6 may. 2015

Los SUV serán los primeros coches en estrenar el nuevo compuesto a base de sílice de Goodyear

Con este compuesto se persigue reducir el consumo, algo muy elevado en estos coches con ruedas grandes.


Goodyear anuncia que ha comenzado a utilizar sílice de nueva generación para aumentar la eficiencia del combustible en sus neumáticos. Esta nueva sílice será utilizada en primer lugar en un neumático del segmento SUV, cuyo lanzamiento a los mercados latinoamericanos se producirá este mes. Durante el próximo año los neumáticos que contienen esta sílice se introducirán también en otras regiones.

Durante más de una década, los investigadores de Goodyear han trabajado con PPG Industries para estudiar los efectos de la sílice tratada químicamente sobre el rendimiento de los neumáticos. El objetivo era mejorar, aún más, la resistencia a la rodadura sin que ello tuviera ningún efecto perjudicial sobre la tracción en condiciones de lluvia. En el nuevo neumático SUV de Goodyear, esta sílice de última generación se utilizó en un nuevo compuesto de banda que, unido a un nuevo dibujo de la misma, dio como resultado una mejora en la resistencia a la rodadura y una mejor tracción sobre mojado.




"En todo el mundo, nuestros clientes demandan neumáticos con mayor eficiencia de combustible, sin que se vean afectados otros aspectos de rendimiento" ha declarado David Zanzig, director de Global Materials Science en Goodyear. "Nuestros científicos dedicados al desarrollo de los materiales han trabajado en equipos multifuncionales y, junto con los ingenieros de diseño y de estructura del neumático, han logrado una solución integral que optimiza las prestaciones. Esta nueva sílice desempeña un papel esencial a la hora de satisfacer las necesidades de nuestros clientes".

La sílice se usa como compuesto de refuerzo en las mezclas para bandas de neumáticos. Comparada con el negro de carbón, un compuesto tradicional de refuerzo para neumáticos, la sílice reduce la resistencia a la rodadura. Asimismo, la menor resistencia a la rodadura conlleva una mejora en la eficiencia de combustible del vehículo.

Además, el procesamiento de esta nueva sílice –comercializada por PPG Industries como sílice AGILON de altas prestaciones– ha demostrado tener ventajas que también benefician al medio ambiente. Al ser más fácil de mezclar en compuestos, las fábricas pueden consumir menos energía en el proceso de producción de neumáticos y reducir las emisiones.

En su esfuerzo para crear neumáticos más ecológicos, Goodyear ha explorado sus opciones con sílice. El año pasado Goodyear llegó a acuerdos de suministro para la compra de sílice derivada de la ceniza que queda tras la incineración de la cascarilla del arroz.

"Aunque ninguna de entre todas las nuevas fuentes de sílice tiene capacidad suficiente para satisfacer nuestra demanda total, cada una de ellas juega un papel importante en nuestra lista de pedidos de materiales y mientras continuamos creando neumáticos mas ecológicos", ha destacado Zanzig.

| Fuente: Goodyear