Comité de Empresa de Audi, ve la expansión de Münchmünster como una prueba de responsabilidad con la región de Ingolstadt. "Este es el punto de origen del principio "A la vanguardia de la técnica" y donde necesitamos seguir concentrando la experiencia de la marca de los cuatro aros", asegura Mosch, subrayando que la estructura correcta es tan importante como la propia expansión.

A finales de 2013, Audi empezó sus operaciones en lo que inicialmente eran 31 hectáreas del Parque Industrial de Münchmünster, para la producción de elementos estructurales del chasis realizados en fundición de aluminio, piezas de estampación en caliente y frío y otros componentes del bastidor. Las inversiones en las instalaciones alcanzaron una cifra tres dígitos en millones de euros. Y es ahora cuando la producción está alcanzando un mayor ritmo.


En la maquinaria ultramoderna de la unidad de fundición en aluminio, la producción crece rápidamente. Más de 30.000 componentes estructurales se han fabricado ya en 2015, incluyendo el elemento de conexión entre los largueros laterales y los anclajes de suspensión del nuevo Audi Q7, así como los soportes de amortiguador en la nueva generación del Audi A4. El volumen total debería alcanzar aproximadamente 200.000 unidades a final de año.

En la nave de prensas, Audi está instalando actualmente un sistema de láser totalmente automatizado. Con este propósito, la compañía ha implementado nuevas tecnologías de estampación para los métodos en caliente. La "zona láser" será plenamente funcional en otoño. En total, esta instalación de Audi produce 40 diferentes piezas estampadas, tales como largueros laterales y el túnel de transmisión del nuevo Audi A4.


En lo que va de año, Audi ha producido 1,38 millones de elementos estándar en la instalación de componentes del bastidor. A final de año, esta cifra debería alcanzar los 4,6 millones de piezas, incluyendo ejes de rueda, cojinetes, discos de freno y portabujes primordialmente para los Audi A4, Audi A5, Audi A6, Audi A7, Audi A8, Audi Q5 y Audi Q7. El área tecnológica en la que Audi desarrolla toda su experiencia son las operaciones de mecanizado. El fabricante Premium está construyendo una segunda línea para ejes de rueda, con lo que en el futuro será capaz de producir el cien por cien de estos elementos en la factoría de Münchmüster.

Las ventajas de la instalación de 48,2 hectáreas en Münchmünster incluyen su proximidad a la factoría principal y las buenas conexiones de transporte a través de las autopistas federales B16 y B16a. Una conexión de ferrocarril a la línea principal ferroviaria Ingolstadt-Regensburg se planea para 2017.


Audi se declara comprometida con la protección ambiental y la sostenibilidad: por ejemplo, la compañía recupera la energía y calor en todas las áreas de manufactura y utiliza técnicas avanzadas en el sistema de purificación de aire, los sistemas de tratamiento de aguas residuales y el aislamiento acústico. Desde 1997, el esquema EMAS de Eco-gestión y comprobación de la Unión Europea ha sido la referencia ambiental para las instalaciones de Ingolstadt. La producción de Münchmünster fue plenamente validada por primera vez, de acuerdo con los criterios EMAS, en 2015.


| Fuente: Audi | Alcance: Alemania