1 jun. 2015

Ford prueba un servicio de alquiler de coches con aparcamientos garantizados


Ford comenzará a poner a disposición del público londinense su servicio de car-sharing GoDrive. Este servicio ofrece acceso flexible, práctico y asequible a una flota de coches para trayectos de una sola dirección con estacionamiento sencillo en toda la ciudad.

El proyecto comenzó siendo uno de los más de 25 experimentos que componen Ford Smart Mobility, el plan de Ford para utilizar tecnología e innovación que lleve a la compañía a un nivel superior en materia de conectividad, movilidad, coches autónomos, experiencia de usuario y Big Data. La experiencia piloto fue City Driving On-Demand. La aplicación presentada al público se llama GoDrive.



Se calcula que la industria del car-sharing supere los 5.500 millones de euros de aquí a 2020. Ford lanza GoDrive centrándose en usuario bajo demanda para obtener información sobre tendencias emergentes de movilidad y hábitos de car-sharing de los usuarios. Ford está estudiando la conveniencia de los servicios de car-sharing trabajando con los londinenses para comprender mejor sus necesidades de movilidad y sus patrones de desplazamiento y estacionamiento.

"Conforme la congestión circulatoria en las ciudades aumenta, la gente se abre cada vez más a nuevos métodos de movilidad, y el car-sharing está demostrando ser un modelo atractivo", asegura Ken Washington, vicepresidente de Investigación e Ingeniería Avanzada de Ford. "Un factor fundamental que permite ofrecer servicios de car-sharing efectivos es aprender junto a estos conductores cuáles son las maneras más efectivas de satisfacer sus necesidades y expectativas y de complementar su infraestructura de transporte existente".

GoDrive está concebida como una plataforma que complemente sistemas de transporte ya existentes para consolidad desplazamientos integrados y es el único sistema de car-sharing en ofrecer trayectos de sentido único con estacionamiento garantizado. Su enfoque de pago por uso, emplea tarifas por minuto que cubren las tasas de circulación londinense, el seguro y el combustible. Los usuarios utilizan una aplicación de smartphone para reservar el coche y acceder al él con facilidad. La mitad de la flota está compuesta por unidades del Focus Eléctrico.

El programa piloto arrancó con 100 usuarios registrados que tuvieron acceso a unidades del Focus Eléctrico de cero emisiones o del eficiente Fiesta EcoBoost 1.0 litros ubicados en zonas de estacionamiento seguras cercanas a las principales zonas de transporte público, tales como las estaciones de Waterloo y Victoria. Ford invita ahora a 2.000 personas a registrarse en un servicio gratuito expandido que dispone de 50 coches distribuidos en 20 localizaciones.

GoDrive también destaca por su evaluación continua y su mejora a través de aprendizaje estructurado. Se añadirán nuevas características al servicio a partir del feedback de los usuarios.

Se calcula que, solo en el Reino Unido, el sector de car-sharing crecerá en un 23 por ciento entre 2013 y 2025**. Un reciente estudio encargado por Ford que encuestó a 5.500 habitantes de las principales ciudades europeas concluyó que la mayoría de la gente considera su trayecto más estresante que su propio trabajo. Un 80 por ciento de los londinenses dice que llega tarde al trabajo al menos una vez al mes debido a atascos***.

"Nuestros estudios revelan que los clubs de car-sharing son considerados como poco flexibles en lo referente a reservas, tiempos de servicio y ubicaciones de devolución del coche. Características como los viajes de un solo sentido y el pago por uso amplían el número de ocasiones en las que los usuarios querrían utilizar un servicio de car-sharing y podrían revolucionar el sector", afirma Alicia Agius, jefa de proyecto de GoDrive para Ford Europa. "Cada vez más conductores consideran GoDrive como un servicio clave que puede aportar un valor añadido a los habitantes de entornos urbanos gracias a su enfoque flexible".

Desde su lanzamiento a principios del año pasado, el feedback sobre este experimento ha sido muy positivo, ya que la mayoría de usuarios iniciales se declaran optimista acerca del futuro de Ford en el creciente sector del car-sharing. Los usuarios han destacado tecnologías actuales en la gama de coches Ford como el Ford SYNC y las tecnologías de ayuda al estacionamiento como factores clave del proyecto.

Los usuarios también han destacado la utilidad del sistema de pago por uso que incluye la Tarifa de Congestión de Londres (que cuesta actualmente 11.50 libras). Los usuarios se pueden familiarizar con el coche durante un plazo gratuito de cinco minutos. El coste de cada recorrido se especifica en la aplicación.

Con el experimento en fase beta, Ford espera poder ampliar el éxito inicial y obtener más información acerca del comportamiento de los usuarios que pueda servir para mejorar la experiencia de usuario. Se estudiarán, por ejemplo, diferentes opciones de tarifas para fin de semana y días completos, así como opciones de estacionamiento en la calle y en parking.

Ford también está explorando experimentos de car-sharing en Alemania, India y EE.UU que ayudarán a la compañía a determinar la mejor manera de servir a los usuarios globales a enfrentarse a nuevas opciones de movilidad en el futuro. Otros experimentos de car-sharing incluyen:

- Ford Carsharing, Alemania: el primer programa de car-sharing impulsado por un fabricante que cuenta con el apoyo de concesionarios. Lleva funcionado dos años y recientemente se ha ampliado a 40 concesionarios de 67 ciudades con 135 ubicaciones. En colaboración con la empresa de car-sharing Flinkster, el servicio permite a los usuarios de Ford Carsharing acceder a cerca de 3.600 coches Flinkster, y los 270.000 usuarios de Flinkster pueden utilizar la flota de Ford. Desde 2015, los usuarios pueden acceder a los coches mediante una aplicación de smartphone en vez de con una tarjeta de usuario
- Share-Car, Bangalore, India: Ford trabaja con Zoomcar para probar un concepto de carsharing que permitiría a pequeños grupos, ya sea compañeros de trabajo, familias, etc., compartir un coche entre múltiples trabajadores. Este enfoque ayuda a los usuarios que no se pueden permitir un coche pero sí quieren disfrutar de los beneficios de ser propietario de uno. Se espera que el programa piloto se amplíe a dos comunidades más este año.
- Car Swap, Dearborn, EE.UU: Un experimento que utiliza coches de la flota Ford. Los empleados participantes utilizan una aplicación móvil que les permite buscar un coche que se ajuste a sus necesidades y negociar los términos del cambio. El experimento ofrecerá un entendimiento más profundo de cómo Ford puede ayudar a que el intercambio de coches sea más fácil.
- Dynamic Shuttle, Nueva York y Londres: Explora un servicio que ofrece recogida y destino bajo demanda. El experimento busca entender mejor las dinámicas sociales y requisitos de desplazamiento del transporte compartido.

| Fuente: Ford | Alcance: Inglaterra