29 jul. 2015

Consejos para que no tengas sorpresas al alquilar tu coche este verano


Cada vez son más las personas que se decantan por alquilar un coche en sus vacaciones. La comodidad, la libertad y el ahorro son tres de los factores que más valoran los que optan por este servicio que está experimentando una demandada creciente. Así lo demuestra el desarrollo del sector del rent a car en España, que tras aumentar un 4,3% en 2014, este año repuntará un 5% más.

Ante este incremento, Hertz ha creado un decálogo con consejos para evitar sorpresas al alquilar un coche en verano, la época del año donde más se demanda este servicio.



1. Reservar con antelación y realizar el check in online: especialmente en temporada turística alta, realizar la reserva con antelación es la mejor manera de asegurarse el alquiler idóneo y de optar a mejores ofertas. La gran cantidad de compañías hace que la búsqueda online sea la mejor opción para comparar precios. Además de realizar el pago a través de internet, es recomendable realizar el check in online para acortar el tiempo en la oficina y empezar a disfrutar cuanto antes de las vacaciones.

2. Elegir el coche adecuado: las compañías de alquiler ofrecen una gran cantidad de posibilidades, desde pequeños utilitarios a monovolúmenes, berlinas o descapotables. Es importante tener en cuenta el tamaño y las características del coche para encontrar el que se adapte mejor a las necesidades del cliente.

3. Comprobar los requisitos mínimos: no todas las compañías exigen los mismos requisitos a la hora de alquilar un coche. Debe comprobarse la edad mínima del conductor, la antigüedad del carné, que debe ser de, al menos, un año y el conductor, además, debe disponer de una tarjeta de crédito a su nombre. En el caso del alquiler de coches de alta gama la edad mínima del conductor y la antigüedad del carné suelen incrementarse. Asimismo, para alquilar este tipo de coches, suelen requerirse dos tarjetas de crédito, por lo que siempre es conveniente leer atentamente los términos y condiciones en cada caso.

4. Prestar especial atención a los seguros del coche: las pólizas están detalladas en el contrato y es imprescindible leerlas con detenimiento antes de llevar a cabo el alquiler. Las compañías incluyen la cobertura parcial de daños por colisión y por robo a través de franquicia, y ofrecen la posibilidad de ampliar la prestación del seguro, incluyendo asistencia, lunas o ruedas. Por seguridad y tranquilidad, se aconseja contratar un seguro adicional, leyendo eso sí, la letra pequeña del mismo.

5. Asegurarse de las condiciones del kilometraje y de la política de combustible: el kilometraje ilimitado es la mejor opción, sobre todo, si se van a recorrer grandes distancias. En cuanto a la gasolina, las compañías suelen entregar el depósito lleno y, en el caso de que no se devuelva de la misma manera, se aplica un cargo equivalente al coste del combustible y al coste que supone repostar el coche en la gasolinera. Los clientes que prefieran evitar pasar por una gasolinera de camino al aeropuerto, pueden optar por la comodidad de prepagar el combustible en el momento de la recogida del coche.

6. Considerar el alquiler de accesorios y la opción de incluir a un segundo conductor: sistemas de retención infantil, WiFi, GPS o manos libres son algunas de las alternativas que ofrecen las rent a car con el objetivo de facilitar el viaje a sus clientes. Es importante valorar la posibilidad de incluir un conductor adicional en el contrato, que pueda turnarse con el conductor principal, sobre todo, en el caso de viajes de larga distancia.

7. Valorar en qué oficina recoger y devolver el coche: las compañías de alquiler ofrecen la opción de recoger el coche en una oficina y devolverlo en otra, lo que muchas veces se adapta mejor al trayecto del viaje, y evita al conductor tener que hacer kilómetros innecesarios. Es importante tener en cuenta que en aeropuertos y estaciones de trenes los horarios de apertura de las oficinas alquiladoras son más amplios que los de aquellas a pie de calle.

8. Revisar el estado del coche: en el momento de la entrega del coche, es imprescindible comprobar que se encuentra en perfectas condiciones y que la carrocería no presenta ningún desperfecto. En el caso de que exista el más mínimo roce, este debe quedar reflejado en la hoja de inspección.

9. Exigir copia de toda la documentación firmada: el cliente debe tener un ejemplar del contrato y de la inspección que se realiza al coche antes de que comience el alquiler. Esta documentación se debe conservar al menos hasta un mes después por si surge cualquier problema con la compañía. También debe exigirse el parte de accidente y el manual de instrucciones del coche.

10. Cuidar el coche: debe devolverse como se entregó. Muchas compañías sancionan a los clientes que no han sido cuidadosos con hasta 50 euros dependiendo del grado de suciedad. Fumar dentro del coche también está sancionado por algunas empresas.

| Fuente: Hertz