1 jun. 2015

Volkswagen abre otra fábrica más en China


El Grupo Volkswagen sigue aumentando su capacidad de producción en China. El último ejemplo de ello es la nueva planta de Shanghai-Volkswagen (SVW) en la ciudad de Changsha, al Sur del país, inaugurada el pasado domingo por Jochen Heizmann, miembro del Consejo de Dirección de Volkswagen AG y presidente del Grupo Volkswagen en China. Esta planta supone la fábrica número 119 del Grupo en todo el mundo y la vigésima en China.

"China no solamente representa el mercado más grande e importante para el Grupo Volkswagen, sino que se ha convertido también en el segundo mercado doméstico. Queremos crecer en todo el país como una compañía con raíces locales", destacó Jochem Heizmann. "La factoría de Changsha supone un paso clave en nuestra estrategia 'Go South' para China. Esta nueva instalación nos acercará a nuestros clientes chinos y también mejorará la calidad de nuestra cadena de suministro".




La nueva planta de producción de Changsha, situada a unos 900 kilómetros al Oeste de Shanghai, arranca la producción del nuevo Volkswagen Lavida solo dos años después de empezar su construcción. Otros modelos de Volkswagen y ŠKODA seguirán al Lavida en el futuro. La capacidad total de producción de esta planta es de 300.000 coches anuales y se han creado más de 4.000 nuevos empleos, a los que se suman otros 4.000 correspondientes al parque de proveedores anexo.

La fábrica de Changsha es la primera planta de producción de la 'joint venture' Shanghai-Volkswagen que recibe el premio "Triple Star Green Building Desing Award", el reconocimiento estatal más importante para las factorías más ecológicas. Gracias a su sistema de pintado en seco (E-scrub), el consumo de agua y energía se reducirá en más de un 20%. El exceso de partículas se filtra a través de un sistema ecológico mediante un sistema precipitador electrostático. Además, el consumo de agua en el proceso de producción se ha reducido en un 20% en comparación con los procesos convencionales gracias al uso de agua de lluvia y agua reciclada proveniente del proceso de producción. Las instalaciones solares generan más de 10.000 MWh de energía ecológica. Además, también se genera energía a través de plantas hidroeléctricas locales. La producción de la planta de Changsha será por lo tanto neutral en cuanto a emisiones de carbono.

Volkswagen opera en el mercado Chino desde hace más de 20 años y se sitúa entre los pioneros occidentales dentro del sector automovilístico. En 2014, y junto a sus dos joint ventures FAW-Volkswagen y Shanghai-Volkswagen, la compañía entregó unos 3,7 millones de coches en China, lo que significó un incremento del 12,4% respecto al año anterior. El Grupo Volkswagen invertirá junto a sus socios más de 22.000 millones de euros en China hasta 2019.

| Fuente: Volkswagen | Alcance: China