12 may. 2015

El escenario de las 24 Horas de Nurburgring acoge el WTCC

El sábado por la mañana, los participantes se enfrentarán en el circuito de 25,947 km, reuniendo el trazado del Gran Premio y el mítico Nordschleife.


Junto con Mónaco, Indianápolis o Le Mans, el Nürburgring forma parte de las pistas míticas para todo amante del automovilismo. Desde su construcción a finales de los años 20, el circuito de la región de Ahrweiler ha sufrido numerosas modificaciones, pero ha conservado su alma con el famoso Nordschleife. La parte norte –conocida como el Infierno Verde– sigue siendo una referencia para los aficionados al pilotaje. Unida al trazado moderno utilizado para el Gran Premio de F1, forma un conjunto de 25,947 km: la Gesamtstrecke ("la distancia total").

El circuito es inusual no solamente por su longitud, sino también por sus componentes. Incluye 170 curvas de todos los tipos. La zona inicial del Nordschleife, la Flugplatz, ofrece un primer reto a la habilidad del piloto, con una colina que oculta una doble curva a la derecha que debe tomarse a toda velocidad… En comparación, la horquilla Karussell, con su firme resbaladizo, resulta casi sencilla. Para completar una vuelta, los pilotos deben recorrer una larga recta de varios kilómetros, para la que deben ir a todo gas durante 40 segundos, alcanzando velocidades de más de 250km/h.




Aterrador y fascinante a partes iguales, el gran Nürburgring será el escenario de la 7ª y 8ª carreras del Campeonato del Mundo FIA de Turismos 2015. Para preparar esta cita especial, los participantes tomaron parte en un día de entrenamientos colectivos el 28 de abril. Para el equipo Citroën Total, este ensayo sirvió para dos objetivos, permitirles encontrar los mejores reglajes para los C-Elysée WTCC y ofrecer a los pilotos la oportunidad de hacer tantos kilómetros como fuera posible.

José María López, Sébastien Loeb y Ma Qing Hua marcaron los tres mejores tiempos del día, por delante de Gabriele Tarquini y de su compañero Yvan Muller. Pero este fin de semana empezarán todos de cero. A cada paso, los pilotos tendrán que evitar las muchas trampas del circuito, lidiar con las siempre impredecibles condiciones meteorológicas y preparar sus ataques a la perfección.

José María López, que ya ha ganado tres carreras este año, está considerado el favorito después de marcar un crono de 8:38.027 el día de test. "Este circuito es impresionante. Entiendo que sea tan famoso. Para apreciarlo realmente hay que tener confianza en tu pilotaje y en tu coche", explica Pechito. "Así fue hace dos semanas, cuando me sentí totalmente en sintonía con mi Citroën C-Elysée WTCC. Espero sentir lo mismo este fin de semana. He trabajado mucho para prepararme para esta prueba, haciendo muchas vueltas con el simulador de Citroën Racing. Me siento lo mejor preparado posible".

El Nordschleife es el terreno de caza natural para un expiloto de rallys. Sébastien Loeb lo demostró al terminar muy cerca de los tiempos de López en el test. Segundo en la clasificación general después de seis carreras, el nueve veces Campeón del Mundo de Rallys intentará reducir diferencias con su compañero en esta prueba. "El Hungaroring fue frustrante para mí. Quiero volver a ganar, o al menos subir al podio. Nos enfrentamos a un circuito impresionante. Es muy emocionante pilotar allí. Si quieres ser rápido debes usar toda la pista, pero la hierba de la barrera de seguridad está tan cerca que hay muy poco margen de error. Los tiempos estuvieron muy igualados en los tests. Veremos cómo han progresado los distintos pilotos usando los datos recogidos".

Yvan Muller, cuya actuación en Hungría le colocó a 10 puntos de Loeb, no es uno de los mayores fans del circuito alemán, pero eso no le impedirá hacer todo lo posible: "El test fue duro, reduje distancias con mis compañeros durante el día, pero la diferencia aún es muy grande para mi gusto. Tendré que juzgar cuándo atacar y cuándo correr riesgos e intentar preparar la mejor estrategia para conseguir el máximo de puntos en ambas carreras".

Ma Qing Hua también está entre los principales rivales, tras marcar el tercer mejor tiempo en el test. El piloto chino se ha enamorado del Nordschleife y está decidido a volver al podio: "Todo piloto debería venir a pilotar aquí un día. Creo que los coches del WTCC darán un gran espectáculo y estoy contento de formar parte de él. A final de abril me sentía genial con mi C-Elysée. Iba muy cómodo. Si todo va bien con mis salidas, creo que podré competir por uno de los primeros puestos".

El programa
Los pilotos del FIA WTCC saldrán a la pista el jueves para una hora de entrenamientos libres a las 11.30 a.m. Se celebrarán otras dos sesiones libres, también de una hora, el viernes, a las 8.15 y a las 11.55 a.m., pero los pilotos no podrán repostar. La calificación tendrá lugar con un formato distinto al habitual, una única sesión de una hora para todos los participantes a las 6.20 p.m. Los cinco primeros recibirán los puntos extra que normalmente se otorgan a los que entran en la Q3 y la parrilla de la carrera 2 será para los diez primeros en orden inverso. Se realizará un warm-up a las 8.05 a.m. del sábado para permitir a los pilotos aclimatarse a las condiciones. Las dos carreras, que durarán 3 vueltas (77 km), están previstas para las 11.15 a.m. y las 12.15 p.m. Las 24 Horas del Nürburgring empezarán a las 4 p.m.


| Fuente: Citroen