20 jul. 2015

Gran aumento de averías por la ola de calor


El Barómetro de averías del Real Automóvil Club de España -RACE ha analizado los problemas mecánicos derivados de la ola de calor, con un aumento del 59,6% con respecto al mismo periodo del 2014. La intensidad del calor, unido a una falta de mantenimiento, provoca un mayor desfallecimiento del motor, que en muchos casos se podría haber evitado con un pequeño chequeo de seguridad y niveles antes de emprender el viaje. Respecto a los problemas detectados por el aumento de las temperaturas, destacan los casos de calentamiento del motor (que aumenta más del doble) y los de pérdida de agua (un 160% más).

El calor afecta al motor, y solo a través de su mantenimiento, y de una conducción adecuada, se puede reducir el riesgo de avería. En este sentido, los problemas mecánicos relacionados con la temperatura son muy complicados de solucionar in situ, lo que provoca un mayor perjuicio para los viajeros , que ven como el coche es remolcado a un taller, por un lado, y ellos deben continuar el viaje , o esperar la reparación , a través de los medios puestos por su asistencia en carretera mientras se soluciona la avería de su coche.



El análisis de los más de 41.000 problemas analizados por el RACE muestra un aumento de las averías relacionadas con el calor, y que en muchos casos afecta a varias partes del motor. Ante cualquier síntoma, hay que parar en un lugar seguro, y avisar a la asistencia.

Consejos mecánicos
- Revisar el nivel de refrigerante en el bote de expansión antes de un viaje, sin olvidar revisar también el nivel de aceite , ya que es fundamental para la refrigeración del motor.
- Ten cuidado al aparcar en una zona de rastrojo o monte tras una circulación prolongada: el contacto del catalizador o del tubo de escape con las zonas secas del monte pueden provocar un incendio.
- Durante el viaje, estar pendiente de los testigos de temperatura, especialmente en atascos y retenciones. Si el coche sufre un sobrecalentamiento, parar en un lugar seguro lo antes posible, apagar el motor y NO TOCAR NADA del mismo por el riesgo de quemaduras con el motor o de líquidos. Llama a tu asistencia. Y si te ha sucedido más veces, sería recomendable llevar una garrafa con agua o refrigerante en el maletero.
- El sistema de refrigeración permitirá que el interior del auto esté fresco. Si este no funciona bien, puede ocasionar que el motor se caliente más rápidamente.
- Vigila la presión, estado y dibujo de los neumáticos, ya que cogen mucha temperatura .
- Evitar conducir de forma agresiva, ya que al frenar, el calor generado por el roce con las pastillas y el calor exterior hace que su refrigeración sea más difícil. Reduciendo la vida útil por el recalentamiento, además de que el líquido de frenos también se agota.

Consejos generales para reducir el impacto del calor extremo
- El calor extremo evapora líquidos y deteriora componentes, por lo que debemos intentar siempre mantener el coche ventilado y aireado, y aparcado en zonas de sombra.
- Si dejamos el coche expuesto mucho tiempo al sol, debemos proteger el interior con un parasol y un protector del volante, lo que reducirá algo la temperatura interior
- Antes de iniciar la marcha, dejar las ventanillas y puertas abiertas durante 30 segundos, y posteriormente, encender el climatizador.
- Evitar viajar en las horas de más calor del día, sobre todo si viajamos con niños, con personas mayores, incluso con animales de compañía, que sufren mucho.
- Proteger las ventanillas traseras con protectores solares, para evitar el sol directo. Combate el calor con ropa cómoda y traspirable , gafas de sol y haz paradas regulares en largos viajes parta descansar e hidratarte .
- Mantener una temperatura en el interior del habitáculo entre 21 -22 grados de manera continua, intentando evitar poner el chorro del aire nos den directamente en el cuerpo. Abrir las ventanillas periódicamente para evitar un ambiente muy reseco.

| Fuente: RACE | Alcance: Alemania