24 jun. 2015

El controvertido tema de la conducción y las gafas de sol


Las fuertes horas de luz del verano pueden ser un riesgo en la conducción debido a los deslumbramientos que podemos tener en horas de amanecer y atardecer y por la fatiga visual que podemos padecer al conducir con alto índice de luminosidad en las horas centrales del día. El 20% de los conductores no usan nunca gafas de sol al conducir, un elemento muy recomendable para ayudarnos a no fatigar nuestra vista y que reduce el riesgo de deslumbramiento o ceguera temporal aumentando nuestra seguridad vial, según Formaster, Asociación Española de Formadores en Seguridad Vial.

Muchos conductores lo desconocen pero las gafas de sol son el mejor elemento para evitar riesgos de accidentes por deslumbramientos o cegueras en momentos de exceso de luz durante nuestra conducción. Y es que, según los últimos datos de accidentabilidad en España (de 2013), el 5% de los accidentes con víctimas en España suceden en las horas del crepúsculo, a la salida y puesta del sol (cuando el astro está más bajo y puede deslumbrarnos si conducimos de frente). El accidente más común es de colisión frontal en carreteras de doble sentido o de alcance por detrás si es en autopistas o autovías, el 16% de los accidentes es por salida de la calzada y el 2% por atropello.



Pocos conductores saben y conocen cuales son las mejores gafas de sol para conducir. Lo primero que hay que recordar es el uso de gafas de sol homologadas y con cristales polarizados, etiquetadas con el símbolo CE. Y es que las gafas que tienen diferentes grados de absorción de los rayos ultravioletas (UV) y rayos infrarrojos (IR) y con ello son recomendables en diferentes momentos. Gracias a los cristales polarizados tendremos visión más nítida, desaparecerán los molestos destellos que pueden surgir por algún elemento en la calzada (las señales o nuestro propio coche) y evitamos la fatiga visual.

"Igual que es peligroso conducir con lluvia o con niebla, conducir con el sol de frente es igual o más peligroso porque pierdes la visión de lo que tienes delante, lo que amplia el riesgo a tener un accidente", explica Anselmo Murado, Presidente de Formaster.

¿Cuál es la gafa de sol más recomendable para conducir?
En el mercado hay una clasificación de cinco tipos de gafas de sol según su filtro solar. Por un lado están las gafas de filtro solar 4, es decir con más del 92% de absorción de UV, que se recomiendan para navegar o esquiar y su uso en la conducción está prohibido y sancionado. Las gafas de sol con filtro solar 3, y una absorción del 82 al 91%, y que son las ideales para los conductores en días soleados de verano o zonas de alta montaña o para la playa. Aquellas gafas de sol que tienen una absorción del 56% al 80% de rayos UV, es decir filtro solar 2, son las perfectas para días soleados de otoño e invierno cuando tenemos una luminosidad media y el sol no es tan fuerte y directo. Las gafas de sol con protección 1 y un índice menor al 56%, son para días nublados o de luminosidad baja. Por ello en verano es recomendable el uso de gafas de sol con cristales que tengan una absorción de rayos ultravioletas entre el 80 y el 90%.

Si hubiera que buscar el mejor cristal para nuestras gafas de sol este debe ser el más natural posible y siempre se recomiendan cristales grises o de tonalidad azulada o marrones. Son estos cristales los que menos desvirtúan los colores naturales por lo que siempre veremos correctamente los colores de las señales, semáforos o indicadores de otros coches como luces de freno o intermitentes.

Desde Formaster quieren recordar que las gafas de sol no pueden usarse en conducción nocturna o en largos túneles porque nos hace perder agudeza visual. Aunque si hay que tener en cuenta un problema y es a la salida de los túneles que si están mal iluminados podemos tener un fuerte deslumbramiento a la salida por la llegada de un deslumbramiento o situación de ceguera temporal durante unos segundos hasta que el ojo se adapta a la nueva situación de luminosidad.

Diez actuaciones a tener en cuenta cuando se conduce con sol de frente y así evitar deslumbramientos
1. Usa para conducir gafas de sol polarizadas y con cristales de color azulado.
2. Cuando nos deslumbre el sol mantener la trayectoria del coche y disminuir la marcha. Nunca dar un frenazo de golpe.
3. Si conducimos con el sol de frente y nos deslumbra es recomendable parar y esperar cinco minutos a que el sol cambie de dirección.
4. Si conducimos muchas horas con alta luminosidad o con sol de frente reduce tu velocidad y realiza paradas regulares para descansar la vista.
5. Colaboración de las personas que vienen de frente con las luces cortas para que tengan una nueva referencia. Es una forma de que los conductores te vean mejor si tienen el sol de frente.
6. Comprar las gafas en ópticas y tiendas homologadas donde nos recomendarán la mejor para cada uno de nosotros y para cualquier situación.
7. El parasol debe ser siempre extensible y abatible o movible pero su uso debe ser sólo en momentos puntuales de gran deslumbramiento pues nos quita campo de visión.
8. Nunca conducir con gafas de sol por las noches o en zonas oscuras como los túneles.
9. Ten limpios los cristales delanteros. La suciedad aumenta el riesgo de que tengamos deslumbramientos y reduce nuestro campo de visión.
10. Cuida tus ojos en todo momento. Acude anualmente a una revisión ocular al oftalmólogo o óptico.

| Fuente: Formaster | Alcance: España